Venezuela: el líder de la oposición Leopoldo López sale de la cárcel y queda bajo arresto domiciliario

Leopoldo López Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption López pasó casi tres años y medio en prisión hasta que fue trasladado a su domicilio para continuar su sentencia de casi 14 años.

El líder opositor venezolano Leopoldo López salió este sábado de la cárcel en la que estuvo durante tres años y cinco meses y ahora cumplirá el resto de su condena en arresto domiciliaria.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) lo anunció a través de un comunicado que estableció que se le otorgó el arresto domiciliario debido a problemas de salud como una "medida humanitaria".

Pero además, el TSJ señaló que existen "serios señalamientos de irregularidades sobre la distribución del expediente a un Tribunal de Ejecución".

La medida se hizo efectiva el mismo viernes 7 de julio y en la madrugada se hizo efectivo el traslado de López a su domicilio.

López, uno de los líderes de la oposición al gobierno del presidente Nicolás Maduro, llevaba casi tres años y medio en prisión cumpliendo una sentencia de 14 años por los cargos de instigación pública, daños a la propiedad, incendio intencional y asociación para delinquir.

A principios de mayo, el gobierno venezolano publicó un video de López tras rumores sobre una mala condición de salud.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption La madre de López, Antonieta, recibe apoyo de familiares y amigos fuera de la residencia del líder opositor.

Análisis del corresponsal en BBC Mundo, Daniel García Marco

El día 3 de mayo, el rumor de que Leopoldo López estaba en un hospital en estado grave sacudió a Venezuela. Su esposa, Lilian Tintori, se desplazó incluso al centro médico para saber si estaba allí su esposo.

Minutos después, en el programa de Diosdado Cabello, alto dirigente del partido oficialista, se ofrecía una fe de vida, un video en el que se veía a un López, de 46 años, musculoso y en aparente perfecto estado.

Días después, ante nuevos rumores, el gobierno publicó unas fotos de López siendo atendido ante las denuncias de su esposa de que se le negaban el cuidado médico.

Su esposa confirmó que en estos más de tres años de reclusión, López aprovechó su tiempo confinado para hacer deporte, leer y escribir. El deporte y la fe fueron sus sustentos principales sustentos, decía Tintori.

El gobierno siempre presumía del buen estado de salud en el que se encontraba el que quizás sea (y sigue siéndo) el preso más famoso de Venezuela.

Por ello sorprende que el Tribunal Supremo de Justicia esgrima la "situación de salud del dirigente político" como motivo de la medida de casa por cárcel.

La otra razón expresada de forma compleja y vaga es la de "irregularidades sobre la distribución del expediente a un Tribunal de Ejecución", un argumento que aún es difícil de saber qué significa y si es quizás un asidero para que López logre más tarde la libertad plena.


Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption López fue arrestado en febrero de 2014 luego de varias protestas masivas, con algunos incidentes de violencia, contra el gobierno de Venezuela.

Arresto y condena

López, de 46 años, fue detenido en febrero de 2014 sin oponer resistencia durante una protesta pacífica en la que iba rodeado por miles de sus seguidores que llevaban claveles blancos en las manos.

Después de permanecer detenido durante 19 meses, una jueza lo declaró culpable de los delitos de instigación pública, daños a la propiedad, incendio intencional y asociación para delinquir.

El Tribunal Supremo reafirmó en febrero la sentencia, pero ahora tomó esta decisión en medio de una grave crisis política con más de tres meses de protestas que han dejado más de 90 muertos.

A eso se suma la crisis económica de un país con la inflación más alta del mundo y escasez de alimentos, medicinas y productos básicos debido, entre otras cosas, a la caída del precio y de la producción de petróleo, casi única fuente de divisas para el Estado.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La noticia del traslado de López a su casa llevó a muchos de sus simpatizantes a una celebración afuera del domicilio.

"Paren la violencia"

El oficialista Elías Jaua expresó en twitter que esperaba que esta medida pudiera provocar una contrapartida de la oposición, a la que acusa de promover la violencia para generar un cambio de gobierno.

"Acatamos la decisión del TSJ, Ojalá la MUD (Mesa de la Unidad Democrática, coalición que liga a los principales partidos opositores) la asuma con madurez y paren la violencia", expresó Jaua en twitter.

El presidente Nicolás Maduro dijo también que espera un mensaje de López.

"Ojalá esta decisión del TSJ sea entendida y el señor Leopoldo López lance un mensaje de reconciliación y de paz porque el país quiere paz", dijo en un acto televisado.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption López decía que realizaba mucha actividad física en la prisión de Ramo Verde en la que estaba confinado.

Aunque el TSJ, al que la oposición acusa de actuar al dictado del Ejecutivo, usó el argumento de la salud de López, el líder reapareció este sábado brevemente sobre la tapia de su casa y se le vio en muy buen estado físico.

"Venezuela, esto es un paso hacia la libertad. No tengo resentimiento ni voluntad de claudicar en mi lucha. Me mantengo firme en mi oposición a este régimen", leyó el diputado Freddy Guevara un comunicado de López.

"Si mantener mi convicción de lucha por la libertad significa el riesgo de volver a una celda en (la prisión de) Ramo Verde, estoy más que dispuesto a asumirlo", citó Guevara a un desafiante López ante los aplausos de sus simpatizantes frente a su domicilio.

La familia publicó una foto del emotivo reencuentro de López con sus hijos, Manuela y Leopoldo, a los que ha visto esporádicamente en prisión.

Reacciones

El mundo político tanto venezolano como internacional reaccionó rápidamente ante la noticia del cambio de estatus de reclusión de López.

"¡Nos da gran alegría que Leopoldo López esté en su casa con su familia! ¡Tiene que darse su libertad plena como a todos los presos políticos!", aseguró Henrique Capriles a través de su cuenta de Twitter.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La casa de López estará custodiada por miembros de Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, muy crítico con el gobierno y defensor de la causa de López, calificó la decisión del Tribunal Supremo como una "oportunidad de reconciliación nacional y salida democrática a grave crisis".

También desde el gobierno argentino hubo comentarios. "Nos alegra mucho saber que @leopoldolopez ya está con su familia. Esperamos que pronto los demás presos políticos puedan hacer lo mismo", comentó el presidente Mauricio Macri.

El expresidente y actual candidato a la Presidencia de Chile, Sebastián Piñera, se sumó a las reacciones. "Por fin, después de más de 3 años injustamente preso en la prisión militar de Ramo Verde, Leopoldo López está reunido con su mujer y familia", escribió en Twitter.

"Feliz de que @leopoldolopez haya vuelto a casa con @liliantintori y sus hijos. Me alegro también por sus padres", publicó por la misma vía el presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy , uno de los primeros en reaccionar.

Contenido relacionado