Muere Janet Reno, la primera mujer nombrada fiscal general de EE.UU. que capeó varios escándalos del gobierno de Bill Clinton

Janet Reno presta juramento como fiscal general de Estados Unidos, frente al Comité Judicial del Senado, en Washington DC, 9 de marzo de 1993. Derechos de autor de la imagen AP

Janet Reno, la primera mujer en ser nombrada fiscal general de Estados Unidos, murió en su residencia en Miami, tras complicaciones relacionadas al mal de Parkinson, informan los medios de comunicación locales.

Reno, de 78 años, lidió con varias crisis políticas mientras estaba en funciones durante el gobierno del presidente Bill Clinton, entre 1993 y 2001.

Fue severamente criticada por la mortal redada contra los predios de la secta davidiana en Waco, Texas, cuando apenas llevaba unas semanas en el Departamento de Justicia.

El líder de la secta, David Koresh, y unos 80 discípulos más murieron en la redada.

Hubo polémica después con respecto a la legalidad de la redada realizada por el FBI y por qué tanta gente murió.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Reno (izq.) fue una de las más duraderas integrantes del gabinete de Bill Clinton.
Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La decisión de efectuar una redada contra los predios de la secta davidiana en 1993 fue uno de los momento críticos de Reno como fiscal general.

Reno logró resistir las consecuencias de la redada y se convirtió en la fiscal general que más tiempo ocupó el puesto en el siglo 20, desde 1993 a 2001.

También fue una de las personas más allegadas al presidente Clinton dentro de su gabinete.

Se destacó por continuar en su cargo a pesar de ser diagnosticada con mal de Parkinson, en 1995, que le producía temblor en ambos brazos.

Después de la debacle de Waco, Reno participó en algunos de los más notorios escándalos y momentos polémicos que sacudieron la administración de Clinton, incluyendo:

  • El asuntoWhitewater, sobre un fallido proyecto inmobiliario en el que los Clinton habían invertido
  • El escándalo "Travelgate", con la supuesta participación de Hillary Clinton en los polémicos despidos del personal de la oficina de viajes de la Casa Blanca, en 1993
  • Fallida práctica forense del laboratorio del FBI, cuando la agencia fue acusada de cometer errores con la evidencia entregada por su laboratorio forense a los tribunales que juzgaban importantes casos criminales
  • El caso Mónica Lewinsky, en el que Bill Clinton fue sometido a un juicio político (impeachment) tras su relación con una pasante de la Casa Blanca
  • Acusaciones a finales de los 90 que China había logrado tener acceso a los secretos nucleares de EE.UU.
  • Irregularidades en el financiamiento de la campaña para la reelección de la fórmula Clinton-Gore, en 1996

Hacia el final de su carera, en la primavera de 2000, Reno se echó encima a la comunidad cubanoestadounidense de su ciudad natal, tras autorizar el allanamiento armado de una casa donde un niño balsero cubano de 5 años estaba siendo hospedado por sus familiares.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Reno se echó encima la comunidad cubanoestadounidense en Miami por su decisión de devolver al niño balsero cubano, Elian González, a su padre.

El niño, Elián González, de un emotivo tira y afloje diplomático y político entre la comunidad cubana en el exilio y el gobierno en La Habana.

Elián había sido rescatado en el estrecho de Florida por unos pescadores, después de que su madre se ahogó tras huir en balsa de la isla con el menor.

Sus familiares en Miami retuvieron al niño a pesar de que la Justicia había ordenado que fuera devuelto a su padre, residente en Cuba. Al no obedecer, Reno ordenó la dramática redada que puso a Elián de vuelta en brazos de su padre.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Reno continuó trabajando a pesar de haber sido diagnosticada en 1995 con mal de Parkinson.

Reno, que se describía a sí mismo como una "solterona torpe" de 1.80 de estatura, será recordada por su estilo cauteloso pero franco, mencionando una vez a los periodistas: "No manipulo los hechos".

Por fuera de Washington, se ganó elogios por su comportamiento directo y simple que se expresaba en su preferencia por remar un kayak en el río Potomac a relacionarse con la clase política en los cócteles de la capital.

Según el diario The Washington Post, también será recordada por los sendos cuentos de su infancia en los manglares de la Florida, que incluían relatos de su madre luchando contra caimanes hasta una casa llena de pavorreales todos llamados Horacio.

Temas relacionados