Ataque en Niza: al menos 84 muertos al arrollar un camión a una multitud que celebraba la fiesta nacional de Francia

Camión Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El camión que atropelló a la multitud visiblemente baleado por la policía.

Un camión arrolló en la noche del jueves a una multitud de personas en Niza, ciudad del sur de Francia, en un ataque deliberado que dejó al menos 84 muertos y decenas de heridos, según datos del ministro del Interior, Bernard Cazeneuve.

Entre los lesionados, 50 se encuentran "entre la vida y la muerte", según dijo este viernes en la tarde el presidente francés, François Hollande.

En el momento del ataque había en el malecón 30.000 personas celebrando el día e la fiesta nacional de Francia, le dijo la alcaldía de Niza a la agencia de noticias AFP.

El conductor del camión fue abatido por disparos de la policía. La fiscalía lo identificó como Mohamed Lahouaiej Bouhlel, tunecino de 31 años que vivía en Niza y según algunos medios tenía nacionalidad francesa.

Y este sábado el grupo autodenominado Estado Islámico anunció que era uno de sus seguidores.

Lo hizo a través de un comunicado hecho público por Amaaq, la agencia que EI usa para informar de sus acciones.

Según esa misma información, el tunecino actuó en respuesta al llamado del grupo para atacar a países que participan en la coalición internacional contra los yihadistas en Siria e Irak.

Media playback is unsupported on your device
El momento en que la policía dispara al atacante de Niza

Lahouaiej era un chofer y repartidor que estaba divorciado y tenía tres hijos. Desde 2010 estuvo involucrado en delitos menores de violencia y robo, pero los servicios de seguridad no tenían indicios de radicalización religiosa.

Su exesposa fue puesta en custodia para ser interrogada, según las autoridades francesas.

De momento, ninguna organización se ha adjudicado la autoría.

Nada hará que nos rindamos en la lucha contra el terrorismo, continuaremos combatiendo a los que nos atacan".

François Hollande, presidente de Francia
AP

Aún así, el presidente de Francia, François Hollande, quien se trasladó de urgencia a París procedente de Aviñón para comparecer en televisión, calificó el ataque de "terrorista".

"Francia es fuerte", subrayó sin embargo Hollande, visiblemente afectado.

"No se puede negar la naturaleza terrorista del ataque en Niza", afirmó el presidente.

En el espacio de año y medio, el mandatario francés ha visto cómo su país se ha convertido en objetivo de varios violentos ataques.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La policía de Niza publicó una copia del permiso de residencia de Mohamed Lahouaiej Bouhlel.

Y este viernes muchos han recordado los ataques del 13 de noviembre del año pasado, que dejaron 137 muertos en el teatro Bataclan y otros puntos de la ciudad, y el de 7 de enero de ese mismo año, ocurrido también en la capital francesa contra la revista satírica Charlie Hebdo y que se saldó con 12 víctimas mortales.

"Nada hará que nos rindamos en la lucha contra el terrorismo, continuaremos combatiendo a los que nos atacan", añadió Hollande, y adelantó que su país reforzará las acciones en Siria e Irak.

Hollande también dijo que el estado de emergencia decretado tras los ataques de París del pasado noviembre se prolongará por tres meses más. Además se declararon tres días de duelo nacional.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Los servicios de emergencia trataban de atender a las decenas de heridos que dejó el ataque ocurrido cuando los franceses celebraban el Día de la Bastilla, la fiesta nacional.

Ahora es la sección antiterrorista del Ministerio Público de París la que está a cargo de la investigación.

Las líneas de investigación son "asesinatos y tentativas de asesinato por un grupo organizado con un objetivo terrorista".

Y "asociación criminal de delincuentes terroristas".

Media playback is unsupported on your device
Las imágenes que muestran el pánico y el caos que se vivió durante el ataque.

Cómo fue el ataque

El fiscal de Niza, Jean-Michel Pretre, explicó que el conductor del camión manejó a alta velocidad durante dos kilómetros entre la multitud que presenciaba los fuegos artificiales.

El ataque tuvo lugar en el Paseo de los Ingleses, el malecón de la ciudad, poco después de las 23.00 hora local (21.00 GMT) durante los actos de celebración del 14 de julio, fiesta nacional de Francia que conmemora la Toma de la Bastilla en 1789.

Image caption Mapa del lugar del ataque

A pesar de que la fortaleza medieval conocida como la Bastilla sólo custodiaba a siete prisioneros, su caída aquél 14 de julio en manos de los revolucionarios parisinos supuso simbólicamente el fin del Antiguo Régimen y el punto inicial de la Revolución francesa.

Dentro del camión se encontraron armas de fuego y granadas.

Pierce Scholfield, desde el lugar de los hechos

Desde este viernes, el periodista de la BBC Pierce Scholfield se encuentra en el Paseo de los Ingleses de Niza, el lugar en el que hacia las 23:00 del jueves el camión arrolló a la multitud.

"El camión sigue en el mismo sitio, a unos dos metros de donde nos encontramos", cuenta desde el malecón.

"Y un equipo forense está examinando la escena".

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La alcaldía de Niza dijo que en el momento del ataque había en el malecón de la ciudad 30.000 personas.

Scholfield añade que todos los cuerpos han sido recogidos y que los heridos fueron ya llevados a hospitales.

El periodista reconoce que él y el resto de medios internacionales no pueden ver mucho más "porque la policía ha colocado una gran pantalla blanca que bloquea el acceso" al lugar del ataque.

"A primera hora, cuando llegamos y aún no habían puesto la pantalla, el lugar estaba lleno de basura de las celebraciones y de objetos dejados atrás por la gente que huyó del camión", explica.

También quedaba gente en la escena, con quien logró hablar.

"Me contaron que nadie sabía lo que estaba pasando y que cientos de personas corrían de un lado para otro", relata.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La policía realizó controles a las personas que caminaban por las calles de Niza.
Derechos de autor de la imagen AP
Image caption El presidente francés anunció el despliegue de soldados para ayudar en las tareas de vigilancia.

Momentos de pánico

Christian Estrosi, presidente de la región Provenza-Alpes-Costa Azul a la que pertenece Niza, expresó en Twitter que "es el peor drama en la historia de Niza".

"Estamos aterrorizados", agregó, ofreciendo sus condolencias a los familiares de las víctimas.

Imágenes de medios locales y otras compartidas a través de las redes sociales muestran escenas de pánico, con decenas de personas corriendo para huir del lugar.

Tratamos de preguntarle a varias personas qué demonios estaba pasando y finalmente alguien nos dijo: 'Tienen que irse, la policía nos dijo que corriéramos".

Colin Srivastava, testigo del ataque

Un periodista del diario local Nice Matin informó desde el lugar que se veía "mucha sangre y que sin duda había muchos heridos".

Colin Srivastava, un testigo, le contó a la BBC que se encontraba en el casco histórico de Niza cuando vio "varios cientos de personas corriendo presas del pánico".

"Tratamos de preguntarle a varias personas qué demonios estaba pasando y finalmente alguien nos dijo: 'Tienen que irse, la policía nos dijo que corriéramos'".

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La policía de Niza realiza controles en los vehículos tras el ataque.

Tanto Estrosi como la Prefectura de los Alpes Marítimos publicaron a través de Twitter y Facebook mensajes solicitando a la población que se quede dentro de sus hogares.

Algunos reportes indican que hubo intercambios de disparos entre la policía y los ocupantes del camión, pero esta información todavía no ha sido confirmada.

El periodista de la BBC Roy Calley, quien se encontraba en el lugar en el momento del ataque, contó: "Estaba caminando cuando de golpe empecé a escuchar muchos gritos y lo que sonó como una explosión, pero no sé si no fue mi imaginación".

También pudo oír disparos.

"Fue una situación muy impactante porque hasta ese momento había una atmósfera de celebración, con fuegos artificiales fantásticos y tristemente terminó de esta forma", agregó.

Las autoridades pidieron a los medios de comunicación y a los usuarios de redes sociales que se abstengan de mostrar las imágenes más estremecedoras, por respeto a las víctimas y a los familiares.

En una rueda de prensa ofrecida este viernes, Manuel Valls, el primer ministro de Francia, anunció duelo nacional para el 16, 17 y 18 de julio y dijo que las banderas ondearán a media hasta en todas las oficinas oficiales del país.

"Tenemos que mostrar solidaridad y calma colectiva", llamó a sus conciudadanos.

"El ataque ha sido contra la unidad de Francia, pero Francia seguirá fiel al espíritu del 14 de julio".

Búsqueda de desaparecidos

Mientras, decenas de personas siguen buscando a sus familiares que pudieron estar en el lugar del ataque y de los que no han tenido aún noticias.

Muchos están utilizando para ello las redes sociales.

Gracias a una de ellas, Facebook, una pareja que perdió a su hijo de 8 meses en el caos ha podido reencontrarse con él este viernes.

Estaba en el carrito para bebés cuando lo arrastró la marabunta que huía del camión.

Unas personas que sobrevivieron al ataque lo habían recogido y estaban cuidándolo cuando vieron el anuncio de sus padres en Facebook.

Reacciones internacionales

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, llamó a reforzar "los esfuerzos para combatir el terrorismo".

"Apoyo firmemente al gobierno y el pueblo francés que se enfrenta a esta amenaza y subrayo la necesidad de intensificar los esfuerzos regionales e internacionales para combatir el terrorismo y el extremismo violento".

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama emitió un comunicado en el que dijo: "Condeno en los términos más fuertes lo que parece ser un terrible ataque terrorista en Niza, Francia, que ha matado y herido a decenas de inocentes civiles".

"El presidente ha sido informado de la situación y su equipo nacional de seguridad lo pondrá al día", dijo la vocera del Consejo Nacional de Seguridad de EE.UU., Ned Price.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El edificio del Senado de México iluminado con los colores de la bandera de Francia, en solidaridad con las víctimas del ataque en Niza.

Además, congresistas estadounidenses mantuvieron en Washington D.C. un momento de silencio en homenaje a las víctimas.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, dijo que era una trágica paradoja que la gente que se encontraba celebrando la libertad, igualdad y fraternidad fueran atacados, y que toda Europa y Asia estaban junto con Francia.

La Casa Real española calificó el ataque como "salvajada" y el rey Felipe VI ofreció sus condolencias a los franceses. El gobierno español convocó para este viernes su gabinete de crisis.

Y el recién nombrado secretario de Estado de Asuntos Exteriores y de la Mancomunidad de Naciones de Reino Unido, Boris Johnson, declaró estar "conmocionado y entristecido por los espantosos acontecimientos de Niza y la terrible pérdida de vidas".

El presidente ruso, Vladimir Putin, se puso en contacto inmediatamente con su homólogo francés por videoconferencia y dijo que el ataque fue llevado a cabo "con una crueldad y un cinismo particular".

El ministro del Interior de Alemania, Thomas de Maiziere, declaró que los acontecimientos de Niza demuestran una vez más que Europa "está en el punto de mira del terrorismo internacional".

Y su homólogo polaco, el ministro del Interior Mariusz Blaszczak, culpó del ataque a lo que llamó a los "muchos años de políticas multiculturales y corrección política".

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Francia ha estado bajo estado de emergencia desde los atentados de noviembre de 2015 en París, una alerta que hasta antes del ataque de Niza terminaba en julio pero que ahora se extenderá tres meses más.

Otros gobiernos a lo largo del mundo también se solidarizaron con el pueblo francés, entre ellos México, cuyo edificio del senado se iluminó con los colores de la bandera gala.

Mientras tanto, en Niza, el concierto de la cantante Rihanna previsto para este viernes y el festival internacional de jazz que iba a comenzar el sábado, fueron cancelados.

Temas relacionados

Contenido relacionado