La Corte Suprema de EE.UU. mantiene bloqueo sobre el plan de inmigración de Barack Obama

Manifestantes contra la deportación Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El presidente Barack Obama emitió en 2014 varias órdenes ejecutivas en beneficio de millones de indocumentados.

Con un empate 4-4, los magistrados de la Corte Suprema de Estados Unidos mantuvieron este jueves el bloqueo impuesto por un tribunal inferior al plan de inmigración de Barack Obama, que tiene como objetivo dar un estatus legal a cerca de cinco millones de indocumentados que viven en el país.

Este empate supone un duro golpe para los inmigrantes que se habrían beneficiado de esas medidas migratorias puestas en marcha por Obama en noviembre de 2014 mediante varias acciones ejecutivas y que estaban dirigidas dirigidas a jóvenes indocumentados y a padres con hijos con residencia permanente o ciudadanía estadounidense.

El máximo tribunal del país emitió su decisión luego de que 26 estados, liderados por Texas, impugnaran el plan de Obama frente a los tribunales al considerar que el mandatario se extralimitó en sus funciones y adoptó medidas que corresponden al Congreso de EE.UU.

La Casa Blanca ha insistido en que con su plan migratorio Obama no se extralimitó, pues se trataba solo de diferir la deportación de grupos de inmigrantes hasta que el Congreso estadounidense aprobara una reforma migratoria.

El empate de este jueves en la Corte Suprema se ha producido debido a que existe una vacante en la Corte Suprema, tras la muerte hace unos meses del juez conservador Antonin Scalia, lo que abrió la posibilidad de un empate entre los ocho magistrados restantes, divididos en cuatro jueces liberales y otros cuatro conservadores.

En 2013 la mayoría republicana en la Cámara de Representantes bloqueó un proyecto de reforma migratoria que fue aprobado en el Senado estadounidense con apoyo el apoyo tanto de demócratas como de republicanos.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Obama expresó su rechazo a la decisión de la Corte Suprema y lamentó que el Congreso mantenga bloqueada una solución a la inmigración.

"Lamentable"

Tras la decisión del a Corte, el presidente Barack Obama dijo que era "lamentable" este fallo, pero descartó que vaya a tener un efecto para otras medidas de apoyo a los inmigrantes.

"Vivir en el sistema roto (de inmigración) en el que vivimos hoy no es una solución. De hecho eso es la verdadera amnistía, dejar que vivan así millones de personas", dijo Obama en una declaración en la Casa Blanca.

"Vamos a continuar con los programas de beneficios que ya existen y a expandirlos", sostuvo el presidente.

Según Obama, la reforma inmigratoria, una promesa que hizo desde 2008 que no ha podido hacer realidad, llegará "tarde o temprano" pues el Congreso "no podrá ignorar a los estadounidenses por siempre".

"No es un asunto de 'tal vez' sino de 'cuándo'", dijo.

"Este es un año de elecciones, y durante los años de elecciones los políticos tienden a usar los asuntos de inmigración para asustar a la gente", añadió el presidente.

Temas relacionados