Elecciones en Estados Unidos: ¿por qué Donald Trump se niega a hacer públicas sus declaraciones de impuestos?

Donald Trump Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Donald Trump no ha querido hacer públicas sus declaraciones de impuestos.

"Solo tienes miedo si tienes algo que temer".

Así fue como el multimillonario estadounidense Warren Buffett condenó la negativa del magnate de bienes raíces y candidato presidencial, Donald Trump, de publicar sus declaraciones de impuestos.

Buffett, cuya fortuna está valorada en US$63.300 millones según la revista Forbes, insinuó este lunes en un mitin de la rival de Trump, Hillary Clinton, que el aspirante republicano quizá esconda algo en sus finanzas personales.

Y es que Donald Trump se ha negado en los últimos meses a publicar sus declaraciones de impuestos, como sí lo han hecho en los últimos cuarenta años todos los candidatos a la presidencia de Estados Unidos.

El empresario argumentó el pasado mayo que no podía poner a disposición del público sus hojas de impuestos personales porque estas se encuentran bajo una "auditoría rutinaria" del Servicio de Impuestos Internos de EE.UU. (IRS, por sus siglas en inglés).

Buffett, el segundo hombre más rico de EE.UU., le contestó este lunes que él también se encontraba bajo inspección y lo retó a presentar juntos la declaración de renta.

BBC Mundo pidió a la campaña de Donald Trump información sobre si el candidato iba a hacer públicas sus declaraciones en algún momento pero no recibimos respuesta al momento de publicar este artículo.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El segundo hombre más rico de EE.UU., Warren Buffett, criticó a Trump por no publicar sus declaraciones de impuestos durante un mítin con su rival, Hillary Clinton.

En otras ocasiones, cuando los reporteros le han preguntado a Trump por qué no las publica, ha respondido: "No se aprende nada con una declaración de impuestos".

Durante meses, la ausencia de sus declaraciones tributarias había quedado opacada por otras controversias protagonizadas por el empresario.

Pero el tema se reavivó el pasado jueves, cuando Trump dio una entrevista a la cadena televisiva estadounidense Fox.

Derechos de autor de la imagen Twitter Donald Trump
Image caption Donald Trump dijo en mayo a través de Twitter que "sus impuestos estaban bajo una auditoría rutinaria y que los publicaría cuando esta se completara, no después de las elecciones".

Al consultarle si estaría dispuesto a publicar declaraciones más antiguas que no estén siendo inspeccionadas, el magnate se refirió a Mitt Romney, el aspirante republicano a la Casa Blanca en 2012.

Según Trump, la campaña de Romney se vio perjudicada tras hacerse públicas sus declaraciones tributarias.

"Cuando entregó las declaraciones, encontraron un par de detalles menores que no significaban nada (...) e hicieron un gran lío de aquello (...). Quizá hasta haya perdido la elección debido a eso", dijo Trump.

Una práctica tradicional

Aunque no es obligatorio, los aspirantes a la presidencia de EE.UU. en las últimas cuatro décadas han hecho públicas sus hojas de impuestos anuales como una manera de comunicar transparencia al electorado.

En ellas se reflejan aspectos de las finanzas personales delos candidatos, como el porcentaje de impuestos que pagan, sus ingresos anuales, las donaciones a obras de caridad, inversiones e impuestos de bienes raíces y deducciones.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Este es el formulario que debe llenarse en Estados Unidos para declarar impuestos sobre ingresos personales.

En el caso de Hillary Clinton, la rival demócrata de Trump, se publicaron ocho años de declaraciones (2007-2014), que incluyen también las de su esposo, el expresidente Bill Clinton, por haber hecho el trámite como matrimonio.

La pareja tuvo unos ingresos de casi US$28 millones en 2014 y pagó alrededor de US$10 millones o 36% de ese monto en impuestos federales.

Y una de las exigencias que ha hecho la candidata a lo largo de la campaña es que Trump difunda sus estados tributarios anuales.

El empresario valora su patrimonio neto en US$10.000 millones, aunque esto ha sido cuestionado.

Sus declaraciones tributarias podrían aportar claridad sobre a cuánto asciende su fortuna exactamente.

"Las declaraciones de renta son directas, en blanco y negro. Firmas para declarar que lo que está allí es cierto. No está abierto a interpretaciones", le dijo a la BBC Joe Thorndike, historiador y director de un proyecto que enumera los impuestos de los candidatos presidenciales en la historia.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La rival demócrata de Donald Trump, Hillary Clinton, hizo públicos ocho años de declaraciones de impuestos en julio del año pasado, en las que también figura su esposo, el expresidente Bill Clinton.

El empresario ha sostenido que hasta que no se termine la inspección a la que está siendo sometido, no puede publicar nada.

Pero el director del IRS, John Koskinen, dijo en febrero que una auditoría no era impedimento para divulgar dichos documentos.

De hecho, el presidente Richard Nixon (1969-1974) hizo públicas sus declaraciones en medio de una inspección.

"Pagar lo menos posible"

A pesar de que no hay evidencia pública de cómo Donald Trump ha declarado sus impuestos, el aspirante ha dejado clara su estrategia tributaria.

"Ya lo verán cuando lo publique, pero lucho muy duro cada día para pagar lo mínimo de impuestos que se pueda", dijo el candidato republicano el pasado mayo.

Lucho muy duro cada día para pagar lo mínimo de impuestos que se pueda"

Donald Trump, candidato republicano a la presidencia de EE.UU.

En 2011, Trump dijo que mostraría sus declaraciones de renta si el presidente estadounidense, Barack Obama, divulgaba su certificado de nacimiento.

El empresario dudaba de que el mandatario hubiese nacido en EE.UU.

Una semana después, Obama publicó su registro de nacimiento.

Trump, por el contrario, no ha cumplido la promesa que hizo hace cinco años.

Contenido relacionado