Wikileaks filtra presuntos discursos donde Hillary Clinton elogia a Wall Street

Hillary Clinto en un discurso en el Williamsburg County Recreation Center, el 25 de febrero de 2016 Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Wikileaks publicó extractos de los discursos de Hillary Clinton

Transcripciones de discursos privados hechos por la candidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, fueron dadas a conocer por el sitio de filtraciones Wikileaks.

En uno de los extractos, Clinton le dice a banqueros que ellos son quienes se encuentran en la mejor posición para ayudar a reformar el sector financiero estadounidense.

En otro afirma que favorece "el libre comercio y las fronteras abiertas". Su rival, el candidato republicano Donald Trump, ha dicho que quiere renegociar algunos de los más importantes tratados de libre comercio.

Hillary Clinton se había negado a publicar las transcripciones, correspondientes a discursos de 2013 y 2014.

Su contrincante en las primarias del partido Demócrata, Bernie Sanders, le ha pedido repetidamente que haga público el texto de sus discursos, por los cuales se cree ganó una suma cercana a los US$26 millones.

Análisis de Anthony Zurcher, BBC

En otras circunstancias, la historia de Wikileaks sobre Clinton dominaría las noticias esta semana, y pondría a los analistas a especular si las revelaciones podían inclinar la elección hacia Marco Rubio, Jeb Bush o incluso Ted Cruz.

Pero este es el mundo de Donald Trump. Y la publicación de una grabación suya en 2005 en el que aludía en forma obscena a las mujeres los tiene bastante más ocupados.

Eso no significa que el contenido de los mensajes filtrados, asumiendo que en realidad son legítimos y no han sido intervenidos, no le va a hacer daño a Clinton. Si no el día de la elección, entonces por meses y años en el curso de su intento por gobernar una nación profundamente dividida.

Esos mensajes ofrecen aún más evidencia de que Clinton está en favor del libre comercio y simpatiza con los intereses de Wall Street, a pesar de que ella lo niega.

También revelan una actitud política pragmática, que no cae bien entre el ala populista de su propio partido.

Cuando el polvo se asiente en esta elección, es probable que las divisiones en las filas demócratas reaparezcan, y que esos correos y discursos se conviertan en las pruebas A a la Z para aquellos de izquierda que dudan de su buena fe liberal.

Cada intento que haga de acercarse a los republicanos será visto con la mayor de las sospechas.

Los extractos incluyen comentarios que hizo en un evento patrocinado por Goldman Sachs en octubre de 2013, en el cual Clinton habló de la necesidad de consultarle a Wall Street temas de reforma financiera.

"Quienes conocen la industria mejor que nadie son quienes trabajan en la industria", dijo.

En otro discurso en un banco brasileño en 2013 habló de su "sueño" sobre un mercado común.

"Mi sueño es un mercado común hemisférico, con libre comercio y fronteras abiertas, en algún momento en el futuro, con una energía tan respetuosa del medio ambiente y tan sostenible como sea posible empujando el crecimiento y las oportunidades para cada persona en el hemiferio", señaló.

La filtración se produce después de que Estados Unidos acusara a Rusia de un ciberataque contra organizaciones políticas, con el fin de influenciar la elección presidencial.

Partidarios de Donald Trump esperaban que Wikileaks publicara una "sorpresa de octubre" esta semana que pusiera fin a las aspiraciones presidenciales de Clinton.

Se cree que personal del comando de campaña de Clinton recibió los discursos para identificar pasajes que pudieran ser potencialmente problemáticos si se hacían públicos, informó la agencia AP.

Wikileaks publicó miles de correos electrónicos, que incluyen intercambios con su asistente de campaña John Podesta. El lote abarca material que data de hace años, pero también algunos tan recientes como de hace un mes.

Podesta se refirió a las revelaciones como parte de un hackeo ruso, e insinuó que algunos de los documentos pudieran haber sido alterados.

"No me gusta la idea de haber sido hackeados por los rusos en su intento por inclinar la elección hacia Donald Trump", escribió Podesta en Twitter.

"No tengo tiempo para determinar cuáles son reales y cuáles falsos".

Derechos de autor de la imagen Twitter / @johnpodesta
Image caption Podesta atribuye la filtración a un hackeo ruso para favorecer a Donald Trump.

Contenido relacionado