El gobierno de Venezuela busca a diez hombres armados que participaron en el "ataque terrorista paramilitar" contra una base del Ejército en Valencia

Media playback is unsupported on your device
"Nos declaramos en legítima rebeldía", el video del capitán Caguaripano que se rebeló contra el gobierno de Maduro en Venezuela

Las autoridades de Venezuela buscan a 10 hombres a los que señalan de haber participado en un ataque el domingo contra una base del Ejército en Valencia, Carabobo, y fugarse con armamento sustraído allí.

El presidente Nicolás Maduro, quien felicitó a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) por haber retomado el control del Fuerte de Paramacay, dijo que el ataque comenzó a las 3:50 hora local y fue obra de "20 mercenarios".

Además, dijo que se saldó con dos asaltantes muertos, uno herido y siete detenidos, quienes según los medios locales fueron trasladados a Caracas.

"Entre las 5:00 y las 8:00 hubo combates internos (...) Hubo dos abatidos por el fuego leal a la patria, uno está herido. De estos 10 que quedaron, nueve son civiles y uno es un teniente desertor desde hace varios meses que ha sido capturado y está colaborando activamente", explicó el mandatario.

Derechos de autor de la imagen Twitter
Image caption El ministro de Comunicaciones venezolano publicó esta foto en su Twitter.

Horas antes, el almirante Remigio Ceballos, jefe del Estado Mayor conjunto del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada, describió el incidente como "un ataque terrorista delictivo paramilitar".

Por su parte, la FANB informó que la acción "fue ejecutada por un grupo de delincuentes civiles portando prendas militares y un primer teniente en situación de deserción".

Pese a las detenciones, "parte del grupo logró sustraer algunas armas y está bajo intensa búsqueda", en la que participa al menos un helicóptero. Además, varios vehículos militares están patrullando las calles de Valencia.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Al menos un helicóptero participa en la operación de búsqueda de los huidos tras el ataque.

En un principio hubo manifestaciones en la ciudad en apoyo al incidente, pero fueron dispersadas con gas lacrimógeno, según contaron varios testigos.

"Legítima rebeldía"

Mientras, un video que circuló en las redes sociales mostraba a un grupo de hombres vestidos con uniformes militares que afirmaban haber lanzado un levantamiento "para restaurar la democracia" en Venezuela.

En el video del supuesto grupo alzado quien habla se identifica como capitán Juan Caguaripano, y dice ser el comandante de la Brigada 41 en Valencia, Carabobo.

Derechos de autor de la imagen Youtube
Image caption Caguaripano difundió un video en 2014 en el que protestó contra el gobierno de Maduro.

Afirma declararse en "legítima rebeldía (...) para desconocer la tiranía asesina de Nicolás Maduro".

"Aclaramos que esto no es un golpe de Estado, es una acción cívica y militar para restablecer el orden constitucional, pero más aún para salvar al país de la destrucción total".

En 2014, Caguaripano ya hizo un video en el que llamaba a los uniformados a "salvar el país".

La FANB dijo en el comunicado que un "oficial subalterno" detenido en la operación fue separado del cargo hace tres años "por traición a la patria y rebelión", por lo que huyó y recibió protección en Miami.

Según el comunicado, los detenidos confesaron haber sido contratados "por activistas de la extrema derecha venezolana en conexión con gobiernos extranjeros".

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El hecho ocurre un día después de que la nueva Asamblea Constituyente retiró de su cargo a la fiscal Luisa Ortega.

El gobierno acusa a la oposición de estar conspirando para que se produzca una intervención extranjera en un país, que está bajo una grave crisis económica y política.

En el comunicado de la Fuerza Armada se califica el ataque de este domingo como un "show propagandístico, una entelequia, un paso desesperado que forma parte de los planes desestabilizadores".

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Durante la jornada en Valencia se produjeron enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad.

Desde las 4:00 de la madrugada

El ataque que denunciaron las autoridades llega un día después de la primera sesión de la Asamblea Nacional Constituyente, el cuerpo con poderes absolutos controlado por el oficialismo y que la oposición y varios países extranjeros no reconocen, y tras más de cuatro meses de protestas antigubernamentales que han dejado más de 120 muertos.

La periodista Tibisay Romero, presente cerca del fuerte Paramacay, contó a BBC Mundo cómo estaba la situación a las afueras del complejo militar horas después del ataque.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los enfrentamientos se produjeron después del ataque a la base militar.

"Una tanqueta de la Guardia Nacional y detrás de ella un pelotón de guardias llegaron y dispararon gases lacrimógenos para dispersar a la gente que estaba concentrada y que gritaba 'libertad'", afirmó sobre un grupo de simpatizantes que se acercó al fuerte.

"Desde las 4:00 de la mañana están tirando tiros", dijo a Romero una vecina del lugar que pidió no ser identificada. La señora afirmó que por su casa pasaron "muchas ambulancias" hacia el cercano complejo militar.

Durante la jornada en Valencia se produjeron enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El agente de policía Óscar Pérez aún sigue huido tras su ataque con un helicóptero en el centro de Caracas el 28 de junio.

No es el primer ataque de este tipo en Venezuela. El 28 de junio, Oscar Pérez, agente del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), robó un helicóptero y realizó un ataque contra las sedes del Ministerio del Interior y del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y desde entonces está en paradero desconocido.

Temas relacionados

Contenido relacionado