Macri anuncia que Argentina busca "apoyo financiero" del FMI para tratar de frenar el desplome del peso

Mauricio Macri Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La aprobación de Mauricio Macri ha bajado por la situación económica, pero sigue siendo suficientemente alta como para tener chance de ser reelegido en 2019.

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, anunció este martes que su gobierno inició conversaciones con el Fondo Monetario Internacional para negociar un acuerdo de "apoyo financiero" con el que responder al desplome del peso.

"Esto nos va a permitir fortalecer este programa de crecimiento y desarrollo, dándonos un mayor respaldo para enfrentar este nuevo escenario global", dijo el presidente Macri en una breve comunicación televisiva.

"Somos uno de los países del mundo que más dependemos del financiamiento externo", agregó.

Desde Washington, la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, declaró: "Espero con interés continuar nuestra colaboración con Argentina", país al que calificó como un valioso miembro del Fondo Monetario Internacional.

La directora del organismo financiero expresó su agradecimiento a Macri y añadió que espera continuar la colaboración del FMI con el país sudamericano.

Pese a los ajustes del gobierno y el Banco Central anunciados durante los últimos días, el peso argentino se volvió a devaluar este martes, completando un desplome de hasta 15% en una semana.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Al haber volcado su estrategia a las inversiones extranjeras, Argentina ahora es particularmente vulnerable al contexto internacional.

Se espera que el apoyo del FMI se materialice con un préstamo, cuya cifra no fue anunciada, con el que abastecer al mercado de dólares y detener una corrida cambiaria que puede traducirse en más inflación.

Fuga de capitales

El presidente dice haberse encontrado con unas cuentas públicas en muy mal estado tras el gobierno de Cristina Kirchner, que enfocó su política económica proteccionista en promover el consumo y financiar al Estado con grandes inyecciones de capital del Tesoro nacional.

Macri, un exempresario de centro-derecha, volcó la política económica del país hacia los mercados, luego de haber saldado cuentas con los llamados fondos buitre.

Con eso, Argentina se volvió particularmente dependiente del contexto internacional, que por estos días ha vivido una fuga de capitales hacia Estados Unidos.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption En medio de la incertidumbre y el miedo a una devaluación que echara al piso sus ahorros, los argentinos se volcaron a los cajeros en diciembre de 2001.

La salida de capitales, añadido a que el gobierno argentino justo venía de imponer un impuesto a la renta financiera, hicieron que muchos inversionistas salieran del país y se produjera la corrida cambiaria de la última semana.

Durante la tumultuosa historia económica de Argentina, el FMI ha tenido un papel central que en la percepción de muchos argentinos siempre terminó mal.

El FMI respaldó la política económica del régimen militar de los años 70 y 80 con préstamos por millones de dólares cuyo destino nunca se supo.

Otro episodio igual de traumático que contó con la intervención del FMI fue lo que luego se tradujo en el corralito de 2001 y desencadenó una crisis económica y una serie de disturbios que marcaron al país hasta hoy.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado