La fiscal general de Venezuela confirma que el estudiante Juan Pernalete murió por el impacto de una bomba lacrimógena lanzada por la Guardia Nacional

Luisa Ortega Díaz Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, mostró a la prensa una bomba lacrimógena similar a la que mató a Pernalete.

Murió por el impacto de una bomba lacrimógena.

Esa es la conclusión a la que llegó la investigación realizada por el Ministerio Público de Venezuela en torno al fallecimiento del estudiante Juan Pablo Pernalete, quien murió tras ser recibir un impacto en el pecho mientras participaba en una manifestación en contra del gobierno del presidente Nicolás Maduro el pasado 26 de abril.

Pernalete, de 20 años de edad, estudiaba Contabilidad en la Universidad Metropolitana, donde había ganado una beca por destacarse como jugador de baloncesto, deporte en el que aspiraba a convertirse en profesional.

El joven recibió el impacto durante una protesta en la urbanización Altamira, en Caracas, que estaba siendo reprimida por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

¿Directo al cuerpo?

Tras el suceso, algunos de los participantes en la manifestación denunciaron que Pernalete había muerto por culpa de una bomba lacrimógena y aseguraron que ese día los efectivos de la GNB estaban apuntando sus escopetas directamente al cuerpo de los manifestantes.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La muerte de Pernalete generó manifestaciones de dolor e indignación.

Esta versión fue rechazada por el gobierno de Maduro. El ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villegas, incluso sugirió que el joven había fallecido por el disparo de una pistola de perno cautivo, una herramienta utilizada para matar al ganado.

La investigación del Ministerio Público, sin embargo, desestima la hipótesis gubernamental.

"De acuerdo con nuestra investigación la muerte del estudiante se produce por un shock cardiogénico por traumatismo cerrado de tórax. Él fue impactado por un objeto como éste(…) esto es una bomba lacrimógena", dijo este miércoles la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, mostrando el cilindro metálico.

La funcionaria dijo que el objeto había sido disparado por la Guardia Nacional, pero que aún no han individualizado al responsable.

Recordó que está prohibido disparar las bombas lacrimógenas directamente a las personas y llamó a poner en práctica con urgencia el seguimiento y control de las actuaciones de los funcionarios que realizan tareas de orden público.

Juan Pernalete es uno de las 55 personas fallecidas desde el inicio de la ola de protestas contra el gobierno de Maduro que comenzó a principios de abril.

La oposición venezolana acusa al mandatario de haber instaurado una dictadura en el país, mientras que el gobierno afirma que los opositores alientan una intervención extranjera en Venezuela para derrocar a Maduro.

Temas relacionados

Contenido relacionado