"No podemos pedir comportamiento legal a los ciudadanos si el Estado no cumple la ley": la crítica de la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, al manejo de las protestas contra Maduro

Luisa Ortega Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Luisa Ortega ha fungido como fiscal general de Venezuela desde diciembre de 2007.

En una nueva jornada de protestas violentas en Venezuela, la fiscal general del país, Luisa Ortega, volvió a distanciarse del gobierno del presidente Nicolás Maduro, confirmándose como la voz pública más crítica del oficialismo.

"No podemos pedir un comportamiento legal y pacífico a los ciudadanos si el Estado toma decisiones que no están de acuerdo a la ley", dijo Ortega en una entrevista que publicó este miércoles el diario estadounidense The Wall Street Journal.

Ortega quebró la aparente solidez del oficialismo hace un mes al criticar las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) por las que este órgano asumía parte de los poderes de la Asamblea Nacional, controlada por la oposición, y que generaron la actual ola de protestas que ha dejado más de 30 muertos; la última este miércoles, según confirmó la propia Fiscalía.

"Se evidencian varias violaciones del orden constitucional y desconocimiento del modelo de Estado", dijo entonces Ortega, que días después llamó a rebajar la confrontación entre gobierno y oposición y a respetar el debido proceso y el derecho a la manifestación pacífica.

Durante los 18 años de gobiernos chavistas, cada vez más las diferentes ramas del poder estatal han sido vistas por los críticos como parte de una estructura oficialista homogénea que responde al Ejecutivo.

La oposición ha criticado la dura represión de las protestas por parte de las fuerzas de seguridad del Estado en el último mes. El gobierno tilda de acciones "terroristas" los actos vandálicos de algunos manifestantes.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Las manifestaciones de la oposición en Venezuela casi siempre han desembocado en enfrentamientos con la policía antimotines.

Desde que se posicionó públicamente como voz crítica, la oposición ha aprovechado la figura de Ortega para ilustrar las diferencias dentro del chavismo por las últimas decisiones del Ejecutivo.

La última fue el lunes, cuando el presidente Maduro convocó a una Asamblea Constituyente para reformar el Estado y redactar una nueva Constitución.

En su entrevista con The Wall Street Journal,Ortega defendió la Carta Magna de 1999 que ahora pretende modificar el gobierno.

"Esa Constitución es insuperable. Es la Constitución de (Hugo) Chávez", dijo Ortega, en línea con otros chavistas que no ven con buenos ojos la reforma que pretende ahora Maduro.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption La voz de Ortega ha sido una de las más críticas hacia la administración de Nicolás Maduro de la que forma parte.

La fiscal mandó también un mensaje conciliador en un momento de gran tensión y polarización en Venezuela.

"Es hora de entendernos. Es hora de hablar y negociar. Eso significa que uno tiene que tomar decisiones por el bien del país", instó Ortega.

En una entrevista con BBC Mundo la pasada semana, la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, respetó la postura disidente de Ortega.

"La Fiscalía General de la República debe mantener una posición imparcial, debe mantener una posición no partidista. A veces habrá decisiones que agraden y a veces que no agraden, pero hay que respetarla", dijo la ministra de Exteriores.

Temas relacionados

Contenido relacionado