Colombia: 7 agentes muertos y decenas de heridos en 3 ataques contra la policía en menos de 24 horas

Estación de policía San José, en Barranquilla Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption La estación de policía San José, en Barranquilla, fue objetivo del ataque en el que este sábado murieron cinco agentes.

Siete agentes murieron y más de 45 personas resultaron heridas en tres ataques llevados a cabo durante el fin de semana contra instituciones policiales en Colombia.

Las autoridades responsabilizaron inicialmente a grupos de narcotraficantes por los ataques que comenzaron el sábado, pero ahora están investigando la veracidad de un comunicado del Frente de Guerra Urbano Camilo Torres del grupo rebelde ELN (Ejército de Liberación Nacional), en el que se atribuye uno de los atentados.

Cerca de la medianoche del sábado (5:00 GMT), un atentado perpetrado con un artefacto explosivo contra una comisaría del municipio de Santa Rosa del Sur dejó al menos dos policías muertos y otro herido.

Los fallecidos fueron los policías Manuel Guillermo Galvis Contreras y Ferney Alexander Posada Chavarría.

Pocas horas después, pasadas las 4:00 hora local (9:00 GMT), al menos siete personas resultaron heridas en un ataque contra un Centro de Atención Inmediata (CAI) del municipio de Soledad, en el área metropolitana de Baranquilla.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Aunque los daños contra la estructura del CAI de Soledad fueron notables, no hubo que lamentar ninguna víctima mortal tras el ataque.

Las autoridades investigan si este atentado tiene relación con el cometido el sábado contra una comisaría de Barranquilla, que costó la vida a cinco policías y dejó 42 heridos de diversa gravedad.

Este primer atentado tuvo lugar pasadas las 06.30 hora local (11.30 GMT) del sábado, cuando un explosivo fue detonado a distancia frente al patio de la comisaría del barrio San José.

En ese momento, decenas de policías estaban formados para el cambio de turno.

Las cuatro primeras víctimas fueron identificadas como Yosimar Márquez Navarro, Freddy López Gutiérrez, Freddys Echeverría Orozco y Anderson René Cano Arteta. Un quinto policía, Yamil Rada Muñoz, falleció horas después en el hospital.

Una persona con "injerencia importante en este asunto" fue detenida cerca del lugar de la explosión, según dio a conocer el comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, Mariano Botero.

A la persona arrestada se le decomisó un radio de comunicaciones y un cuaderno con anotaciones sobre la comisaría objetivo del ataque.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Una persona fue detenida por su presunta relación con el ataque.

Inicialmente el director de la Policía colombiana, Jorge Nieto, indicó que el ataque podría haber sido perpetrado como respuesta del crimen organizado a recientes operaciones policiales contra el narcotráfico.

El domingo, sin embargo, el Frente de Guerra Urbano Nacional del ELN, publicó un comunicado en el que se atribuye el ataque contra la estación de policía de San José.

Y las autoridades están ahora investigando la veracidad del comunicado.

Condenas e investigación

La policía ofrece una recompensa de hasta casi US$18.000 por pistas que ayuden a capturar a los responsables.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption La policía investiga para detener a los responsables del ataque y ofreció una recompensa por pistas que puedan dar con su paradero.

"Condenamos enérgicamente este acto de barbarie y pronto daremos con los autores intelectuales y materiales. Toda nuestra solidaridad con las familias de nuestros policías muertos y heridos", afirmó desde Barranquilla el director de la Policía Nacional, Jorge Hernando Nieto.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, también expresó sus condolencias a las familias de las víctimas desde Viena, donde se encontraba de misión oficial, antes de viajar a Barranquilla.

Este es uno de los atentados más graves que se registra una zona urbana de Colombia en los últimos años.

Los ataques con explosivos contra policía y ejército por parte de las guerrillas fueron frecuentes históricamente en ciudades y zonas rurales del país, pero se redujeron desde la firma del acuerdo de paz con las FARC a finales de 2016.

El último atentado registrado en Barranquilla fue en 2002, cuando una bomba fue detonada por las FARC al pasado de una caravana del entonces candidato presidencial Álvaro Uribe, y que causó tres muertes.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados