¿Una aplanadora para Trump? El Partido Republicano se garantiza el control absoluto del Congreso de EE.UU.

Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes. Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes, fue reelecto por Wisconsin.

El Partido Republicano mantendrá su mayoría el Congreso de Estados Unidos, completando así una noche de pesadilla para el Partido Demócrata.

Los resultados de las elecciones del martes aseguran que el candidato republicano a la presidencia de EE.UU., Donald Trump, llegará a la Casa Blanca con su partido en completo control de la Cámara de Representantes y del Senado.

En principio, esto debería hacer más fácil la implementación de las políticas de Trump, quien ha prometido revertir varias de las iniciativas más emblemáticas de su antecesor, Barack Obama.

Aunque todavía está por ver qué tan bien trabajará el magnate con los legisladores republicanos que rehusaron a apoyarlo durante la campaña.

Magras ganancias

Los demócratas tenían la mayoría de sus esperanzas puestas en la contienda por el Senado, donde estaban en juego 34 de un total de 100 escaños.

Pero hasta el momento solamente han podido arrebatarle uno a los republicanos, gracias a la victoria en Illinois de Tammy Duckworth sobre Mark Kirk, quien buscaba ser reelecto.

Los republicanos, por su parte, han logrado asegurar la reelección de dos miembros de alto perfil de la cámara alta: Marco Rubio, en Florida; y Rob Portman, en Ohio.

En Wisconsin, el senador republicano Ron Johnson también resistió los embates de Ruus Feingold y en Indiana Todd Young hizo lo propio con el exsenador demócrata Evan Bayh.

También conservaron sus sillas Richard Burr, en Carolina del Norte, y John McCain, en Arizona.

Y los demócratas no tuvieron mejor suerte en las elecciones para la Cámara de Representantes, que los republicanos controlan desde hace seis años.

Cuando aún no se conocían todos los resultados de las votaciones, ya los republicanos habían asegurado una nueva mayoría, pues solo 5 legisladores republicanos perdieron sus escaños.

Y hasta el portavoz de la Cámara, Paul Ryan, quien se distanció de Trump durante la campaña, logró retener su diputación por el estado de Wisconsin.

"Estamos ansiosos de trabajar de la mano de la nueva administración para impulsar una agenda que mejore la vida de los estadounidenses", dijo inmediatamente después de su triunfo Ryan.

Media playback is unsupported on your device
El conciliador discurso de Donald Trump tras la victoria

Contenido relacionado