Elecciones en Estados Unidos: las razones del medio hermano de Barack Obama para votar por Donald Trump

Malik Obama in Kenya, 2012 Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Barack y Malik Obama comparten el mismo padre.

Los lazos de sangre no son sinónimo de afinidad política.

El medio hermano del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que votará por Donald Trump en las elecciones nacionales del 8 de noviembre porque "parece ser un hombre directo".

Malik Obama, quien tiene la doble ciudadanía estadounidense y keniata, y es musulmán de religión, aseguró a la BBC que la propuesta del candidato presidencial republicano de prohibir de forma temporal el ingreso a Estados Unidos de todos los musulmanes era de "sentido común".

Los planes de Trump, planteados como una medida de seguridad nacional, han sido ampliamente criticados dentro y fuera de su país.

Malik Obama acusa a su hermano de darle la espalda a la familia.

Según le dijo al programa Newsday de la BBC, fue "decepcionante" e "hipócrita" que no hubiera representantes de la familia Obama de Kenia en la Convención Demócrata que se desarrolla desde el lunes hasta el jueves en Filadelfia, y donde Hillary Clinton fue elegida candidata a la presidencia por el partido.

El presidente, dijo Malik Obama, "convirtió sus orígenes en un gran tema... y ahora lo bloquea".

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Barack Obama y su padre, retratados en esta imagen de la década de 1960, tuvieron escaso contacto durante la infancia del actual presidente de Estados Unidos.

¿Quién es Malik Obama?

El hermano del actual mandatario que, según reportes, vive en el estado de Washington desde mediados de los años 80, no es ajeno a la política.

En 2013 fue candidato a gobernador en el condado de Siaya, en el suroeste de Kenia, pero perdió.

Su objetivo al votar a Trump, afirma, es también cambiar su alianza actual con el Partido Demócrata al Republicano.

Barack Obama, quien nació en Hawái, es hijo de madre estadounidense y padre keniata, que se separaron cuando tenía 2 años.

En 2009, el presidente de Estados Unidos visitó Kenia por primera vez desde que asumió el cargo.

Contenido relacionado