Exfiscal de Venezuela Luisa Ortega asegura que Diosdado Cabello recibió millones de la constructora brasileña Odebrecht

Luisa Ortega Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Ortega era considerada una aliada del chavismo durante la mayor parte de su gestión, pero se distanció radicalmente del oficialismo venezonano en los últimos meses.

Desde Brasil, la destituida fiscal general de Venezuela Luisa Ortega aseguró este miércoles tener "muchas pruebas que comprometen a muchos altos funcionarios venezolanos, empezando por el presidente de la República".

La exfuncionaria, que abandonó Venezuela la semana pasada, señaló en conferencia de prensa que los "actos de corrupción" están relacionados principalmente con el caso del gigante de la construcción brasileño Odebrecht.

Aseguró que el expresidente de la Asamblea Nacional de Venezuela y actual constituyente, el chavista Diosdado Cabello, recibió US$100 millones de esa empresa.

Ortega, que se encuentra en Brasilia para participar en una cumbre de fiscales de Mercosur, aseguró haber sido perseguida "en el afán de esconder tantos hechos de corrupción".

El nuevo fiscal general venezolano, designado por la Asamblea Nacional Constituyente, Tarek Saab, restó importancia a las acusaciones de su predecesora.

"Estamos hablando de una exfiscal general que obviamente fue removida del cargo por haber cometido faltas graves contra la moral, contra la ética", afirmó.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El nuevo fiscal acusó a Luisa Ortega de no haber actuado en los 10 años que estuvo en el cargo.

Horas antes, el presidente Nicolás Maduro señaló que Ortega ignoró hechos de corrupción mientras estuvo en el cargo.

El mandatario afirmó el martes que solicitará la captura internacional de la exfuncionaria, a quien acusó de trabajar "desde hace tiempo" con Estados Unidos.

Las acusaciones de Ortega

La extitular del Ministerio Público venezolano explicó que cuenta con evidencia del pago de sobornos de parte Odebrecht al presidente Nicolás Maduro, a Diosdado Cabello y al alto dirigente oficialista, Jorge Rodríguez, hermano de la presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente, Delcy Rodríguez.

"En el caso de Odebrecht hemos detectado que a Diosdado Cabello le depositaron US$100 millones en una empresa española denominada TSE Arietis, cuyos propietarios son sus primos", dijo la exfiscal.

Añadió que enviará sus investigaciones sobre Odebrecht y otros casos de corrupción a autoridades de Estados Unidos, España, México, Brasil y Colombia para que tengan continuidad.

La empresa constructora brasileña se ha visto envuelta en diferentes escándalos de corrupción en varios países de América Latina.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Ortega aseguró que Cabello fue quien recibió US$100 millones de la empresa de Brasil.

Ortega dijo también tener pruebas de corrupción contra su sucesor Tarek Saab.

La exfiscal fue removida de su cargo a principios de agosto en la que fue la primera decisión adoptada por la polémica Asamblea Constituyente.

Este órgano fue convocada por el presidente Maduro en mayo pasado para redactar una nueva Constitución para el país, en medio de las fuertes protestas de los últimos meses que han dejado más de cien muertos.

Luisa Ortega abandonó Venezuela la semana pasada rumbo a Colombia y este martes se trasladó a Brasil.

"Red de extorsión"

Durante una declaración a periodistas en Caracas, el nuevo fiscal venezolano criticó que Ortega haya esperado una década para hacer públicas sus denuncias contra altos dirigentes de gobierno.

"Diez años después y fuera del país vas a venir a hablar de lo que no hiciste, de lo cual fuiste cómplice (...) carece de toda validez lo que pueda decir una exfiscal general que en casi diez años no impulsó una acción contra ninguno de los personeros de los que ella ahora habla", prosiguió Saab.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Luisa Ortega estuvo casi diez años al frente del Ministerio Público.

Ortega era considerada una aliada del chavismo durante la mayor parte de su gestión, pero se distanció radicalmente del oficialismo venezolano en los últimos meses.

Tarek Saab acusó este miércoles a la exfiscal y a su esposo, Germán Ferrer, de ser organizadores de una red de extorsión en el Ministerio Público.

"La lógica jurídica nos dice que la mano que mecía la cuna en este gran cartel, en esta gran mafia que estoy aquí demostrando con cifras contundentes, se pudiera presumir que era la anterior titular de este Ministerio Público", dijo el flamante fiscal en una conferencia de prensa.

Desde Caracas, la televisora estatal venezolana este miércoles emitió imágenes de un operativo policial en un apartamento ubicado en un barrio de clase alta donde supuestamente vivía Ortega.

El locutor de la noticia destacó los pisos de mármol, grandes cuadros, una cava que contenía vinos personalizados y un clóset con ropa de diseñador dentro.

Contenido relacionado