¿A qué se va a dedicar ahora el chino a quien imitar a Barack Obama le cambió la vida?

Imitador de Obama Derechos de autor de la imagen Xiao Jiguo
Image caption Xiao Jiguo es considerado uno de los mejores imitadores de Barack Obama.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, dejará la Casa Blanca en enero, pero eso no significa que su imitador más famoso en China pierda su trabajo.

¿O sí?

Xiao Jiguo, un actor de 30 años, se volvió famoso de la noche a la mañana cuando logró unas de las personificaciones del mandatario estadunidense más fieles cuando Obama ascendió al poder en 2008.

Tal es la fama de Xiao en su país, que las decisiones en política exterior durante el gobierno de Obama influyeron directamente en su creciente carrera.

"La gente en los medios, en la televisión dejaron de invitarme porque les preocupaba que podría tener algún tinte político", le dijo a la BBC.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Las relaciones entre China y Estados Unidos son cordiales, pero llenas de tensión entre las dos principales economías del planeta.

"Mientras Obama esté en el cargo, tengo que evitar los temas políticos. Pero después de que salga de la Casa Blanca, mi camino como actor será mucho más claro", añadió.

Sí, él puede

Yes, he can

Xiao siempre ha tenido un sueño: volverse cantante. Pero después de mudarse desde la provincia de Sichuan hacia Guangdong hace 10 años, le tocó trabajar en una empresa de seguridad para sobrevivir.

Entonces llegó 2008. Uno de sus compañeros de trabajo le dijo que tenía un parecido con el candidato demócrata a la presidencia de EE.UU., Barack Obama.

Xiao no tenía la menor idea de quién era Obama y estaba poco interesado en los temas de política internacional.

Pero sintió que podía ser una buena oportunidad y comenzó a imitar las expresiones y la forma de hablar del presidente de EE.UU.

Derechos de autor de la imagen Xiao Jiguo
Image caption Xiao comenzó a imitar a Barack Obama después de que un compañero de trabajo le dijera que se parecía al entonces candidato demócrata a la presidencia de EE.UU.

De un modo curioso, las carreras de ambos pueden resultar similares. En el momento en que Obama resultó elegido, Xiao lanzó su nueva carrera como imitador.

Aunque el actor habla poco inglés, eso no le ha impedido seguir su camino: ha desarrollado, digamos, una técnica de inventar palabras que se parezcan al inglés como si estuviera dando un discurso en medio de sus interpretaciones.

Pero a pesar del parecido, su carrera únicamente tomó vuelo el año pasado. Su imitación del presidente de EE.UU. solo logró atraer la atención internacional durante la visita del presidente chino Xi Jinping a Estados Unidos.

Desde entonces se convirtió en una popular figura que hace parte de campañas de marketing, películas y una serie en internet llamada "Cita a ciegas con Obama".

Siguiendo el camino del ascenso

Pero como él mismo lo aclara, esta imitación no siempre ha sido bienvenida: "Mientras él ha estado en la presidencia, el nombre de Obama es algo sensible en China", aclaró.

Xiao recuerda su primera aparición en televisión, en 2012, cuando apareció en un programa de talentos para mostrar su talento para cantar.

Cuando los productores se dieron cuenta de su parecido con Obama, ordenaron cambiar la secuencia que habían grabado con él e hicieron una nueva sin mencionar al presidente de EE.UU.

Derechos de autor de la imagen Billie Chan
Image caption El imitador de Obama firmó un contrato con una agencia que también tiene en sus filas a un imitador del líder norcoreano Kim Jong Un

Pero igual: ahora es un hombre con más dinero del que podría imaginar mientras trabajaba como guardia de seguridad.

El imitador de Obama le dijo a la BBC que gana unos US$14.000 mensuales.

"La mayoría de la gente conoce al presidente Obama. Él ha dejado una huella entre las personas alrededor del planeta. La gente no lo va a olvidar tan pronto", explicó.

"Él es el primer presidente negro de Estados Unidos. Más allá de lo político, la gente admira eso", agregó.

Ahora Xiao está en medio de clases de drama en Pekín. Y China anda en la búsqueda de un imitador de Trump.

Temas relacionados

Contenido relacionado