El preso que intentó escapar de una cárcel de Honduras vestido de mujer

Francisco Herrera Argueta disfrazado Derechos de autor de la imagen Policía de Honduras
Image caption El disfraz de Francisco Herrera Argueta no engañó a los guardias de la cárcel de San Pedro Sula.

Se vistió con una falda larga, peluca rubia, lentes de sol y pechos falsos para engañar a los guardias de la prisión de San Pedro Sula, en Honduras, y escapar.

Francisco Herrera Argueta, de 55 años, incluso se tomó la molestia de pintarse con lápiz labial y las uñas de color rosa.

Vistiendo este disfraz de mujer, trató de salir junto con familiares de otros reclusos que estaban de visita en la cárcel de máxima seguridad, el domingo en la tarde.

Pero su plan se frustró cuando los guardias notaron su manera inusual de caminar, ya que según medios locales, llevaba tacones y no los dominaba bien.

También se dieron cuenta de que tenía voz de hombre.

Funcionarios del penal de San Pedro Sula dijeron que Herrera enfrentará un castigo severo.

Derechos de autor de la imagen Policía de Honduras
Image caption La voz masculina de Herrera también despertó la sospecha de guardias.

El recluso está preso desde septiembre de 2015 por asesinato, según periódicos como El Heraldo y Prensa Libre. Aunque según el diario La Prensa, fue recluido por violación de menores.

Ahora se enfrenta a un castigo adicional por su intento de fuga.

Funcionarios del penal advirtieron que podría ser trasladado a la cárcel de El Pozo, en Santa Bárbara, en el oeste de Honduras, ampliamente considerada como la prisión más peligrosa del país.

El recluso se hizo pasar por Jacinta Elvira Araujo, una mujer que había dejado su carné de identidad con los guardias de la prisión, mientras visitaba reclusos.

Cuando Herrera trató de recoger el documento de Araujo en la salida de la cárcel, según medios locales, un guardia le pidió que se quitara las gafas de sol.

Ya había pasado por otros filtros de seguridad antes de que finalmente fuera detenido.

"El maquillaje no pudo ocultar el hecho de que era hombre", dijo el portavoz de la policía Bayron Sauceda a medios hondureños.

Menos homicidios

En los últimos años, Honduras ha reducido el crimen violento que golpea al país. En 2011, tuvo una tasa de homicidios de 86,5 por cada 100.000 personas, según el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional.

La capital industrial del país, San Pedro Sula, era la más afectada.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Honduras ha tenido en los últimos años cierto éxito en la lucha contra el crimen violento.

Pero para 2015, la tasa nacional de homicidios había disminuido a 60 por 100.000. Al mismo tiempo, en el vecino El Salvador aumentó la tasa de homicidios en 2015 hasta cerca de 100 por 100.000 personas.

El lunes, el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, anunció que creará una comisión para analizar la reducción de la edad de responsabilidad penal a menores de 18 años.

Temas relacionados

Contenido relacionado