"Entraron en las narices de la Guardia Nacional": Armando Armas, uno de los diputados opositores en Venezuela que fue agredido por grupos afines al oficialismo

Armando Armas con vendas en la cabeza Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Por el golpe recibido, al diputado Armas le realizaron 10 puntos de sutura en el cráneo.

El día en el que se conmemora la firma del acta de la independencia de Venezuela estuvo marcado por el asedio y enfrentamientos registrados en la Asamblea Nacional.

Durante la tarde de este miércoles, simpatizantes del gobierno de Nicolás Maduro lograron irrumpir en el inmueble del poder Legislativo venezolano y producto de ello, según fuentes opositoras, al menos tres asambleístas y dos funcionarios resultaron heridos.

Media playback is unsupported on your device
El momento de la agresión en la Asamblea Nacional de Venezuela

Uno de los afectados por los incidentes violentos fue el diputado Armando Armas, miembro de la oposición.

En conversación con BBC Mundo, Armas relató cómo fue "rodeado por cinco personas" y "golpeado con un tubo de metal".

Producto del ataque, el parlamentario sufrió un corte en el cráneo y su rostro quedó cubierto de sangre,

Image caption Las imágenes difundidas por medios de comunicación muestran cómo algunas decenas de personas de los denominados colectivos chavistas llegaron a agredir físicamente a parlamentarios.

El incidente

Las imágenes difundidas por medios de comunicación muestran cómo algunas decenas de personas de los denominados colectivos chavistas llegaron a agredir físicamente a parlamentarios.

"Celebramos la sesión extraordinaria por la independencia de Venezuela y después de ello grupos de antisociales irrumpieron en el edificio", relató Armas.

El asambleísta opositor denuncia que los individuos afines al oficialismo "entraron en las narices de la Guardia Nacional".

Los simpatizantes, armados sobre todo con piedras y palos, entraron a la sede de la Asamblea Nacional después de haberla tenido rodeada y haber estado lanzando cohetes a los jardines.

Armas señala, sin embargo, que en el edificio de la Asamblea Nacional hay marcas de disparos y el Ministerio Público investigará si se usó otro tipo de armas.

El parlamentario no le dio valor a las declaraciones hechas por el presidente Nicolás Maduro y otras autoridades gubernamentales llamando a la paz y señaló en cambio que el oficialismo "promueve la violencia porque vive sus últimos días".

La Guardia Nacional, muy agresiva en las manifestaciones de la oposición, contuvo a grupos de manifestantes fuera del Palacio Legislativo, pero no los dispersó hasta después de que se produjeron los ataques.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption No es la primera vez que se producen actos de asedio y enfrentamientos en la Asamblea Nacional venezolana.

"80% de los venezolanos"

La Asamblea Nacional, de mayoría opositora desde las elecciones legislativas de diciembre de 2015, no es reconocida por el poder Ejecutivo ni el Judicial, que la considera en desacato.

Después del acto protocolar por la fecha patria venezolana, los asambleístas se disponían a realizar una sesión ordinaria para convocar a una "consulta popular", como respuesta a la iniciativa de Asamblea Constituyente promovida por el oficialismo.

Armas explicó que esta medida busca que se respete "al 80% de los venezolanos" que no están de acuerdo con la permanencia del chavismo en el poder.

El 30 de julio, dos semanas después de la consulta de la oposición, está prevista la celebración de la votación para elegir a los más de 540 miembros que formarán la Constituyente, tachada de fraude por los opositores.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Los simpatizantes, armados sobre todo con piedras y palos, entraron a la sede de la Asamblea Nacional después de haberla tenido rodeada y haber estado lanzando cohetes a los jardines.

Venezuela lleva casi un centenar de días de agitación política y protestas en las calles.

La cantidad de muertos en este tiempo supera la cifra de 90.

Por el golpe recibido, al diputado Armas le realizaron 10 puntos de sutura en el cráneo.

Para él, lo sucedido en la Asamblea Nacional "no es nada comparado a lo que sufre el pueblo venezolano en las calles".

Contenido relacionado