Aplazan las elecciones presidenciales en Venezuela hasta el 20 de mayo

Tibisay Lucena Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Tibisay Lucena, presidenta del Consejo Nacional Electoral de Venezuela, afirmó que la fecha exacta de las elecciones será discutida próximamente.

El Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE) anunció este jueves que las elecciones presidenciales que estaban programadas para el 22 de abril quedaron pospuestas al 20 de mayo.

El aplazamiento se da tras un acuerdo entre el gobierno y algunos partidos de la oposición que decidieron participar en los comicios, no la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Las elecciones presidenciales se celebrarán junto con las de consejos legislativos estatales y municipales, según el acuerdo leído por el CNE.

Pese a que el propio presidente Nicolás Maduro había respaldado que se celebre una "megaelección" que incluya las legislativas, de momento no se habla de unas elecciones que supondrían renovar el Parlamento, único poder controlado por la mayoría de la oposición.

Jorge Rodríguez, ministro de Información de Venezuela y jefe del equipo que representó al gobierno en las recientes mesas de diálogo con la oposición, dijo que el "acuerdo forma parte de lo convenido en las negociaciones desarrolladas en República Dominicana".

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El candidato Henri Falcón anunció su candidatura a la presidencia el 28 de febrero.

Sin la MUD

Sin embargo, la Mesa de Unidad de Democrática (MUD), coalición que reúne a la gran mayoría opositora y con la que se desarrollaron estos diálogos, ya había anunciado el miércoles de la semana pasada que no participará en las elecciones presidenciales por considerar que el gobierno no ofrece garantías.

La MUD denunció fraude en las elecciones regionales de octubre del año pasado y decidió por ello no participar en las municipales de diciembre.

Henri Falcón, quien hacía parte de esta alianza opositora, se desmarcó de esta decisión y sí postuló su candidatura a la presidencia.

"Repudiamos la inscripción unilateral de Henri Falcón", publicó la MUD en un tuit en contra de Falcón.

Se espera que el exgobernador del estado Lara, que fue primero chavista y luego opositor, sea el rival más difícil para Maduro.

Análisis del corresponsal de BBC Mundo en Venezuela, Daniel García Marco

El gobierno de Venezuela publicitó un acuerdo con "la oposición", aunque sería más correcto decir con "parte de la oposición".

Las condiciones electorales acordadas eran reclamos opositores, pero están lejos de atender las hechas por la oposición que dialogó con el gobierno hasta hace unas semanas en República Dominicana.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Jorge Rodríguez, en representación del gobierno, firma el acuerdo este miércoles.

La falta de acuerdo hizo que la MUD anunciará que no participará en las presidenciales ni apoyará a ningún candidato.

Queda por ver si estas nuevas condiciones les hacen cambiar de parecer.

Hasta este viernes hay tiempo para presentar candidatos. Otra posibilidad es que respalden a uno de los ya inscritos, como Henri Falcón.

Ambas posibilidades, sin embargo, parecen remotas.

Detrás de este acuerdo puede ser que el gobierno busque dar legitimidad a un proceso criticado por gran parte de la oposición y por la Unión Europea, Estados Unidos y varios países de la región.

Si esos gobiernos siguen viendo que el proceso electoral no es justo, podrían llegar más sanciones.

Estados Unidos está estudiando la posibilidad de aplicar sanciones al sector petrolero venezolano que podrían agravar la situación de la economía venezolana, ya muy deteriorada.

Es muy difícil que sin la participación de la MUD y de sus principales partidos, Washington, Bruselas y los países vecinos vayan a relajar la presión sobre el gobierno de Maduro.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El partido opositor Avanzada Progresista suscribe el acuerdo con el gobierno para mejorar garantías electorales.

En el acuerdo firmado este miércoles hay algunas peticiones de la oposición, como la solicitud a las Naciones Unidas de una misión de observación, equidad en el acceso a medios y la realización de todas las auditorías.

Sin embargo, quedan sin atenderse otras que reclamaba la MUD, como la posibilidad de que participen partidos ahora prohibidos, como Primero Justicia y Voluntad Popular, y la retirada de la inhabilitación de sus respectivos líderes: Henrique Capriles, dos veces candidato presidencial, y Leopoldo López, que cumple en arresto domiciliario una condena de casi 14 años.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado