"México es más como un planeta que un país": Alondra de la Parra, directora de la Orquesta Sinfónica de Queensland

Alondra de la Parra. Derechos de autor de la imagen Alondra de la Parra
Image caption Alondra de la Parra es considerada una de las mejores directoras de orquesta en todo el mundo.

"Me encanta ser mexicana por muchas razones: tenemos una cultura gigantesca, de muchos siglos y mucha historia. La tierra y la gente son de una gran belleza. Somos personas muy cariñosas y tenemos vínculos emocionales muy fuertes con la familia y los amigos".

Quien habla es Alondra de la Parra, de 37 años, considerada una de las mejores directoras de orquesta en todo el mundo, actualmente al frente de la Orquesta Sinfónica de Queensland, Australia.

Ha dirigido más de 100 orquestas en 22 países.

La música describe a México como un país de grandes riquezas y contrastes.

"Hay cosas horribles, pero también hay cosas encantadoras. Es un mundo en sí mismo. México es más un planeta que un país", dice a BBC Mundo.

Aunque nació en Nueva York, Estados Unidos, se mudó con sus padres a los dos años a México. Estudió música en los dos países.

En Nueva York, a los 23 años, fundó la Orquesta Filarmónica de las Américas para que los músicos jóvenes tuvieran una plataforma para promover la música del continente.

Derechos de autor de la imagen Alondra de la Parra
Image caption A los 23 años fundó la Orquesta Filarmónica de las Américas en Nueva York.

Cuenta que dirigir fue su sueño desde muy pequeña. "Era una gran aspiración, que se fue haciendo realidad poco a poco, con disciplina".

La batuta expresa sentimientos

El trabajo al frente de una orquesta es "muy diverso", dice.

Está la parte musical, pero también está la técnica corporal para utilizar la batuta con el fin de expresar las ideas y los sentimientos. Además, hay que saber manejar los ensayos, distribuir el tiempo, liderar al equipo y tener una visión artística, explica.

De la Parra está convencida que la música puede provocar un cambio social.

Cuando los niños aprenden a abstraer, saben que el trabajo individual contribuye al de equipo y aprenden cosas como disciplina y respeto "van a ser de inmediato mejores ciudadanos".

Como ejemplo pone el Sistema Nacional de Coros y Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, que tiene más de 40 años funcionando.

Alondra de la Parra es muy activa apoyando el desarrollo musical de niños y jóvenes músicos, en distintos lugares y con distintos proyectos.

Algunos de ellos implican talleres en los que músicos profesionales van a las escuelas públicas y enseñan a los alumnos qué es una orquesta. También les enseñan a desarrollar temas, aunque no sepan escribir música. Al final escuchan su música en vivo con la orquesta.

Su amor por la música se desarrolló desde niña: "A mis papás les encanta la música y yo crecí rodeada de música y del goce de ella". Dice que escuchaba desde sinfónica y ópera hasta bachata, boleros o ranchera.

Derechos de autor de la imagen Alondra de la Parra
Image caption "Aprender música de orquesta ayuda a ser mejores ciudadanos".

El éxito es la vocación

Entre la música que más le gusta dirigir, además de la clásica de principios de siglo XX, es la latinoamericana y la mexicana.

"Me encanta llevarla a otros países y que el público se quede electrizado con la música de mi país".

Se considera afortunada de haber encontrado su vocación. "Creo que el éxito es que te despiertes con emoción de hacer lo que haces y que lo sientas todos los días".

Son los momentos "efímeros, pero muy potentes y espirituales los que justifican todo el esfuerzo". Dice que son esos instantes en que siente una conexión profunda con algún músico o toda la orquesta.

Hizo la carrera de piano. "Pero la verdad es que con tanto viaje no toco tanto como me gustaría".

Precisamente por tanto viajar ha aprendido que su casa está donde está la persona amada. "Cuando estoy con mi hijo estoy en casa, aunque no estemos en un lugar específico".

Para la directora de orquesta, las mujeres y los hombres no tienen una sensibilidad distinta. "Todos somos masculino y femenino en diferentes proporciones. Cualquier artista necesita ambas partes".

No quiere hablar mucho de las acusaciones de abuso sexual contra Enrique Bátiz, ex director de la Orquesta Sinfónica del Estado de México y contra James Levin, ex director del The Metropolitan Ópera de Nueva York.

Sin embargo, asegura que "es importante y positivo que se denuncie y se ponga un alto a las personas que abusan".

Derechos de autor de la imagen Alondra de la Parra
Image caption "Me encanta llevar la música mexicana a otros países".

La música es para todos

"La música clásica es hermosa y poderosa. Debería estar en la vida de todos".

Dice que, aunque las cosas están cambiando en la dirección correcta, todavía hay trabajo por hacer para que la música clásica no sea considerada algo para las élites.

Dice que para seguir haciendo accesible este arte se pueden hacer transmisiones en vivo de conciertos por internet o en pantallas públicas y dar boletos a estudiantes o gente que no pueda pagar.

"Debemos invitar a todos a que se sientan bienvenidos, que sepan que la música es para ellos".

Cuando termine su baja por maternidad dará un concierto con la Orquesta Sinfónica del Estado de México. Después hará una gira en Alemania y volverá a su trabajo como la primera mujer que dirige una orquesta en Australia.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado