Rebelión republicana: le piden a Donald Trump que retire su candidatura y hasta su esposa, Melania, lo critica

Mike Pence y Donald Trump Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Donald Trump enfrenta una revuelta dentro de su partido

El video con los comentarios los ofensivos y lascivos comentarios de Donald Trump hablando sobre cómo trataba a las mujeres provocó un auténtico terremoto político.

La catarata de críticas no se limitó a sus contrincantes demócratas en la carrera hacia la Casa Blanca: también se lanzaron en su contra en el bando republicano.

Algunos destacados republicanos no sólo anunciaron que no iban a votar por él, también le pidieron que renuncie.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Donald y Melania Trump estaban ya casados en 2005, cuando se filmó el video que ha creado una crisis en la campaña republicana.

Y hasta la esposa del aspirante republicano, Melania, emitió un comunicado tibiamente crítico.

Ambos llevaban algunos meses casados cuando se hizo la grabación que desató el escándalo. Algunos medios, como The Huffington Post, reportaron que cuando se produjo el incidente -alrededor de septiembre de 2005, Melania estaba embarazada. El único hijo de la pareja nació en marzo de 2006.

"Las palabras que mi marido usó son inaceptables y ofensivas para mí. Esto no representa al hombre que conozco. Él tiene el corazón y la mente de un líder. Espero que la gente acepte sus disculpas, como yo, y se centre en los problemas importantes que enfrentan nuestra nación y el mundo", señaló.

En la arena política las reacciones fueron más airadas.

Los últimos en retirarle su apoyo a Trump han sido el ex candidato presidencial republicano John McCain y la ex secretaria de Estado, Condoleezza Rice.

McCain dijo que los comentarios de Trump "hacen que sea imposible continuar ofreciendo un apoyo aún condicionada a su candidatura", mientras que Rice dijo: "Basta, Donald Trump no debería ser presidente. Él se debería retirar".

John Thune, senador de Dakota del Sur y tercer republicano de más rango en el Senado, declaró a través de su cuenta de Twitter: "Donald Trump debe retirarse y Mike Pence debe ser nuestro candidato inmediatamente".

En mayo, Thune había dicho que Trump era un candidato necesario para el "cambio".

Dennis Daugaard, gobernador del estado, se unió a Thune. "Ya es suficiente. Donald Trump debería retirarse a favor del gobernador Mike Pence. Esta elección es demasiado importante ", señaló.

Pence, compañero de fórmula de Trump, se distanció de él, sin llegar a más: "No justifico sus comentarios y no puedo defenderlos. Agradezco que haya expresado su arrepentimiento", afirmó.

"Oramos por su familia y esperamos con interés la oportunidad que tiene para mostrar lo que está en su corazón cuando vaya ante la nación mañana en la noche", dijo refiriéndose al segundo debate presidencial, previsto para este domingo en la Universidad de Washington.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Pese al escándalo, seguidores de Trump lo saludaron este sábado en Nueva York

Aunque Trump se disculpó por sus palabras, dijo enfáticamente que no se retirará de la carrera presidencial.

Y si bien no compareció en un evento de campaña con el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan -quien le retiró la invitación- fue vitoreado por partidarios este sábado a la salida de las Torres Trump de Nueva York.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Kelly Ayote, senadora republicana de New Hampshire, le retiró su apoyo a Trump

La senadora de New Hampshire Kelly Ayotte también se unió a la larga lista de miembros republicanos del Congreso que han dicho que no van a votar por Trump.

Ver el cadáver de tu enemigo pasar

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption La campaña de Hillary Clinton ha estado casi silente en medio del escándalo que sacude a los republicanos

Hillary Clinton, candidata presidencial demócrata, ha estado contemplando en silencio la crisis republicana.

Más allá de un par de tuits, donde calíficó de "horribles" las palabras de Trump y le pidió a las mujeres que lo detuvieran, la campaña demócrata indicó que la respuesta oficial será emitida durante el debate del domingo.

Por su parte, el gobernador de Utah, el republicano Gary Herbert, también le retiró el apoyo a Trump.

"Las declaraciones de Trump van más allá de lo ofensivo y despreciable. Si bien no puedo votar por Hillary Clinton, tampoco lo haré por Trump", escribió Herbert en Twitter.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption El gobernador de Nevada, Brian Sandoval, tuvo duras palabras para Trump

El gobernador de Nevada, Brian Sandoval, se pronunció en la misma línea.

"Este video expone no sólo palabras, sino ahora un patrón establecido, que me parece repugnante e inaceptable para un candidato a presidente de los Estados Unidos. No puedo apoyarlo como candidato de mi partido", dijo.

Los senadores de Alaska, Lisa Murkowski y Dan Sullivan, también le retiraron el apoyo; Sullivan pidió que Pence lo reemplazara.

Shelley Moore Capito, senadora de Virginia Occidental, y Cory Gardner, senador de Colorado, también solicitaron la retirada de Trump de la carrera.

John Boozman, senador de Arkansas, fue más allá y dijo: "Si alguna vez oyera a alguien hablar de esta manera sobre (mis hijas y nietas), esa persona tendría que comprarse dientes nuevos".

Derechos de autor de la imagen Twitter
Image caption Jeb Bush criticó a Trump

Uno de sus antiguos rivales en las primarias, el ex gobernador de Florida Jeb Bush, se sumó al coro de críticas.

"Como abuelo de dos preciosas chicas, no creo que haya disculpa que pueda excusar el censurable comportamiento de Donald Trump con comentarios degradantes para las mujeres", escribió Bush en la red social.

Comentarios similares hicieron otros pre candidatos presidenciales republicanos, derrotados por Trump en las primarias, como los senadores Ted Cruz (Texas), Marco Rubio (Florida) y Rand Paul (Kentucky).

Ninguno de ellos llegó a pedirle que se retirara.

El presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, también criticó duramente al candidato.

"Espero que Trump trate esta situación con la seriedad que merece y trabaje para demostrarle al país que tiene más respeto por las mujeres del que el video muestra", dijo Ryan.

Contenido relacionado