Cómo fue el ataque en un club en Orlando, EE.UU., en el que murieron 49 personas

Víctimas del ataque en Orlando Derechos de autor de la imagen PA
Image caption Algunas de las víctimas del ataque el domingo en Orlando.

Al menos 49 personas murieron este domingo en un ataque con arma de fuego ocurrido en un club nocturno de la comunidad LGBT de la ciudad estadounidense de Orlando, en el estado de Florida.

El alcalde de la ciudad, Buddy Dyer, informó también que los heridos suman al menos 53 y que muchos de ellos se encuentran en condición crítica.

El atacante, abatido por las autoridades, se llamaba Omar Mateen y era un ciudadano estadounidense de 29 años y de padres afganos que ya había sido interrogado por el Buró de Investigaciones Federales (FBI, por sus siglas en inglés) en 2013 y 2014.

Se trata del peor tiroteo en la historia reciente de EE.UU.

Media playback is unsupported on your device
"Él era mentalmente inestable", dice exesposa de Mateen, el atacante de Orlando

El presidente de EE.UU., Barack Obama, declaró este lunes que no hay una evidencia concreta de que el atacante de Orlando haya actuado bajo la dirección de una red más grande, y que parecía estar inspirado por posturas extremistas en internet.

El director del FBI, James Comey, dijo que hay fuertes indicios de que Mateen se radicalizó a través de internet, pero que no está claro a qué grupo extremista quería apoyar.

Comey señaló que durante las tres llamadas que Mateen realizó desde la discoteca expresó su apoyo tanto al autodenominado Estado Islámico como a su rival en Siria, el Frente Al Nusra. Además, manifestó su solidaridad con los atacantes del maratón de Bostón, quienes no tenían vínculos con EI.

En sus conversaciones telefónicas con la policía el joven de 29 años se mostró "tranquilo y calmado".

Cómo pasó

Derechos de autor de la imagen CBS News
Image caption El atacante, abatido por las autoridades, se llamaba Omar Mateen y era un ciudadano estadounidense de 29 años.

El lunes las autoridades de Orlando dieron más detalles de lo que ocurrió durante el ataque.

El jefe de la policía John Mina indicó que Omar Mateen abrió fuego en el club a las 02:00 hora local (06:00 GMT) aproximadamente.

Informó que un oficial fuera de servicio que trabajaba en el club se enfrentó a tiros con Mateen.

Poco después, mientras el atacante seguía disparando, llegaron más oficiales de la policía y durante el intercambio de fuego lo forzaron a refugiarse en el baño.

Durante ese tiempo el atacante mantenía rehenes, dijo Mina. "Decenas y decenas" de personas pudieron ser rescatadas del club Pulse, expresó el jefe de policía.

Una vez en el baño, Mateen habló por teléfono con la policía, agregó Mina, e hizo un juramento de lealtad al llamado Estado Islámico mientras hablaba con ellos.

Testimonio: "Usé mi pañuelo para tapar el agujero de bala y así detener la sangre de un herido”

Testigos

Pulse, una de las discotecas más grandes en Orlando, Florida, celebraba una noche latina que ya se acercaba a su fin cuando Mateen abrió fuego en las instalaciones.

Poco después, el club nocturno publicó en su página de Facebook: "Todo el mundo salga de Pulse y sigan corriendo."

"Escuchamos varios disparos. En la parte en la que yo estaba, varios nos tiramos al suelo. Yo no pude ver ni al atacante ni si había heridos", le dijo a la BBC Ricardo Negrón Almodóvar, quien se encontraba en el local.

Media playback is unsupported on your device
Momentos de pánico y horror tras el ataque en el club Pulse, en Orlando

"Hubo muchos (disparos), al menos 30", le contó a la BBC Juan Riviera, otro de los asistentes.

Las autoridades indicaron que Mateen entró al local armado con una pistola semiautomática de nueve milímetros, un rifle de asalto AR de calibre .223 y "algún tipo de artefacto" en su cuerpo.

Durante el enfrentamiento con la policía Mateen fue abatido. Un agente de policía recibió un disparo, pero su casco blindado le salvó la vida.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Luis S. Vielma, de 22, es una de las víctimas ya identificadas de la masacre de Orlando.

El gobernador del estado, Rick Scott, declaró este domingo el estado de emergencia en el condado de Orange, donde está situada la ciudad, para facilitar la investigación de las autoridades federales.

En videos compartidos a través de las redes sociales se pudieron ver a numerosas patrullas y ambulancias frente al céntrico establecimiento, así como gente siendo atendida por los servicios de emergencia.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Durante el enfrentamiento un agente de policía recibió un disparo, pero su casco blindado le salvó la vida.

"Hay sangre por todos lados", dijo el alcalde Dyer describiendo el interior del centro nocturno.

El alcalde pidió a los residentes de la ciudad este domingo que donaran sangre para los que permanecen heridos.

Quién era el atacante

Omar Mateen tenía 29 años de edad y residía en Fort Pierce, una ciudad localizada a dos horas en automóvil al sur de Orlando, en el condado de St. Lucie.

El FBI primero entrevistó a Mateen en 2013 luego de que hiciera "comentarios incendiarios" a un colega.

La investigación se cerró.

En 2014 el FBI entrevistó al atacante de nuevo sobre una posible conexión con el atacante suicida estadounidense Moner Abu Salha, que se unió al autodenominado grupo Estado Islámico (EI) en Siria.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Las autoridades están tratando el incidente como un acto de terrorismo.

Según el FBI, hasta ahora no parece haber vínculos directos entre Mateen y EI.

En una declaración por video, el padre de Mateen, Mir Seddique, asegura que ignoraba que su hijo "tuviera tanto odio en su corazón".

Seddique dice que Omar era un "muy buen niño" y que desconoce qué lo llevó a perpetrar la masacre. Dice, además, que él creía que la homosexualidad era "normalmente castigada por dios".

El FBI dijo que el incidente estaba siendo tratado como un "acto de terrorismodoméstico".

Un escuadrón antibombas fue enviado al club Pulse para investigar varios artefactos sospechosos.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Se estima que unas 100 personas permanecían en Pulse al momento del ataque.
Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Numerosas personas buscan información sobre sus seres queridos en los hospitales locales.

Fin de semana trágico

EE.UU. no es ajeno a tiroteos de este tipo: según el proyecto Mass Shooting Tracker, sólo el año pasado en el país se registraron 372 "tiroteos masivos", como se denomina a aquellos que producen cuatro o más víctimas, entre muertos y heridos.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La comunidad LGBTI ha empezado a realizar vigilias en honor a las víctimas del ataque de Orlando. Aquí, una que se llevó a cabo en París (Francia).

Pero por el número de víctimas, el de este domingo es el peor en la historia reciente de EE.UU.

Y el ataque contra Pulse también se produce menos de 48 horas después del ataque con arma de fuego que le costó la vida a la cantante Christina Grimmie, en la misma ciudad de Orlando.

La cantante de 22 años estaba firmando autógrafos luego de un concierto cuando Kevin James Loibl, de 27, le disparó.

Todavía no se sabe cuáles fueron los motivos de Loibl, quien se quitó la vida de un disparo.

Lo mismo sucede por el momento con el ataque contra Pulse, aunque el FBI aseguró que no había nuevas amenazas inmediatas.

Y el alcalde de Orlando llamó a la ciudad a permanecer unida.

"Nuestra comunidad es fuerte. Tendremos que ayudarnos los unos a los otros para superar esto", dijo Dyer.

Temas relacionados

Contenido relacionado