Ataques en París: la música vuelve a Bataclan de la mano de Sting en la víspera del primer aniversario del tiroteo donde murieron 89 personas

Sting cantando en Bataclan con la sala llena. Derechos de autor de la imagen AFP / Getty Images
Image caption Las 1.000 entradas que se pusieron a la venta para la reapertura de Bataclan se vendieron en media hora.

Desde hace casi un año que la música no suena en el legendario teatro parisino Bataclan.

El 13 de noviembre de 2015 París fue sacudida por una serie de ataques organizados que dejaron 130 muertos, 89 de ellos en Bataclan, donde 1.500 personas disfrutaban de un concierto de la banda estadounidense Eagles of Death Metal.

Desde entonces, la sala se encontraba cerrada.

Este sábado, en la víspera del primer aniversario de los ataques, la música finalmente volvió a llenar el lugar que fue enteramente renovado.

El músico inglés Sting es el encargado de reabrir Bataclan en un concierto en memoria de las víctimas, donde lo recaudado será donado a dos caridades que ayudan a los sobrevivientes.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Sting tocó por primera vez en Bataclan en 1978 y ahora regresó a la sala para rendir homenaje a las víctimas del ataque.

Según el gobierno, más de 600 personas todavía están en tratamiento psicológico después del ataque perpetrado por integrantes del autodenominado Estado Islámico.

Entre la audiencia del concierto, el cual se desarrolla bajo altos controles de seguridad, hay sobrevivientes y familiares de las víctimas.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Un mensaje en la entrada de Bataclan dice: "Un afectuoso pensamiento para ti, mi hijo. Tu padre que te ama".

"Sting es uno de los artistas que escuchábamos cuando éramos jóvenes, pero también decidimos venir por Bataclan", dijo Stefano, uno de los concurrentes, a la agencia PA.

Y agregó: "Dudamos al principio, pero después decidimos venir porque la vida es más fuerte".

Nick Garnett, periodista de BBC Five Live que concurrió al concierto, contó que pasó por tres controles de seguridad antes de entrar.

El concierto comenzó con un minuto de silencio y luego Sting interpretó la canción Fragile (1987).

Jules Frutos, quien lleva 12 años codirigiendo Bataclan, dijo a la agencia AFP: "Debemos seguir adelante después del horror y no dejar el lugar como un mausoleo, una tumba".

Las 1.000 entradas que se pusieron a la venta para el concierto de reapertura se agotaron en tan sólo media hora.

Temas relacionados

Contenido relacionado