Estados Unidos reconoce la victoria de Juan Orlando Hernández en Honduras y el opositor Salvador Nasralla da por disuelta su alianza política

Salvador Nasralla Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El opositor Salvador Nasralla aseguró que "su contrato como candidato" presidencial del proyecto de la Alianza acabó y criticó el aval de Estados Unidos a la victoria de su rival Hernández.

El opositor hondureño Salvador Nasralla dio por finalizado su proyecto de la Alianza de la Oposición después de que Estados Unidos reconociera el triunfo del presidente Juan Orlando Hernández en las elecciones del 26 de noviembre.

"Yo voy a seguir apoyando el pueblo hondureño, pero cuando el presidente tome posesión de su cargo el día 27 (de diciembre), la Alianza desaparece", dijo en conferencia de prensa el que fuera candidato presidencial de la Alianza.

"La Alianza finaliza porque fue creada para efectos electorales. Yo no me estoy retirando. Yo, como candidato presidencial de la Alianza, desaparezco porque no tengo partido. Pero no quiere decir que mi lucha no continúe", explicó.

El candidato de la coalición -formada por los partidos Libre y Pinu, de los que él no forma parte- criticó duramente la decisión de Estados Unidos de respaldar la victoria de Hernández, que la Alianza no reconoce.

"El departamento de Estado no obra por justicia, obra por intereses político-ideológicos", dijo antes de subrayar que "Estados Unidos se convierte en corresponsable de las violaciones de derechos humanos que siga cometiendo el gobierno de Juan Orlando Hernández".

"Ellos saben lo que tienen aquí en Honduras. No quieren tener una persona honesta. Desafortunadamente, se guían por sus intereses de país", agregó.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Las protestas de la oposición, que no reconoce los resultados de las elecciones al considerar que hubo fraude, continúan en las calles de Honduras donde se registran violentos enfrentamientos entre manifestantes y policías.

No obstante, Nasralla declaró tener aún confianza en la Organización de Estados Americanos (OEA) -que recomendó repetir las elecciones ante "la imposibilidad" de dar certeza en el recuento final- y cuyo Consejo Permanente espera que se reúna "en la primera semana de enero" para tomar una decisión sobre Honduras.

En cambio, aseguró no tener esperanzas en "los procesos de nulidad" al proceso electoral que él y su formación presentarán el sábado, dentro del plazo previsto por la ley hondureña.

En cuanto al diálogo propuesto por Hernández a todos los grandes sectores del país, Nasralla lo calificó de "ridiculez" y dijo que sólo dialogaría si se repitieran las elecciones.

El coordinador de la Alianza de Oposición, Manuel Zelaya, aseguró no mostrarse sorprendido por el pronunciamiento de Estados Unidos.

"Estados Unidos siempre ha apoyado a Juan Orlando Hernández, yo siempre se lo dije a Salvador (Nasralla). Esa gente es falsa e iban a traicionar a Nasralla a pesar de la gran labor que está realizando", declaró ante medios locales mientras acompañaba a varios manifestantes en Tegucigalpa.

Felicitación de EE.UU.

Este viernes, el gobierno de Estados Unidos reconoció de manera oficial por primera vez la victoria de Hernández en las elecciones presidenciales.

"Felicitamos al presidente Juan Orlando Hernández por su victoria en las elecciones presidenciales del 26 de noviembre, como fue declarado por el Tribunal Supremo Electoral de Honduras", afirmó Heather Nauert, portavoz del Departamento de Estado, en un comunicado.

Sin embargo, Nauert reconoció "las irregularidades identificadas por las misiones de observación de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de la Unión Europea (UE)" que subrayan la necesidad de un "diálogo nacional sólido".

Asimismo, urgió "a un esfuerzo continuado para sanar la división política y aplicar las muy necesitadas reformas electorales".

"Pedimos al Tribunal Supremo Electoral que revise transparente y completamente cualquier impugnación de los partidos políticos", a quienes se pide utilizar los canales previstos en la ley hondureña.

Por último, Estados Unidos hizo un llamado "a los hondureños a evitar la violencia" y "al gobierno a que asegure que las fuerzas de seguridad respeten los derechos de los manifestantes pacíficos, incluidas las sanciones por cualquier violación de estos derechos".

Las movilizaciones y protestas ciudadanas continúan cada día en las calles de Honduras -muchas de ellas frente a la embajada estadounidense en Tegucigalpa- y, según cifras dadas a conocer por la Alianza de la Oposición, al menos 33 personas murieron en enfrentamientos con la policía.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado