“Un gobierno convertido en dictadura y todo un pueblo que clama libertad ": el duro mensaje de la Iglesia católica de Venezuela a Nicolás Maduro

Diego Padrón Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Diego Padrón, el líder de la Iglesia católica venezolana, ha sido uno de los críticos de la propuesta de nueva constitución del presidente Nicolás Maduro.

El presidente de la Conferencia Episcopal de Venezuela, Diego Padrón, calificó este viernes al gobierno de Nicolás Maduro como "una dictadura".

Para Padrón, el conflicto que vive el país sudamericano se puede describir como "una lucha entre un gobierno convertido en dictadura y todo un pueblo que clama libertad y busca afanosamente a riesgo de las vidas de los más jóvenes pan, medicamentos, seguridad, trabajo y elecciones justas".

"Hoy en Venezuela ya no hay propiamente un conflicto ideológico entre derechas e izquierdas, o entre patriotas y escuálidos, todo eso pasó a un segundo o tercer plano", dijo.

El líder católico se refirió en esos términos a la profunda crisis y clima de tensión y polarización en el que lleva sumido el país durante los últimos tres meses de protestas contra el gobierno que han dejado ya 90 muertos.

La última ola de protestas comenzó tras dos sentencias del Tribunal Supremo de Justicia que le quitaban poderes a la Asamblea Nacional.

El gobierno, por su parte, denuncia que sus rivales están promoviendo un golpe de Estado y una intervención extranjera.

Todo ello en un contexto de crisis económica, con una inflación de tres dígitos y escasez de alimentos y medicinas y productos básicos.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption En el pasado, la Iglesia católica ha participado en los diálogos entre la oposición y el gobierno de Nicolás Maduro.

Padrón también criticó la Asamblea Nacional Constituyente promovida por el gobierno de Nicolás Maduro al decir que de ella resultará "la constitucionalización de una dictadura militar, socialista, marxista y comunista".

El líder católico dijo que, además de "innecesaria e inconveniente", ha sido "impuesta por la fuerza" ya que no fue aprobada "de manera directa y universal mediante un previo referendo consultivo la libre opinión del pueblo".

Señaló que una de las preocupaciones para la Iglesia católica es la posibilidad de "la permanencia ilimitada del actual gobierno en el poder y la anulación de los poderes públicos constituidos, particularmente la Asamblea Nacional, representante de la soberanía popular".

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Venezuela lleva tres meses en una ola de protestas que ha dejado 90 muertos.

Maduro convocó a la reformación de la actual Carta Magna, la cual dijo que sería un "perfeccionamiento" del plan revolucionario de Hugo Chávez, quien gobernó entre 1999 y 2013 y promulgó la Constitución vigente.

Sin embargo esta propuesta ha sido rechazada por los partidos de oposición, que tienen la mayoría en la actual Asamblea Nacional, y por la Iglesia católica de Venezuela.

El pasado lunes, Padrón afirmó que crear una nueva Constitución no tiene "ningún sentido", pues consideró que el gobierno tiene otras prioridades como la de proveer a los venezolanos "comida, medicinas y libertad".

"Durante mucho tiempo el mismo gobierno se ha encargado de poner de relieve las bondades de laactual Constitución, diciendo que es la mejor del mundo", criticó Padrón en un encuentro católico en Colombia.

Contenido relacionado