La desesperada búsqueda de Jessica Urbano, la hija de 12 años de una pareja colombiana que sobrevivió al incendio en el edificio Grenfell de Londres

Jessica Urbano Derechos de autor de la imagen Facebook
Image caption Jessica Urbano Ramírez, de 12 años, se encuentra desparecida desde este miércoles. Ella vivía en la Torre Grenfell.

El feroz incendio de la Torre Grenfell, que ocurrió en el oeste de Londres en la madrugada del miércoles, ha dejado al menos 30 muertos y más de 72 heridos que han sido trasladados a centros hospitalarios.

Pero sobre todo dejó decenas de desparecidos. Familias enteras.

"Estamos buscando a mi sobrina, Jessica Urbano Ramírez, ella vivía con sus papás en el edificio y desde la madrugada del miércoles no hemos sabido nada de ella", le dijo a BBC Mundo Ana Ospina.

Ana es la hermana de Ramiro Urbano, un colombiano que vivía junto a su esposa, Adriana Ramírez, en uno de los apartamentos del bloque de 24 pisos de la Torre Grenfell.

La pareja había logrado escapar de las llamas, pero cuando Ramiro se enteró que Jessica, su hija de 12 años, aún no había salido del edificio, intentó desesperadamente regresar hasta el piso 20, donde la menor estaba junto a otros vecinos, para rescatarla.

Pero uno de los 200 bomberos que atendían la emergencia no se lo permitió.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Familiares de Jessica Urbano siguen buscándola tras ser reportada como desaparecida este miércoles.

"Lo último que supimos de Jessica fue por una llamada que le hizo a su mamá y le dijo que había logrado salir del apartamento y que estaba en las escaleras junto a otras personas del piso 20", le relató Ospina a BBC Mundo.

Pero hasta ahora se desconoce qué pasó con ella.

Sus familiares, en medio de la angustia, han acudido a las redes sociales -como lo han hecho muchos otros vecinos de la torre separados de algún ser querido- con la esperanza de hallar respuestas.

"Hemos repartido su foto tanto como pudimos. En Facebook, en Twitter... Ella estaba con su pijama y debe estar muy, muy asustada", agregó.

Desde Cali

El padre de Jessica, Ramiro, había emigrado a Londres desde Cali, la tercera ciudad más grande de Colombia, en la década de los 70.

"Jessica es británica. Ella nació aquí hace 12 años, va al colegio y vivía en el edificio incendiado con su hermana y con sus padres", relató Ospina.

Después de la llamada que recibió la mamá, en plena madrugada y cuando las llamas estaban todavía sin control, comenzó una desesperada búsqueda para conocer su paradero. La lideran sus padres, todavía conmocionados como sobrevivientes del mismo incendio, pero se han sumado los otros parientes.

Hasta ahora, ninguno de los intentos ha funcionado: no tienen ninguna información.

Image caption Ali Yawar Jafari, de 82 años, es otra de las personas reportadas como desaparecidas.

Ni siquiera por la vía del gobierno colombiano. De hecho, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia emitió un comunicado en el que señala que ningún ciudadano de su país había sido reportado como muerto o desaparecido.

"Hasta el momento no se tiene información oficial sobre colombianos heridos o fallecidos, el Consulado de Colombia en esta ciudad se encuentra en contacto con las autoridades británicas para monitorear la situación", se puede leer en el texto.

La principal pista que siguen los familiares es que Jessica pueda estar entre los heridos que fueron llevados a los hospitales. 24 permanecen internados, 12 de ellos en estado grave, según los reportes médicos oficiales.

"Toda la familia se está acercando a los hospitales para preguntar por ella. Las autoridades no nos han dado mucha información hasta ahora", explicó.

Por otra pate, fuentes de la cancillería colombiana confirmaron a BBC Mundo que hay otra familia colombiana afectada por el incendio.

Según la entidad, no han sufrido efectos sobre su salud, pero sí han perdido sus enseres.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Se desconoce el número de desaparecidos que dejó el incendio de la Torre Grenfell en el oeste de Londres.

Se encuentran con amigos en Londres, a la espera de que las autoridades británicas los reubiquen, dijeron desde la cancillería

Una torre de Babel

Pero la situación de Jessica es sólo uno de los casos, reflejo de lo que viven decenas de familiares de personas desaparecidas tras el trágico incendio en la torre del oeste de Londres, cerca del barrio de Notting Hill.

Y la angustia aumenta sobre todo con el panorama dibujado por la policía metropolitana: "El número de víctimas es de 17, pero es probable que sean más", dijo el vocero de la entidad, el oficial Stuart Cundy.

Basta observar las dimensiones del edificio para calibrar el tamaño de la tragedia: 24 pisos, 127 apartamentos y casi 600 residentes, de distintas nacionalidades y origen.

Las historias de desaparecidos se multiplican.

Uno de los de mayor edad es Ali Yawar Jafari, de 82 años, quien habitaba en el piso 11 desde hace 16 años, junto a su esposa y su hija.

"Mi padre tiene problemas cardíacos y dificultad para caminar", le dijo a la BBC Hamid, uno de sus hijos.

De acuerdo al relato de Hamid, Alí logró llegar con su hija hasta el piso 10, pero allí se separaron. Desde entonces, no ha sido posible contactarse con él.

Image caption Husna Begum y cuatro miembros de su familia no han sido hallados hasta ahora.

Y en algunos casos, se trata de familias enteras.

Tal es el caso de Husna Begum y cuatro miembros de su núcleo familiar, que vivían en el piso 17 y de los que no se sabe nada desde las tres de la mañana del miércoles, dos horas después de que se reportó el incendio.

La primera ministra británica, Theresa May, dijo que se realizará "una profunda investigación" para determinar las causas de la tragedia.

Por su parte, la reina Isabel II envió este jueves un mensaje de solidaridad a todas las personas afectadas.

"Mis pensamientos y oraciones están con las personas que resultaron afectadas por el incendio en la Torre Grenfell y aquellas que permanecen en los hospitales", escribió en un comunicado.

Contenido relacionado