Estados Unidos acusa a Rusia de realizar ciberataques para interferir en la campaña electoral

Imagen de la Plaza Roja de Moscú. Derechos de autor de la imagen Allsport/Getty
Image caption Según las autoridades estadounidenses, solo altos funcionarios rusos podrían haber autorizado el hackeo de las cuentas del Partido Demócrata.

Luego de meses manifestando sus sospechas, el gobierno de Estados Unidos acusó formalmente a Rusia de estar detrás de los ciberataques a organizaciones políticas de ese país con el objetivo de "intervenir en el proceso electoral estadounidense".

El hackeo reciente de correos electrónicos es "consistente con métodos y motivaciones de los esfuerzos dirigidos desde Rusia", dijo el Departamento de Seguridad Interior estadounidense.

A comienzos de este año fue divulgada información que revelaba detalles de los debates internos dentro del Partido Demócrata.

Este viernes, el Departamento de Seguridad Interior y la oficina del Director Nacional de Inteligencia dijeron en una declaración conjunta sobre seguridad electoral que están casi seguros de que altos funcionarios del Kremlin estaban involucrados en esos ataques.

"Creemos, basados en el alcance y lo delicado de estos esfuerzos, que solo los más altos funcionarios rusos podrían haber autorizado estas actividades", dijeron.

Destacaron, sin embargo, que modificar algún voto real o los resultados de alguna elección sería "extremadamente difícil", debido a que se trata de un sistema descentralizado con múltiples controles.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption La presidenta del Comité Nacional Demócrata, Debbie Wasserman Schultz, debió renunciar tras el hackeo de los sistemas de su partido.

La declaración también hace referencia a las denuncias presentadas por algunos estados sobre intentos no autorizados de acceder a sistemas "relacionados con el proceso electoral" desde servidores que "en la mayor parte de los casos" son operados por compañías rusas.

Sin embargo, funcionarios estadounidenses aseguraron que estos últimos ciberataques podrían no estar directamente vinculados con el gobierno ruso.

Por su parte, funcionarios rusos dijeron a la agencia Interfax que los señalamientos que vinculan a Rusia con los ciberataques son "tonterías".

Hackeos al Partido Demócrata

Durante la campaña electoral de 2016, han sido divulgados numerosos correos electrónicos comprometedores.

En julio, un hacker que se identifica como Guccifer 2.0 asumió la responsabilidad por la difusión de documentos internos del Partido Demócrata.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Durante meses, los funcionarios estadounidenses han expresado sus sospechas sobre la participación de expertos rusos en los hackeos.

Durante ese hackeo fueron extraídos varios gigabytes de información, incluyendo correos y otros documentos internos que revelaban los trabajos del Comité Nacional Demócrata.

En una primera etapa de la investigación, muchos funcionarios estadounidenses relacionaron la fuga de información con Rusia, aunque las autoridades de Moscú negaron haber tenido ninguna participación y denunciaron que en Washington había una retórica "venenosa contra Rusia".

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Donald Trump fue criticado por decir que los hackers rusos debían buscar los correos de Hillary Clinton cuando era secretaria de Estado.

Los correos filtrados parecían mostrar que funcionarios del Partido Demócrata estaban parcializados en contra de Bernie Sanders, quien competía con Hillary Clinton por la candidatura presidencial de esa organización.

La divulgación de los documentos derivó en la renuncia de la presidenta del Comité Nacional Demócrata, Debbie Wasserman Schultz, y desató protestas durante la Convención Nacional del partido realizada en Filadelfia.

El tema del hackeo también le ha generado problemas al candidato presidencial republicano, Donald Trump, pero no porque haya sido víctima de un ciberataque sino por haber dicho que los hackers rusos deberían intervenir las cuentas de Hillary Clinton y divulgar los emails que ella almacenó en un servidor privado cuando era secretaria de Estado.

Contenido relacionado