El gobierno de Estados Unidos impone una nueva ronda de sanciones contra 13 altos funcionarios de Venezuela

Nicolás Maduro Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Maduro insiste en que el referendo sobre la Constituyente se celebrará.

El gobierno Estados Unidos anunció este miércoles una nueva ronda de sanciones contra otros altos funcionarios de Venezuela, en esta ocasión 13 relacionados con la elección a la Asamblea Constituyente, la represión de las protestas y el manejo de áreas clave de la economía.

La medida, que consiste en congelar bienes y anular visas fundamentalmente, busca incrementar la presión sobre el gobierno de Nicolás Maduro, a quien la Casa Blanca acusa de avanzar una agenda antidemocrática.

Las sanciones afectan a miembros prominentes del gobierno y del Estado venezolano, así como a responsables de la empresa estatal petrolera PDVSA y altos cargos militares.

La Casa Blanca las anunció durante la primera jornada de las 48 horas de huelga general convocada por la oposición para protestar contra la Constituyente y que ha dejado numerosos episodios de violencia y al menos dos fallecidos, un hombre de 30 años y un adolescente de 16.

Uno de los afectados, el ministro de Educación, Elías Jaua, reaccionó ante la medida asegurando que se trata de un reconocimiento a sus "34 años de lucha por la soberanía nacional".

"Gracias a Dios, nada material tengo que perder en ninguna parte del mundo", aseguró.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Entre los sancionados están los considerados máximos responsables de la represión de las protestas.

Por su parte, Maduro acusó a Estados Unidos de usar las amenazas para intentar quebrar la democracia en Venezuela.

"Las sanciones para nosotros representan una victoria del Estado venezolano rumbo a la Asamblea Nacional Constituyente", dijo el mandatario durante un acto en el que entregó réplicas de la espada del Libertador de Venezuela, Simón Bolívar, a varios de los funcionarios afectados por las medidas de Estados Unidos.

"¡Seguimos firmes y jamás nos arrodillaremos!", agregó Maduro.

El anuncio de sanciones se produce en medio de los dos días de huelga general convocados por la oposición y a cuatro de la realización el próximo domingo de la elección de una Asamblea Nacional Constituyente convocada por Maduro.

La oposición considera que la convocatoria a la Constituyente debió haber estado precedida de un referendo consultivo en el que los ciudadanos dieran su apoyo a esa instancia que gozará de amplios poderes para cambiar la Constitución y la estructura institucional del país.

La iniciativa de la Constituyente vino a recrudecer la polarización política en Venezuela, donde dura más de tres meses una ola de protestas en la que han muerto más de cien personas.

Quiénes son los sancionados

Tres de los afectados por las medidas adoptadas por el Ejecutivo dirigido por Donald Trump participaron activamente en la organización de la Constituyente:

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption A Tibisay Lucena el gobierno de EE.UU. la señala por su responsabilidad en organizar las elecciones para la Constituyente.
  • Tibisay Lucena, presidenta del Consejo Nacional Electoral.
  • Elías Jaua, jefe de la comisión presidencial para la Asamblea Constituyente y actual ministro de Educación. En el pasado también fue canciller y vicepresidente ejecutivo.
  • Iris Varela, miembro de la comisión presidencial para la Asamblea Constituyente y exministra de Asuntos penitenciarios.

Las autoridades estadounidenses aprobaron medidas en contra de cinco altos cargos de las fuerzas armadas y de los cuerpos policiales, a quienes consideran responsables dela represión de las protestas que se ha vivido en Venezuela. Estos son:

  • Néstor Reverol, ministro de Interior, Justicia y Paz.
  • Jesús Suárez Chourio, comandante general del Ejército.
  • Sergio Rivero Marcano, comandante general de la Guardia Nacional Bolivariana.
  • Carlos Alfredo Pérez Ampueda, director de la Policía Nacional Bolivariana.
  • Franklin García Duque, exdirector de la Policía Nacional Bolivariana.

Adicionalmente, fueron sancionados cuatro funcionarios que tienen o han tenido papeles clave en la gestión de los fondos del Estado venezolano:

  • Carlos Erick Malpica Flores, quien fue tesorero nacional
  • Simón Zerpa, vicepresidente de Finanzas de la petrolera estatal PDVSA.
  • Rocco Albisinni, presidente del Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex), el órgano encargado de administrar el sistema de control de divisas en Venezuela.
  • Alejandro Fleming, quien fue presidente de Cencoex, exministro de Comercio Exterior y Turismo, y vicecanciller para América del Norte y Europa.

Las medidas adoptadas por Washington también alcanzan a Tarek William Saab, defensor del Pueblo y presidente del Consejo Moral Republicano, por considerarlo responsable en la situación de los derechos humanos en Venezuela.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El ministro de Interior, Justicia y Paz, Néstor Reverol, fue sancionado por la represión de las protestas.

Advertencia por la Constituyente

Hace una semana, Trump había alertado que impondría sanciones económicas "rápidas y firmes" a Venezuela si el gobierno de Nicolás Maduro lleva adelante la Asamblea Constituyente.

"Estados Unidos no se quedará quieto mientras Venezuela se desmorona", afirmó el mandatario a través de un comunicado divulgado por la Casa Blanca.

Pese a ello, funcionarios estadounidenses aclararon que las medidas tomadas este miércoles no son aún esas sanciones que anticipó Trump, aunque también apuntan en la dirección de frenar la Constituyente.

"Cualquiera que decida unirse a la Asamblea Nacional Constituyente debe saber que su papel en el debilitamiento de las instituciones democráticas en Venezuela puede exponerlos a ser objeto potencial de sanciones por parte de Estados Unidos. Esta es una clara advertencia", dijo un alto funcionario estadounidense.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Funcionarios estadounidenses aseguran que Trump dispone de un menú de diferentes opciones para sancionar al gobierno de Maduro.

"Estamos muy preocupados por la rápida erosión de la democracia y el rumbo hacia la dictadura tomado por el presidente Maduro. Vemos el 30 de julio como una línea crítica que si la cruza puede significar el fin de la democracia en Venezuela", agregó.

La Casa Blanca considera como muy graves las consecuencias de la elección de la Constituyente. Y de seguir adelante, asegura que va a imponer más medidas de diverso tipo, sin descartar algunas que puedan afectar la exportación de petróleo de Venezuela.

"Todas las opciones se encuentran sobre la mesa para ser aplicadas después de la elección de la Asamblea Constituyente. Tenemos la esperanza de que el presidente Maduro cambie su posición, pero si decide seguir adelante será inaceptable. Hay un menú de opciones cuidadosamente estudiadas para que el presidente escoja a partir de ese momento", afirmó un alto funcionario del gobierno de Trump.

Millones de dólares

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Elías Jaua encabezó la comisión presidencial para la Constituyente.

Esta no es la primera vez que Estados Unidos sanciona a funcionarios de Venezuela.

En mayo, Washington aprobó medidas de este tipo de contra de ocho magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, a los que señala de haber usurpado las funciones del Parlamento venezolano.

Tres meses antes, el Departamento del Tesoro sancionó al vicepresidente ejecutivo Tareck el Aissami, a quien acusó de tener "un papel fundamental en el tráfico internacional de narcóticos".

Este miércoles, funcionarios estadounidenses dijeron que sus investigaciones recientes sobre El Aissami y sobre el que Washington califica como su testaferro, el empresario José López Bello, revelan que poseen una fortuna que excede sus estimaciones iniciales.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Las autoridades estadounidenses afirman que Tareck el Aissami posee activos valorados en centenares de millones de dólares.

"Estimamos que tiene activos valorados en centenares de millones de dólares. Esto es crítico porque se trata de un abogado que tiene una larga carrera trabajando en la administración pública", dijo un alto funcionario estadounidense.

"Que un empleado público de un país que tiene a sus ciudadanos muriendo de hambre en las calles, tenga centenares de millones de dólares alrededor del mundo es sorprendente y habla de la corrupción y del narcotráfico que es rampante en el gobierno de Venezuela", agregó.

En su momento, El Aissami rechazó las acusaciones en su contra formuladas por el departamento del Tesoro estadounidense y dijo que se trataba de una infamia que tomaba como "un reconocimiento a mi condición de revolucionario antiimperialista".

Contenido relacionado