La Fiscalía de Brasil pide que se enjuicie al presidente Michel Temer por "corrupción pasiva"

Michel Temer Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El presidente brasileño fue acusado este lunes formalmente de corrupción

Michel Temer se convirtió este lunes en el primer presidente en ejercicio de la historia de Brasil en ser acusado por la fiscalía de un delito de naturaleza penal.

Eso después de que el procurador general de la República, Rodrigo Janot, introdujera ante el Supremo Tribunal Federal una denuncia por "corrupción pasiva" contra el mandatario.

Este cargo solo será aceptado tras un análisis de la máxima corte judicial brasileña, deberá contar con el aval de dos tercios de la Cámara de Diputados, donde Temer tiene mayoría.

El juez Edson Fachin, encargado del caso en el supremo, será quien realice el primer análisis de la denuncia y decidirá si luego la remite al parlamento.

En caso de que los diputados avalen la denuncia, el asunto pasaría al pleno de la corte que, de aprobar la denuncia, Temer sería suspendido de sus funciones durante 180 días y su vacante sería cubierta en forma interina por el presidente de la Cámara Baja, Rodrigo Maia.

Temer ha negado reiteradamente haber cometido ningún delito y ha jurado que es inocente.

Una condena por corrupción pasiva está castigada en Brasil con pena de prisión de entre 2 a 12 años más una multa económica.

Informes comprometedores

"Obstaculizar investigaciones" y "dejar de comunicar a las autoridades" sobre operaciones de corrupción.

Esas son las conclusiones sobre el presidente de un nuevo informe que la Policía Federal de Brasil presentó este lunes a la Corte Suprema.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Temer sucedió a Dilma Rousseff tras su destitución en 2016.

El reporte se suma a otro también presentado al alto tribunal la semana pasada en el que la policía concluía que Temer actuó "con vigor" en maniobras de corrupción para obtener "ventajas indebidas".

Estos informes son parte de investigaciones abiertas contra el presidente que fueron entregadas a la Corte Suprema y que incluyen audios con confesiones de sobornos de ejecutivos de la empresa JBS al mandatario brasileño desde 2010.

Temer es investigado en el Supremo por esos supuestos delitos: corrupción pasiva, obstrucción a lajusticia y asociación ilícita.

El actual mandatario inició su período presidencial el 1 de septiembre de 2016, luego de que un día antes se formalizara la destitución de Dilma Rousseff por irregularidades fiscales. Temer ocupaba la vicepresidencia en ese entonces.

Temas relacionados

Contenido relacionado