Las preguntas que les quedaron pendientes a los lectores de BBC Mundo luego que Donald Trump ganara las elecciones en Estados Unidos

Donald Trump Derechos de autor de la imagen Getty Images

Una vez que se conocieron los resultados de las elecciones en Estados Unidos, les preguntamos a los lectores de BBC Mundo sobre qué cuestiones querían saber más.

La mayoría de las preguntas giraron en torno a una cuestión fundamental: ¿qué esperar de un gobierno encabezado por Donald Trump?

Y algunas de las dudas que nos llegaron las pudieron responder los periodistas Liliet Heredero y Luis Fajardo en una transmisión en vivo en Facebook.

Estas fueron las ideas fundamentales:

¿Cómo Donald Trump logró ganar la presidencia de Estados Unidos?

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El deliberado distanciamiento de la corrección política le valió a Donald Trump numerosos enfrentamientos con los líderes de su propio partido.

La mayoría de los análisis coinciden en describir que, durante estas elecciones, dos grandes fuerzas se contraponían.

Por un lado, Hillary Clinton esperaba conseguir el apoyo de todas las minorías. Por ejemplo, se preveía (particularmente en ciudades como Miami, Florida) que la participación de los latinos en estas elecciones iba a ser muy importante para definir el resultado final.

Por el otro lado, Donald Trump contaba con el voto de los obreros blancos que estaban muy molestos, con una actitud de rebeldía (por ilustrarlo de alguna manera) hacia el sistema político.

En últimas, este pulso entre ambas fuerzas terminó inclinándose hacia el segundo grupo. La movilización de blancos de clase obrera fue bastante superior a la de los otros grupos, según apuntan varios análisis.

Derechos de autor de la imagen Michael Reaves

¿Fallaron las encuestas? ¿Por qué?

Las encuestas erraron de una manera clara, al igual que sucedió antes en Reino Unido durante la campaña por la aprobación del Brexit y en Colombia antes de la votación por el plebiscito sobre el acuerdo de paz el gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC.

Sin dudas, uno de los grandes damnificados de este ciclo electoral, no solo en los Estados Unidos, ha sido la credibilidad de las encuestadoras.

Aunque no puede descartarse la ineficacia de las organizaciones que realizan estas encuestas como una razón, sí debe tenerse en cuenta lo que algunos analistas llaman "voto oculto".

Algunas personas podrían sentirse incómodas expresando abiertamente su decisión política cuando se trata de temas tan controversiales y deciden no participar en las encuestas o no declarar su intención de voto.

Durante la Convención Nacional Republicana (CNR) en la que Trump se convirtió oficialmente en el candidato de los conservadores, se analizó lo que algunos llamaron "el factor de la conversación de coctel": ¿Se sentirían cómodos los profesionales republicanos, de clase media alta, diciendo que votarían a Trump ante sus amistades durante un coctel?

"El factor de la conversación de coctel" era una de las barreras que, se suponía, necesitaba superar el candidato.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Evidentemente, muchas personas dijeron en las encuestas que no votarían por Donald Trump pero lo hicieron llegado el momento.

Exactamente, ¿en qué estados la victoria de Donald Trump fue totalmente sorpresiva?

No se puede mencionar un estado donde su victoria haya sido una sorpresa absoluta.

Lo que sí fue realmente sorprendente es que ganara en prácticamente cada uno de los estados que podrían haberse inclinado hacia cualquiera de los dos candidatos.

El resultado final hubiera sido radicalmente distinto si Hillary hubiera ganado al menos en Pensilvania, Ohio o Florida. El hecho de que ni uno, lo lograra es lo que impresiona a mucha gente.

Image caption Hillary Clinton tenía lo que se puede definir como cinco líneas de defensa. Eran cinco estados que, de haber asegurado solo uno de ellos, hubiera ganado la elección.

La goleada de Trump en esos terrenos es el hecho notorio de estas elecciones.

Aunque hay estados "péndulo" como Florida (unos años gana el candidato republicano y otros años gana el candidato demócrata), hay otros que tradicionalmente han seguido a los demócratas y esta vez no lo hicieron ¿Por qué?

Uno de los temas más discutidos durante la campaña electoral ha sido la situación de los estados del Medio Oeste, la zona industrial por excelencia de Estados Unidos. Allí es donde estaba concentrada la industria automotriz, por ejemplo.

En esta zona, la actividad sindical solía ser muy robusta y, por lo tanto, eran bastiones tradicionales del Partido Demócrata.

Cómo Donald Trump ganó la presidencia

Su navegador no admite este contenido interactivo. Debe utilizar un navegador moderno con Javascript habilitado para poder ver los mapas de los resultados.

Sin embargo, en los últimos años, ésta ha sido la zona más afectada por lo que se podría llamar "el aspecto negativo de la globalización": muchos puestos de trabajo han sido trasladados desde allí a otros países como México.

En particular, este punto era una de las puntas de lanza del discurso de Donald Trump. El candidato republicano se quejaba de que muchas fábricas se estaban mudando a otros países y estaban dejando sin trabajo a la clase obrera estadounidense.

Así, Wisconsin, ubicado en esa zona del país, se convirtió en uno de los estados que consolidó la victoria del candidato republicano en 2016.

Del mismo modo, la batalla por Michigan, otro estado tradicionalmente demócrata, ha sido tan reñida que los resultados definitivos todavía no se conocen (al momento de publicar este artículo).

Todo el mundo esperaba que en las costas predominara el voto hacia el partido demócrata, como ha ocurrido siempre. Se sabía que, en zonas como el "sur profundo", iba a ganar el partido republicano.

En cambio, es novedoso el hecho mismo de que la zona del Medio Oeste haya estado en disputa.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Donald Trump supo aprovechar los cambios económicos y sociales que han tenido lugar recientemente en los estados del Medio Oeste para ganarse el favor de los votantes.

Y ahora, ¿qué va a pasar con los inmigrantes hispanos?

Una de las características más sobresalientes de esta campaña han sido los anuncios grandilocuentes, pronunciados en su mayoría por Donald Trump, quien ha ofrecido muy pocos detalles con respecto a su implementación.

Pero, en el caso de las deportaciones, la cuestión en realidad es: ¿qué tanto pueden acelerarse bajo el gobierno de Donald Trump?

Image caption El gobierno de Barack Obama ha deportado a cientos de miles de latinoamericanos indocumentados.

Un reciente reportaje de BBC Mundo describió la situación de los inmigrantes en Misisipi, una de las zonas más pobres del país.

Ante la pregunta de qué esperaban de las deportaciones que podría llevar a cabo Donald Trump, una activista dijo que esas deportaciones ya están pasando.

No obstante, es muy importante tener en cuenta que Trump animó a su base, a sus seguidores más fervientes, con la promesa de que iba a hacer algo con rapidez con respecto a los inmigrantes indocumentados.

Más allá de los indocumentados, ¿cómo cambiará en términos generales la política migratoria de Estados Unidos?

Como todo lo concerniente a las políticas que impulsará Donald Trump, lo único seguro es la incertidumbre.

Sin embargo, no es aventurado decir que se endurecerán muchas áreas de la política migratoria estadounidense.

Derechos de autor de la imagen Thinkstock
Image caption Uno de los aspectos destacados por los comentaristas conservadores es el deseo de una política migratoria que, desde el punto de vista legal, no favorezca tanto los vínculos familiares como las destrezas que los inmigrantes traigan consigo.

A la hora de tramitar la entrada legal al país, Estados Unidos favorece a los familiares de quienes actualmente residen allí. En cambio, muchas de las personas que rodean a Donald Trump creen que esa no es una conducta racional.

Para ellos, Estados Unidos debe priorizar a las personas que aporten económicamente al país.

Entonces, es razonable pensar que la política migratoria de Estados Unidos se alineará con el "nacionalismo económico" del discurso de Trump y, al mismo tiempo, será todavía más difícil regularizar la situación de los indocumentados.

De todos modos, habrá que esperar al 20 de enero, a que llegue a la Casa Blanca y empiece, además, a trabajar con el Congreso.

Muchas de sus promesas electorales no puede hacerlas realidad sin consultarlas con las demás ramas del poder, en particular, con el Congreso.

¿Qué pasó con el Congreso? ¿Qué rol tiene a la hora de frenar algunas políticas del presidente?

Esta es otra de las principales aristas del terremoto político que acabamos de vivir; sin dudas, el más grande en la historia de Estados Unidos en más de un siglo.

Que ambas cámaras del Congreso estén en manos del Partido Republicano le hará la vida más fácil a Trump.

Los congresistas estadounidenses, incluso aunque pertenezcan al mismo partido, tienen mucha independencia del presidente. En ocasiones el presidente llega a negociar individualmente con cada uno de ellos para ganar su apoyo con respecto a determinado proyecto de ley.

Pero el congreso claramente va a tener una posición de menos obstrucción que la que tuvo durante el gobierno de Barack Obama.

¿Cuáles serán los principales cambios geopolíticos y sus repercusiones?

Estados Unidos ha jugado un papel clarísimo en mantener un orden particular del mundo, lo cual se expresa, por ejemplo, en su rol de liderazgo dentro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

En contraste, Donald Trump ha dicho que los países miembros de la OTAN y otros con los que tiene acuerdos bilaterales de seguridad como Arabia Saudita o Japón, tendrán que aportar más económicamente si desean mantener esos tratados.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Si Donald Trump cumple la mitad de lo que ha prometido, su mandato sería el cambio más grande y profundo que se ha producido en la política exterior de Estados Unidos (por lo menos) desde la Segunda Guerra Mundial.

Algo similar ocurre en el área de la economía, donde Estados Unidos ha desempeñado un rol central para mantener un orden económico global basado en el libre comercio.

¿Qué pasará con los tratados de libre comercio entre Estados Unidos y los países de América Latina?

Cambiar, o por lo menos tratar de renegociar, partes de esos tratados de libre comercio fue una de las principales promesas de la campaña de Donald Trump.

El discurso de campaña de Donald Trump aseguraba que esos tratados eran comercialmente injustos para Estados Unidos y que eran la causa de muchos de los problemas económicos de Estados como Michigan y Wisconsin, donde fue tan dura la competencia política.

Sus seguidores en esos estados van a estar esperando que él cumpla con esa promesa.

Por tanto, BBC Mundo ofrece un pronóstico muy reservado para los tratados de libre comercio a futuro, e incluso para los que actualmente se encuentran funcionando.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El presidente de México, Enrique Peña Nieto, recibió al republicano en agosto.

¿Qué pasará con el dólar? ¿Qué podemos esperar?

El precio del dólar refleja la confianza que el resto del mundo tiene en la economía estadounidense y la incertidumbre que existe actualmente no se ha visto en muchos años.

Por ejemplo, Donald Trump dijo que quería renegociar la deuda de Estados Unidos.

Tener un bono del tesoro estadounidense solía ser un símbolo absoluto de estabilidad y de confianza, pero si Trump se plantea de algún modo desconocer la deuda pública de Estados Unidos, esto generaría desconfianza entre los inversores de todo el mundo.

Si lo hace, podría vivirse bastante inestabilidad económica en el mundo y eso se podría reflejar en el precio del dólar.

¿Estaba Estados Unidos para ser gobernado por una mujer?

La controversia alrededor de Hillary Clinton no fue tanto por ser mujer sino porque era vista con desconfianza por ser parte de la clase política tradicional estadounidense.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que una de las cosas que más inquietaba al grupo de los seguidores de Donald Trump era la pérdida de su estatus cultural tanto por la llegada de los inmigrantes como por los avances en cuanto a la equidad de género.

Entre esos sectores conservadores, el asunto de género pudo haber sido relevante.

¿Cuánto afectó a la campaña de Hillary Clinton su posición a favor del aborto?

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Hillary Clinton fue vista por desconfianza por quienes la consideraron parte del "establishment" político.

A pesar de que uno de los objetivos del partido republicano tradicionalmente ha sido ganar el apoyo de los grupos religiosos, en particular de los evangélicos, en estas elecciones los temas "moralistas" no fueron tan relevantes.

Hubo tantas controversias y fueron tan intensas, que no se puede asegurar que el aborto fuera un tema crucial.

Pero también hay muchos hispánicos católicos en el país que podrían haber rechazado la postura clara y abierta de Hillary Clinton a favor del aborto y del derecho de las mujeres a decidir.

Paralelamente, varios líderes republicanos han expresado la existencia de afinidades naturales entre ellos y las posiciones culturales o religiosas de los latinos.

En ese sentido, la estrategia republicana de "vender" a los hispanos un candidato afín con sus posiciones culturales y las discusiones sobre el aborto, podrían haber sido factores relevantes.

¿Por qué hay tanta preocupación con respecto a Trump? ¿Y si lo hace bien? ¿No cabe esa posibilidad?

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La incertidumbre que ha generado el triunfo electoral de Donald Trump es la principal fuente de inquietud con respecto a su mandanto.

Tanto la candidata Hillary Clinton como el actual presidente Barack Obama han dicho que le desean suerte y que se le debe ofrecer a Trump la oportunidad de ejercer su liderazgo.

Estados Unidos sigue siendo la economía más poderosa del mundo. Desempeña, además, un rol clave en la estabilidad y la seguridad del planeta. A todos conviene que un presidente estadounidense gobierne bien.

El problema está en que Donald Trump rompió tantas reglas en este proceso electoral, que provoca incertidumbre. Esa incertidumbre es lo que más temor genera.


Esta es una selección de los temas que más atención generaron entre nuestros lectores cuando les preguntamos qué querían saber luego de conocerse los resultados en las elecciones presidenciales en EE.UU. Agradecemos a todos los que enviaron sus inquietudes.

Contenido relacionado