"Es un día oscuro": Venezuela revisará "profundamente" las relaciones con Estados Unidos tras las amenazas de sanciones de Donald Trump

Moncada Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Moncada respondió a Trump desde Caracas.

El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Samuel Moncada, anunció este martes que el gobierno de Nicolás Maduro revisará "profundamente" las relaciones con Estados Unidos.

Moncada respondió así a un comunicado emitido el lunes por la noche por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunciando sanciones económicas "rápidas y firmes" al país sudamericano si el gobierno de Nicolás Maduro lleva adelante la Asamblea Constituyente que promueve.

"Es un día oscuro", dijo Moncada al leer un comunicado en el que acusó a Washington de actuar unilateralmente, violando el derecho internacional.

Las elecciones para conformar la Constituyente están previstas para el próximo 30 de julio.

El canciller venezolano afirmó que el gobierno de Maduro seguirá adelante con la convocatoria, considerada por la oposición como inconstitucional por no haber estado precedida por una referendo consultivo como el realizado en 1999, cuando el entonces presidente venezolano Hugo Chávez preguntó a los ciudadanos si querían o no reformar la Constitución.

"La Constituyente va. Hoy el pueblo venezolano es libre y responderá unido ante la insolente amenaza planteada por un imperio xenófobo y racista", dijo Moncada.

"Ya no está amenazando a individuos, está amenazando al pueblo con sanciones económicas generales", agregó.

Trump afirmó el lunes que su país "no se quedará quieto mientras Venezuela se desmorona".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Trump anunció que Estados Unidos no se quedará de brazos cruzados.

"Estados Unidos una vez más exige elecciones libres y justas, y apoya al pueblo de Venezuela en su deseo de que su país vuelva a ser una democracia plena y próspera", señaló.

El comunicado de la Casa Blanca fue divulgado al día siguiente de la realización de un plebiscito informal organizado por la oposición venezolana en contra de la Constituyente, en el que según afirman participaron más de 7,6 millones de personas.

Esa consulta fue desestimada por el presidente Maduro, quien el sábado dijo que era una suerte de votación interna de los partidos de oposición.

El gobernante venezolano también ratificó el lunes, antes de que se conociera el comunicado de Trump, que la convocatoria a la Constituyente seguiría adelante como está previsto.

Venezuela está inmersa en una crisis política desde finales de marzo cuando el Tribunal Supremo de Justicia emitió dos polémicas sentencias en las que se atribuía el ejercicio de las funciones de la Asamblea Nacional (controlada desde enero de 2016 por la oposición) y anulaba la inmunidad parlamentaria.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Durante más tres meses y medio la oposición venezolana se ha mantenido movilizada en las calles.

Estas decisiones, que posteriormente fueron rectificadas parcialmente por el alto tribunal, llevaron a la oposición a acusar a Maduro de haber instaurado una dictadura y de haber acabado con la separación de poderes.

Desde entonces se inició una ola de protestas callejeras que se han extendido de forma incesante durante los últimos tres meses y medio y en las que han fallecido casi un centenar de personas.

Maduro, por su parte, afirma que la oposición alienta una intervención extranjera en el país con el fin de derrocarle.

Los intentos de mediación y acompañamiento internacional para intentar buscar una solución negociada a la crisis han fracasado de momento.

Temas relacionados

Contenido relacionado