Al menos 125 muertos tras ataque del autodenominado Estado Islámico en Irak

Ataque en Karrada Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El primer ataque causó un enorme incendio en la zona comercial de Karrada en el centro de Bagdad.

Al menos 125 personas murieron y más de 150 quedaron heridas tras la explosión de una bomba en Bagdad, la capital iraquí, perpetrada por el autodenominado Estado Islámico (EI), informaron funcionarios.

El ataque suicida, el sábado, fue llevado a cabo con un coche bomba que explotó cerca de un restaurante en la zona comercial del distrito central de Karrada.

Los informes indican que la calle estaba muy concurrida en el momento de la explosión, que ocurrió cuando la gente terminó el día de ayuno en el mes sagrado musulmán del Ramadán.

Posteriormente explotó una segunda bomba en una zona predominantemente chiita en el norte de la capital, matando a otras cuatro personas.

Estos son los ataques más letales que ocurren en Irak desde principios de este año.

Y los ataques surgen una semana después de que las fuerzas de seguridad iraquíes volvieron a tomar el control de la ciudad de Faluya, que había sido tomada por EI.

Las autoridades indican que la ciudad fue utilizada por EI como base para lanzar ataques en Bagdad.

En una declaración en internet el grupo yihadista se hizo responsable del ataque suicida el sábado en Karrada, que causó un enorme incendio en la calle principal.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Es el ataque más letal que ha ocurrido en Irak desde principios de este año.
Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Varios edificios en Karrada quedaron severamente destruidos tras la explosión e incendio.
Derechos de autor de la imagen AP
Image caption El incendio en Karrada, causado por la explosión de una bomba, ardió durante varias horas.

Hay informes de que la fuente de la explosión en Karrada fue una camioneta refrigerada llena de explosivos.

La policía dijo que al menos 15 de los murieron en el ataque, ocurrido casi a la medianoche, eran niños y seis eran policías.

Varios edificios quedaron severamente dañados y seguían ardiendo el domingo.

El primer ministro Haider al Abadi visitó la escena de los hechos el domingo en la mañana y se encontró con una multitud indignada.

Horas después declaró tres días de duelo nacional.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Los dos ataques ocurren una semana después de que las fuerzas iraquíes volvieron a tomar el control de Faluya.

Análisis

"Este es un mensaje letal del autodenominado Estado Islámico", asegura Jeremy Bowen, editor de asuntos de Medio Oriente en Bagdad.

"Con esta destrucción y muerte los yihadistas del autodenominado EI lanzan un claro mensaje. Están diciendo que incluso si son derrotados en el campo de batalla, todavía pueden atacar donde realmente duele: matando civiles en el centro de la capital iraquí y también en otras capitales del mundo".

"EI ha sufrido una seria derrota en manos de las fuerzas iraquíes en Faluya. La ciudad, a menos de una hora manejando desde Bagdad, había estado bajo su control desde principios de 2014".

"EI está mostrando a sus seguidores, y a sus enemigos, que no será derrotado".

"Mucha gente resultó muerta y herida porque las calles estaban abarrotadas en la noche al final de un día de ayuno durante el Ramadán, cuando miles de personas estaban dispuestas a celebrar".

"Ahora son reales los temores de que habrá más ataques como éste, a medida que EI se ve bajo más presión militar".

EI todavía controla enormes franjas de territorio en el norte y occidente de Irak, incluida la ciudad de Mosul, la segunda más grande del país.

Pero el grupo se ha visto bajo presión tanto en Irak como en la vecina Siria, donde está siendo blanco de ataques de las fuerzas del gobierno y de rebeldes apoyados por Estados Unidos.

Temas relacionados

Contenido relacionado