"Ahí vienen los rusos": la guerra sucia en la elección presidencial de México que inquieta a Estados Unidos

Vladimir Putin y Enrique Peña Nieto. Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Vladimir Putin tiene una larga historia con el presidente de México, Enrique Peña Nieto.

El mensaje se difunde en miles de teléfonos móviles por casi todo México.

"Los rusos vienen a quitarnos nuestro petróleo", dice una voz masculina en un mensaje de audio difundido por WhatsApp.

"Rusia controla el petróleo de Venezuela. López Obrador promete echar para atrás la Reforma Energética, ¿por qué? Para hacer su voluntad con el petróleo de los mexicanos".

La grabación, coinciden especialistas, busca difundir la idea de que Rusia quiere influir en las elecciones presidenciales del 1 de julio.

El beneficiario sería el izquierdista Andrés Manuel López Obrador, del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), quien encabeza todas las encuestas electorales.

Hasta el momento no se conocen evidencias de esa presunta intervención rusa, pero la discusión se mantiene.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Andrés Manuel López Obrador se toma con humor la campaña negra en su contra.

El debate se intensificó después que, en distintos momentos, funcionarios de alto nivel del gobierno estadounidense abordaron el tema.

El secretario de Estado, Rex Tillerson, quien el 2 de febrero abordó el asunto en su visita a México: "Sabemos que Rusia tiene sus huellas dactilares en elecciones de todo el mundo. Mi recomendación es que presten atención a lo que sucede".

El ciclo de los rusos

La frase "Ahí vienen los rusos" a México empezó a circular en redes sociales hace varios meses.

Los primeros comentarios y mensajes aparecieron poco después que en EE.UU se anunció una investigación sobre la presunta intervención de hackers, aparentemente radicados en Rusia, en la elección del presidente Donald Trump.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La posible interferencia rusa en las elecciones se ha convertido en tema de campaña.

El tema se mantuvo con un relativo bajo perfil, pero recobró fuerza en octubre cuando el articulista Javier Tejado publicó en el diario El Universal un texto sobre una presunta investigación en el Instituto Nacional Electoral (INE).

La pesquisa se refería a un inusual acceso al sitio votoextranjero.mx desde computadoras con dirección IP ubicada en Rusia.

El portal contiene información para los mexicanos radicados fuera de su país sobre cómo pueden votar.

Pero los consejeros del INE, el organismo responsable de organizar las elecciones, rechazaron la versión.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El secretario de Estado Rex Tillerson recomienda "prestar atención" a la presencia rusa en Latinoamérica.

Meses después la versión volvió a medios mexicanos. El diario Reforma publicó el comentario del consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, el general Herbert Raymond McMaster.

Durante una conferencia en la Fundación Jamestown, el 15 de diciembre de 2017, el funcionario dijo que el gobierno estaba preocupado por “campañas de subversión, desinformación y propaganda” atribuida a hackers rusos.

"Ya se han visto señales iniciales en la campaña presidencial mexicana", afirmó.

Luego los senadores Marco Rubio, Bob Menéndez y Tim Kaine expresaron a Tillerson su preocupación porque Rusia utiliza "tecnología sofisticada para mediar en las próximas elecciones presidenciales en México".

"Es una fantasía"

En el fondo los mensajes en WhatsApp y en redes sociales como Twitter son parte de una estrategia para influir en los comicios, señalan especialistas.

Pero no tienen sustento, asegura John Ackerman, del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Para algunos, el tema es parte de la "guerra sucia" típica de las campañas electorales.

"Es una fantasía, no existe absolutamente ninguna evidencia ni indicio empírico que hubiera una intervención rusa planeada o existente en las elecciones mexicanas", explica a BBC Mundo.

Ackerman ha sido señalado por algunos periodistas de ser el enlace de Moscú con el equipo de López Obrador, porque el investigador colabora con el sitio RT, un portal de noticias en español que se difunde desde Rusia.

La esposa del académico, Irma Sandoval, forma parte del grupo que –en caso de ganar las elecciones- pueden integrar el gabinete de gobierno del candidato de Morena.

Y todo eso es, para los críticos y adversarios del candidato presidencial, evidencia de la supuesta intervención rusa en la campaña electoral.

El investigador de la UNAM insiste en que su vinculación con la influencia rusa es "parte de la guerra sucia" en la contienda electoral.

Y una muestra es que las autoridades vinculadas con la vida política del país rechazan alguna influencia extranjera en los comicios.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Rusia asegura no tener injerencia "en asuntos internos de México ni de otros países".

Por ejemplo el vocero de la Presidencia de la República, Eduardo Sánchez, afirma que ni Rusia "ni ningún otro país" intervienen en el proceso electoral mexicano.

También lo rechaza el embajador ruso, Eduard Malayán. "Estamos preocupados por otros problemas", dijo a medios locales.

"Con esto quiero volver a subrayar que Rusia no tiene injerencia en asuntos internos de México ni de otros países".

Contradicciones rusas

Además de la campaña de Trump, existen sospechas de una probable influencia del gobierno de Vladimir Putin en procesos como el Brexit en Reino Unido, o la votación para declarar a Cataluña un país independiente de España.

También se le ha vinculado con la excandidata presidencial Marine Le Pen, de Francia.

En todos los casos, apuntan especialistas, se trata de personajes o procesos con una inclinación política de derecha.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption López Obrador marcha por delante en las encuestas.

No es el caso de México, donde se denuncia un presunto respaldo a un candidato de izquierda. Una contradicción que hace menos creíble la influencia rusa en las elecciones, dicen especialistas.

Pero la versión se mantiene. ¿Puede influir en el resultado de la elección presidencial?

"Es algo muy excéntrico, honestamente no creo que el electorado se deje influir por eso", le dice a BBC Mundo Francisco Abundis, director de la consultora de opinión pública Parametría.

En la reciente historia electoral del país las estrategias de guerra sucia han tenido efecto en el resultado de las contiendas.

Pero la condición es que tengan algún sustento, insiste el especialista.

No parece ser el caso de la presunta influencia de Rusia.

"Es un rumor, no creo que sea una campaña”, señala Abundis. “Honestamente no creo que sea un tema donde necesariamente esté el público".


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado