El gobierno de Colombia anuncia que ofreció protección a la exfiscal general de Venezuela Luisa Ortega

Luisa Ortega Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Luisa Ortega llegó a Colombia el pasado viernes.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció este lunes que su gobierno ofreció "protección" oficial a la exfiscal general de Venezuela Luisa Ortega, quien llegó a Bogotá el pasado viernes.

En su cuenta de Twitter, el mandatario informó, además, que concederá asilo a la exfuncionaria chavista, en caso de solicitarlo.

El anuncio del mandatario tuvo lugar tres días después de la llegada a territorio colombiano de Ortega, quien salió de Venezuela junto a su esposo, el diputado oficialista Germán Ferrer.

Fuentes del gobierno colombiano aseguraron con anterioridad a BBC Mundo que la exfiscal no ha solicitado asilo hasta el momento, aunque aclararon que tiene hasta tres meses para definir su situación migratoria.

La salida de Ortega de Venezuela el pasado viernes ocurrió dos días después de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ordenara la detención de su esposo por supuesta extorsión y de que la policía allanara la vivienda de ambos en Caracas.

Ortega, una chavista que en los últimos meses se convirtió en una de las principales críticas del gobierno de Nicolás Maduro, fue destituida de su cargo el pasado 5 de agosto, en lo que fue la primera medida de la Asamblea Constituyente que cuenta con poderes absolutos en Venezuela.

Con anterioridad, el TSJ había dictado la prohibición de la salida del país de Ortega y la congelación de sus bienes.

De chavista convencida a crítica

Derechos de autor de la imagen Twitter
Image caption Es el primer pronunciamiento del gobierno de Santos tras la llegada de Ortega.

Ortega se convirtió en fiscal general de Venezuela en 2007, cuando fue designada por una Asamblea Nacional en la que el chavismo tenía mayoría absoluta.

Sin embargo, en los últimos meses se convirtió en la principal voz crítica contra el gobierno desde el Estado y sobre todo, desde el chavismo crítico.

A finales de marzo pasado, la entonces fiscal comenzó a desmarcarse abiertamente del oficialismo venezolano cuando cuestionó una polémica sentencia en la que el TSJ asumía todos los poderes del Parlamento, controlado ahora por la oposición.

En opinión de Ortega, dicha decisión implicaba una ruptura del orden constitucional.

Posteriormente, también criticó la convocatoria hecha por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, a una Asamblea Nacional Constituyente por considerar que no se ajustaba a lo estipulado en la Constitución venezolana.

Tras el inicio de las protestas que se extendieron por más de 100 días y dejaron un centenar de muertos, Ortega denunció "excesos" cometidos por las fuerzas de seguridad del Estado en la represión de las manifestaciones.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Funcionarios del Sebin, los servicios de inteligencia, allanaron la casa de Ortega la semana pasada.

Ortega acusó al gobierno de practicar "un terrorismo de Estado" y de violación de los derechos humanos.

"Yo lo que creo es que tenemos un terrorismo de Estado donde se perdió el derecho a manifestar, donde son reprimidas cruelmente las manifestaciones, donde se enjuicia a civiles en justicia militar", declaró.

Estas declaraciones le valieron numerosas críticas por parte de dirigentes del oficialismo, al punto que Diosdado Cabello, considerado como el número dos del chavismo, anunció que uno de los primeros objetivos de la Constituyente sería la destitución de la fiscal, como finalmente sucedió.

Su sustituto al frente de la Fiscalía General, el exdefensor del Pueblo Tarek William Saab, calificó la pasada semana a Ortega como "autora intelectual" de las muertes ocurridas durante la ola de protestas.

Temas relacionados

Contenido relacionado