El popular “proyecto de conservación” para dormir con los leones adentro del zoológico, en pleno corazón de Londres

León Derechos de autor de la imagen ZSL
Image caption El Zoológico de Londres tiene tres hembras y un macho, todos nacidos en cautiverio.

Cuando el Zoológico de Londres cierra las puertas a sus visitantes diarios, para algunos recién comienza la diversión.

Son aquellos que por entre unos US$535 y US$790 reservan una noche en una de las nueve cabañas recién inauguradas dentro del zoológico para que parejas de adultos o familias pasen la noche junto a algunos de sus habitantes más populares: los leones.

El Gir Lion Lodge, la última y más popular atracción del zoológico, abrió la última semana de mayo y ya tiene todas las noches reservadas hasta fines de julio.

Media playback is unsupported on your device
Ve los detalles de las cabañas en este video de BBC Mundo.

Está ubicado en el corazón de su nueva "Tierra de leones", un proyecto también lanzado este año con un presupuesto de unos US$7,4 millones, que expandió el lugar donde habitan los cuatro leones y lo ambientó en el parque nacional del Bosque de Gir, en India, con el cual la ZSL trabaja en proyectos de conservación.

"La idea es involucrar a la gente en el proyecto de conservación", le dice a BBC Mundo Olivia Neville, parte del equipo del proyecto.

Neville, quien trabaja hace cuatro años en el zoológico, explica que gracias a la labor de conservación, el Bosque de Gir pasó de 20 ejemplares en su peor momento del siglo pasado a 500 el día de hoy.

¿Conservación, educación, diversión o exhibicionismo?

Pensado para "amantes de los animales", según explican desde el zoológico, la estadía en una de las cabañas incluye además un trago de bienvenida, cena, entrada liberada al parque por dos días -el segundo canjeable con su zoo hermano, Whipsnade- y dos tours exclusivos, para ver el zoológico de noche y en la mañana antes de que abra sus puertas al público general.

"Ver el zoológico desde una perspectiva completamente distinta, poder dormir a 10 metros de ellos y tenerlos como vecinos durante la noche es bastante chévere", asegura mientras muestra entusiasmada el lugar.

Derechos de autor de la imagen BBC Mundo
Image caption Las cabañas tienen nombres de animales típicos del Bosque de Gir, como esta, "Peacock" o pavo real en inglés.

"Las tres leonas suelen venir a dormir a esta roca", muestra Leville, apuntando una piedra detrás de un vidrio, a unos 15 metros de las cabañas.

Son Ruby, Heidi e Indi, todas nacidas en el zoológico. A ellas se les unió en marzo Bhanu, nacido en el zoológico de Alemania y traído desde Canadá.

La roca, cubierta de arena, tiene sus huellas. "Está calefaccionada", cuenta. Así los animales, típicos de la sabana africana o los bosques de Asia sortean el frío y largo invierno londinense.

"Duermen bastante durante el día, pero tienden a ser más activos hacia el final de la tarde y en la noche. Tienen una visión fantástica, de hecho pueden ver seis veces mejor que nosotros durante la noche. Nuestros huéspedes pueden presenciar comportamientos maravillosos, son bastante juguetonas", cuenta.

No todos los amantes de los animales comparten están de acuerdo con esta forma de crear conciencia sobre la conservación.

"Mi principal preocupación es que están disfrazando de conservación lo que a mi juicio es una mera exhibición de animales. Es más un parque de diversiones más que un lugar donde se fomente la conservación de las especies", le dice a BBC Mundo Chris Draper, jefe del programa de animales silvestres en cautiverio de la organización Born Free.

"Hay un problema ético, porque se está mandando un mensaje bizarro: ver a un animal encerrado en un zoológico es suficiente para 'aprender'. Como no fue suficiente, ahora ofrecen pasar la noche… no tiene sentido. El mensaje educativo es muy pobre", asegura el conservacionista.

Despertar con los flamencos

Quienes se queden en una de las cabañas, bautizadas con nombres de animales típicos del Bosque de Gir, no necesitarán despertador.

Dormir en el zoológico implica también despertar en el zoológico, probablemente gracias a los vecinos de los leones: los flamencos. "Son bastante ruidosos en la mañana", cuenta Neville.

El desayuno está incluido y también el tour en la mañana, hasta las 10 am cuando el zoo abre sus puertas y se termina la aventura.

Derechos de autor de la imagen BBC Mundo
Image caption El proyecto cuenta con nueve cabañas para dos personas (más dos niños de menos de 13 años) y cuestan entre unos US$535 y US$790 por noche.

______________________________________________________

¿Qué es la Sociedad Zoológica de Londres?

Fundada en 1826, la Sociedad Zoológica de Londres (ZSL) es una organización internacional científica y educativa, sin fines de lucro, cuya misión es promover la de los animales y sus hábitats alrededor del mundo. Cuenta con proyectos de conservación en más de 50 países, y es la encargada de mantener y desarrollar los zoológicos de Londres y Whipsnade.

______________________________________________________

Seguridad

Derechos de autor de la imagen ZSL
Image caption En la noche, sólo un vidrio separa al público de las leonas.

El lanzamiento del proyecto el 25 de mayo ocurrió dos días después de un episodio bastante dramático para los zoológicos a nivel mundial.

En Santiago de Chile un joven de 20 años ingresó al sector de los leones, se desvistió y los instó a atacarlo. Para salvarle la vida, el zoológico debió sacrificar a los leones.

La trágica historia del joven que se lanzó a una jaula de leones en Chile y obligó a que los sacrificaran

El episodio, sumado al sacrificio de un gorila en el zoológico de Cincinnati tras la caída de un menor a su foso, desató una serie de críticas a los zoológicos y sus sistemas de seguridad.

Sin embargo, desde Londres dicen que no hay razones para preocuparse. El zoológico tanto de día como de noche, ha tomado precauciones.

Derechos de autor de la imagen BBC Mundo
Image caption La nueva "Tierra de leones" fue inaugurada en marzo y está inspirada en el parque nacional Bosque de Gir de India.

En el caso del paquete nocturno, "es un grupo muy reducido con un host. Somos guías expertos, que les mostramos alrededor, les contamos toda esta fantástica información sobre los animales. Estamos con ellos en todo momento, no están nunca solos", explica Neville.

Las cabañas están abiertas hasta diciembre, y luego reabren en febrero.

Costó mucho dinero y la contribución final a proyectos concretos de conservación en terreno no está clara. Además, aunque estuviera, les tomará mucho tiempo recuperar la inversión.