¿Por qué es complicado que México envíe ayuda a Estados Unidos con la devastación del huracán Harvey en Texas?

Unas 30.000 personas se han visto afectadas por la tormenta tropical Harvey. Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Unas 30.000 personas se han visto desplazadas por la tormenta tropical Harvey.

El mensaje no fue para el presidente Donald Trump y, en el momento actual de las relaciones de Estados Unidos y México, muchos comprendieron la razón.

El gobierno mexicano ofreció al estado de Texas, afectado por el huracán Harvey, ayuda humanitaria para atender a los miles de damnificados por las inundaciones.

La oferta la realizó el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, directamente al gobernador Greg Abbot.

El subsecretario para América del Norte de la cancillería, Carlos Sada, le dice a BBC Mundo que fue un procedimiento "normal".

"Se ofrece ayuda a la autoridad que está en una situación crítica", y por eso el primer contacto fue con Abott, quien "aceptó de inmediato" el ofrecimiento.

Pero concretar la ayuda necesita la autorización del gobierno de Trump, quien tiene la última palabra en ese tema.

En todo caso, no sería la primera vez que México ayuda a su vecino. En 2005, cuando el huracán Katrina arrasó Nueva Orleans y provocó la muerte de unas 2.000 personas en poblaciones costeras desde Florida hasta Texas, el entonces presidente Vicente Fox ofreció ayuda a su colega George Bush.

Derechos de autor de la imagen Yuri Cortez/AFP
Image caption El canciller mexicano, Luis Videgaray, ofreció ayuda humanitaria a los damnificados en Texas.

En pocos días 200 soldados, marinos y médicos apoyaron a cientos de estadunidenses que perdieron todo en las inundaciones.

La oferta se repite 12 años después, pero en un ambiente diplomático muy distinto.

¿Lección?

Harvey causó la muerte a por lo menos 8 personas y ha afectado a unas 30.000.

Pero no se ha marchado. Todavía puede causar más daños. La Agencia Federal para la Gestión de Emergencias advierte que este miércoles pueden intensificarse las lluvias e inundaciones.

Incluso Trump dijo que "nunca hubo nada parecido" en Texas, al referirse a la devastación causada por el fenómeno meteorológico.

Pero su mensaje fue en sentido contrario a otros, enviados el pasado fin de semana.

Horas después que Harvey tocó tierra como huracán categoría 4, en su cuenta de Twitter el presidente estadunidense insistió que México pagará el muro que pretende construir en la frontera.

Derechos de autor de la imagen Captura da pantalla de Twitter
Image caption "Siendo México uno de los países del con mayor criminalidad del mundo, debemos tener EL MURO. México pagará por él a través de reembolsos u otras (fórmulas)"

Incluso después de conocerse el ofrecimiento de ayuda, el mandatario estadunidense repitió el mensaje, durante una conferencia de medios tras reunirse con el presidente de Finlandia.

La Cancillería señala que el gobierno mexicano está dispuesto a apoyar a Estados Unidos a pesar de los señalamientos de Trump.

"Es una política de buen vecino, México siempre lo ha hecho no sólo con Estados Unidos sino con los demás países".

La solidaridad, sobre todo, es con Texas cuyo territorio ocupa más de la mitad de la frontera común con ese país, añade.

Derechos de autor de la imagen Joe Raedle/Getty Images
Image caption El huracán Harvey devastó parte del sur de Texas.

En todo caso, muchos en el país cuestionan si el gesto del secretario Videgaray puede influir en la complicada relación actual de los dos países.

Y algunos incluso creen que el mensaje fue más allá de la ayuda humanitaria.

Uno de los artículos centrales del portal mexicano El Semanario se titulaba este lunes: "México da lección de ética a Trump después de recibir amenazas sobre muro".

El polémico muro fronterizo

¿Puede mejorar la relación con Donald Trump tras la oferta de auxilio a Texas?

"Es difícil saberlo, con Trump hasta con los gestos buenos no se sabe cuál vaya a ser la reacción que tenga", le dice a BBC Mundo la senadora Gabriela Cuevas.

"Ojalá entienda que fue una oferta para apoyar a las familias norteamericanas que fueron damnificadas, y que la relación México y Estados Unidos va más allá de sus tuits".

El subsecretario Sada asegura que no fue esa la intención. "No estamos pensando en eso, lo que hacemos es tratar de ayudar a nuestros hermanos al otro lado de la frontera".

"Lo demás se verá como vengan las cosas, pero la reacción inicial de México fue cómo podemos ayudar. Punto".

Derechos de autor de la imagen Drew Angerer/Getty Images
Image caption Mientras el huracán Harvey tocaba tierra en Texas, Donald Trump criticó a México.

En todo caso, el tema causó polémica.

Varios portales y noticieros de radio mexicanos destacaron que mientras el país está dispuesto a ayudar, el presidente estadounidense revive las críticas de su campaña electoral sobre la violencia en México.

También cuestionan la nueva advertencia sobre el destino del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El fin de semana pasado, Donald Trump insistió que fue "el peor acuerdo" comercial firmado por su país.

La cancillería mexicana respondió que las negociaciones con Canadá y Estados Unidos sobre el TLCAN no se realizarán en internet.

Y después el expresidente Vicente Fox se unió a la polémica con un mensaje en su cuenta de Twitter.

"@RealDonaldTrump un presidente tiene que enrollar sus mangas y estar con su gente durante un tiempo de necesidad, no gatear en un móvil y tweet!", escribió.

Voluntad

La Cancillería mexicana no tiene claro si Donald Trump aceptará su ofrecimiento de ayuda.

Pero un vocero del gobierno estadunidense, citado por el diario The Washington Post, dijo que en eventos como el huracán Harvey, es común compartir información con los países vecinos.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Miles de personas han debido ser trasladadas a albergues improvisados.

"Si surge una necesidad de asistencia trabajaremos con nuestros socios, incluyendo México, para determinar la mejor manera de avanzar", indicó.

Algunos cuestionan si ofrecer ayuda humanitaria en el actual conflicto binacional fue oportuno.

Pero eso poco tiene que ver con la política, responde Gabriela Cuevas, quien es presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado.

"Estas ayudas dependen de la voluntad que se tenga de recibirlas. Hay algunos que dicen ‘no la necesito, la libro bien’, hay otros que sí la aceptan", explica.

"No es un tema de labor diplomática o de conciliación, sino que hay familias nada más separadas por la frontera, y existen comunidades enteras que son las mismas personas de un lado y otro".

Temas relacionados

Contenido relacionado