"Venimos a proponer un despertar general": el partido político FARC lanza su campaña presidencial y legislativa en Colombia

Rodrigo Londoño Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Rodrigo Londoño lanzó su candidatura a la presidencia de Colombia en un barrio del sur de Bogotá (Foto: EPA/Mauricio Dueñas Castañeda)

Lo hicieron en la capital, Bogotá, y era algo que ya se había anunciado, pero que este sábado se materializó: la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) comenzó su campaña para conquistar la presidencia de Colombia, en las elecciones que se celebrarán el próximo mes de mayo.

Comparten las mismas siglas que el grupo guerrillero que estuvo en pie de lucha contra el Estado colombiano por poco más de 50 años, pero no es lo mismo.

Se trata del naciente partido político de las FARC, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, cuyos miembros se desmovilizaron y entregaron sus armas tras el acuerdo de paz que firmaron con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos en noviembre de 2016, en La Habana.

El líder de la organización política, Rodrigo Londoño, lanzó su candidatura a la presidencia con varias promesas: combatir la pobreza y el desempleo, mejorar la educación y el servicio de salud y reducir la desigualdad en la población.

El nombre de Londoño en su época de líder guerrillero era Timochenko, un alias que parece que lo acompañará en su campaña, pues uno de sus eslóganes es: "Timo Presidente, vamos con la gente".

De hecho, durante el conflicto que dejó alrededor de 220.000 muertos, Timochenko estuvo entre los hombres más buscados por las autoridades colombianas.

"Una nueva Colombia"

La nueva agrupación política está conformada por excombatientes y colaboradores del disuelto grupo guerrillero y su base ideológica es socialista.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Rodrigo Londoño junto a su familia, amigos y seguidores el sábado.

"Desde hoy soy candidato a la presidencia de la República (...), y me comprometo a encabezar ese gobierno de transición que genere las condiciones para el nacimiento de una nueva Colombia", dijo Londoño a un grupo de sus seguidores en un barrio del sur de la capital.

"Nuestro partido no llega a presentarse como la fórmula mágica de salvación. Venimos a proponer un despertar general, una toma de conciencia, en el sentido de que cambiar las cosas es posible. La política se transformará de lo que es hoy, en una actividad noble y bienhechora, cuando los colombianos del común sean sus verdaderos protagonistas, sean los que se apoderen de ella", indicó Londoño.

Londoño es médico de formación y se convirtió en el máximo comandante de las FARC en 2011, luego de la muerte de Alfonso Cano.

Él fue quien se encargó de llevar a la organización armada al proceso de paz.

Según algunos informes, Londoño se unió a las FARC en 1976.

A legislar

Las FARC también presentará 74 candidatos en las elecciones del poder legislativo previstas para marzo.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Santos y Timochenko dieron por cerrado el conflicto armado con un acto en el que se completó de manera simbólica la dejación de armas por parte de las FARC en junio de 2017.

El objetivo es conseguir más de los 10 escaños (5 curules en el Senado y 5 en la Cámara de representantes) que el acuerdo de paz les garantizó para entregar las armas.

De acuerdo con ese pacto, cualquier líder de las FARC podrá ocupar esos escaños, así sea culpable de crímenes de lesa humanidad, siempre y cuando no esté pagando condena de cárcel.

Y es que una de las premisas del acuerdo de paz al que llegó las FARC con el Estado era entrar en la esfera política del país a través de su participación en la pugna electoral.

El movimiento armado de las FARC no sólofue el grupo guerrillero más antiguo del hemisferio, sino que en su momento fue el más poderoso, con unos 30.000 combatientes alzados en armas.

Críticas

Pese a haber sido un pacto histórico que cerraba uno de los capítulos más violentos de la historia de Colombia, no todos los sectores el país están de acuerdo con que el exguerrillero esté habilitado para lanzarse a la contienda por la presidencia y para que exmiembros de las FARC lleguen al Congreso.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption En octubre de 2016, ganó el "No" en el plebiscito por los acuerdos de paz con las FARC.

De hecho, no todos los colombianos estuvieron complacidos con lo acordado en La Habana.

En el plebiscito organizado en octubre de 2016 para que los votantes colombianos se pronunciaran sobre el acuerdo alcanzado con las FARC, la mayoría votó en contra, es decir, la mayoría no refrendó el pacto.

El mismo presidente Santos indicó en conversación con BBC Mundo, en 2016, que él "personalmente hubiera querido que los responsables de los crímenes de lesa humanidad tuvieran un mayor castigo".

"Pero lo que aquí logramos es el máximo de justicia que permita la paz, este es el mejor acuerdo posible".

Y es que para muchos colombianos es muy difícil aceptar que en el poder legislativo habrá miembros de una organización cuyas actividades dejó miles de víctimas civiles.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado