“Es fantástico que Reino Unido haya salido de la Unión Europea”: ¿qué tienen en común la campaña de Donald Trump y el Brexit?

Donald Trump Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Donald Trump se encuentra en medio de un viaje de dos días a Escocia, una visita que coincidió el referendo de Reino Unido para salir de la Unión Europea.

"Puedo ver un paralelismo entre lo que está sucediendo en Estados Unidos y lo que está pasando aquí (Reino Unido). La gente quiere ver las fronteras (...). La gente quiere a su país de regreso, quieren tener independencia".

Estas fueron las palabras del virtual candidato republicano a la presidencia de EE.UU., Donald Trump, cuando le preguntaron qué pensaba sobre la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE), una decisión que tomó la mayoría (51,9%) de sus ciudadanos en el referendo de este jueves.

Trump vivió de cerca el acontecimiento histórico, pues este viernes se encontraba inaugurando la remodelación del campo de golf que lleva su nombre en South Ayrshire, Escocia.

La determinación de los británicos que sacudió a la clase dirigente de Reino Unido y alegró a los políticos y votantes nacionalistas, le sirvió al candidato republicano para afianzar su propia campaña electoral en EE.UU.. camino a las elecciones presidenciales del próximo 8 de noviembre.

"La gente está molesta en todo el mundo (...). Les molesta que venga gente de todas partes a su país para quedarse y ni siquiera sepan quiénes son", dijo Trump desde el campo de golf que compró en 2014 en Escocia.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La campaña del Brexit mantuvo la consigna "Retomemos el control" para promover la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

El sentir del magnate estadounidense coincide con el mensaje enviado por los políticos británicos Boris Johnson y Nigel Farage, quienes promovieron el Brexit, es decir, la salida de Reino Unido de la UE.

"Let's take back control" ("Retomemos el control"), era la consigna del movimiento Brexit. Mientras que la de Trump hacia la presidencia de EE.UU. es "Let's make America great again" ("Hagamos que EE.UU. sea grandioso otra vez").

Además de una visión nacionalista, ¿qué más tienen en común la campaña de Trump y el movimiento Brexit?

Contra la clase dirigente

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Nigel Farage, líder del Partido por la Independencia de Reino Unido, guarda ciertas similitudes con el candidato republicano estadounidense Donald Trump.

Ambas campañas han señalado a las élites políticas como las responsables de la "rabia popular" de los ciudadanos, especialmente de aquellos que conforman la clase trabajadora o que perciben menores ingresos.

"Es una especie de mensaje de populismo, nacionalismo y pensamiento tribal que resulta atractivo para la clase obrera", dijo este viernes el historiador británico Simon Schama a la radio pública estadounidense.

Para Schama, quien es profesor en la Universidad de Columbia (EE.UU.), el creciente apoyo a los políticos anti establishment es la reacción de muchos ciudadanos a la gran recesión económica que ocurrió entre 2008 y 2009.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption "Creo que es fantástico que Reino Unido haya salido de la Unión Europea", expresó Trump este viernes desde Escocia.

"Es una queja expresada en votos sobre la desigualdad de ingresos que ha existido desde entonces", señaló.

El estadounidense Donald Trump y el británico Nigel Farage se han convertido en dos fuertes exponentes de este mensaje.

Parecidos

Farage construyó su carrera política haciendo campaña en favor de la salida del país de la UE, como líder del partido Ukip (Partido por la Independencia de Reino Unido).

Durante mucho tiempo estuvo marginado en la política británica por sus controvertidas posturas sobre inmigración y nunca llegó a formar parte de la Cámara de los Comunes. El año pasado perdió en las elecciones.

Afirma ser un representante de los excluidos, que llega a sectores del electorado británico a los que sus rivales no pueden alcancar.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La mayoría de los jóvenes votó a favor de permanecer en la Unión Europea, mientras que los más viejos escogieron la salida.

Habla sin pelos en la lengua y sin mucha preocupación por guardar las formas o ser "políticamente correcto".

Además, ha construido su carrera política con un hábil manejo de los medios de comunicación.

El republicano Trump comparte casi todas estas características con Farage. A excepción de que saltó directamente de ser un magnate de los negocios a la candidatura de la presidencia de EE.UU..

De todos modos, ambos se autoproclaman como outsiders o líderes al margen de la política convencional.

Migración como tema decisivo

Sobre la base de "recuperar la soberanía", ambas campañas han criticado la llegada de inmigrantes a sus territorios.

Hace un año, Trump anunciaba su candidatura a la elección presidencial diciendo que levantaría un "gran muro" en la frontera entre EE.UU. y México, para evitar la llegada de más mexicanos al país.

Derechos de autor de la imagen PA
Image caption Farage siempre hizo de la fobia a la inmigración y de su posición antieuropea la palanca sobre la que afianzó su carrera política.

El empresario ha convertido la política anti inmigratoria en uno de los temas centrales de su campaña.

Lo mismo ocurrió en la campaña por el "Leave" ("salida") en Reino Unido, que argumentó que el país no podía controlar el número de migrantes si permanecía como miembro de la UE.

El tema conectó con preocupaciones más amplias sobre cultura e identidad nacional que fortalecieron el mensaje de salida, especialmente entre los votantes de menos ingresos.

"De ninguna manera es racista decir que debemos controlar la cantidad y la calidad de los migrantes que entran a Reino Unido", señaló Farage luego de ser criticado por ser racista y antiislámico.

Todavía falta

Algunos se han preguntado si el resultado del referendo en Reino Unido supone un preámbulo para el destino de la elección presidencial estadounidense.

La respuesta es incierta por el momento y todo dependerá del desenvolvimiento de la campaña de Trump y de la demócrata Hillary Clinton de aquí al 8 de noviembre, cuando se celebren los comicios posiblemente entre estos dos virtuales candidatos.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Reino Unido es la primera nación en salir de la Unión Europea, comunidad fundada en 1993.

"El Brexit permitirá a los estadounidenses presenciar lo que producirán unas políticas parecidas a las de Trump durante los próximos cuatro meses", dijo Daniel Drezner, profesor de política internacional de la Universidad de Tufts (EE.UU.) en su columna del diario The Washington Post.

Lo que sí han podido anticipar instituciones como el Fondo Monetario Internacional y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos es que el Brexit provocará el estancamiento en la economía, un aumento del desempleo y el desplome de la libra.

Asimismo, el Tesoro dijo que se vería obligado a recortar gastos y subir impuestos.

Contenido relacionado