Trump y Putin hablan por teléfono y aseguran que quieren normalizar las relaciones entre Estados Unidos y Rusia

Trump y Putin Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Donald Trump elogió a Vladimir Putin durante la campaña presidencial.

Tratar de "normalizar los lazos entre Estados Unidos y Rusia".

De eso hablaron, según el gobierno ruso, el presidente electo de EE.UU., Donald Trump, y el primer mandatario de Rusia, Vladimir Putin en la conversación telefónica que mantuvieron este lunes.

Putin le deseó a Trump que "tenga éxito en la aplicación" de sus políticas propuestas en la campaña electoral.

Mientras que el presidente electo de EE.UU. dijo que aspiraba a tener una "relación duradera con Rusia".

Trump fue criticado durante la pasada campaña electoral en EE.UU. por las alabanzas que había hecho del líder ruso.

"Pragmático"

Este lunes el Kremlin reveló que Trump y Putin discutieron sobre Siria y coincidieron que las actuales relaciones ruso-estadounidenses son "extremadamente insatisfactorias".

También hablaron del hecho de que en 2017 se cumplirán 210 años desde el establecimiento de relaciones diplomáticas entre los países "lo que debería estimular el retorno a una cooperación pragmática y mutuamente beneficiosa".

Putin y Trump acordaron mantenerse en contacto por teléfono reunirse personalmente en un futuro, añadió el Kremlin.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Las relaciones entre Putin y Obama se enfriaron en los últimos tiempos.

El gobierno ruso no dejó en claro quién inició la llamada telefónica.

Pero la oficina de Trump dijo que el Kremlin fue quien había llamado y que varios temas como amenazas y desafíos mutuos y asuntos económicos estratégicos fueron discutidos.

"El presidente electo Trump señaló al jefe de Estado Putin que desea tener una relación fuerte y duradera con Rusia y su pueblo", dijeron portavoces de Trump.

La elección de Trump cambió de tono de Rusia hacia Estados Unidos y los canales de televisión estatales rusos pasaron rápidamente de las acusaciones de fraude electoral al triunfo del "hombre del pueblo".

Derechos de autor de la imagen EPA/Getty/EPA
Image caption Siria, Edward Snowden y Ucrania fueron tres problemas clave en las relaciones ruso-estadounidenses.

El corresponsal de la BBC en Moscú, Steve Rosenberg, dijo que Rusia ve al nuevo presidente de Estados Unidos como un pragmático, un empresario con el que los rusos pueden hacer negocios.

Las relaciones entre los dos países empeoraron en los últimos años, a pesar de que el presidente Obama comenzó sus ocho años en el cargo pidiendo un "reinicio" de las mismas.

Mientras Rusia y Estados Unidos han logrado trabajar juntos en temas como Corea del Norte e Irán, se han enfrentado abiertamente en el tema de Siria.

Obama también condenó el papel de Moscú en Ucrania, mientras que la decisión de Rusia de conceder el asilo el exempleado de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos, Edward Snowden, enfureció a Washington.

La rival de Trump para la presidencia no caía bien en Moscú. Hillary Clinton criticó duramente las elecciones parlamentarias de Rusia en 2011. Incluso Putin la acusó de ser quien fomentó las protestas masivas contra él tras los comicios.

"Faro de esperanza"

Obama mantuvo un encuentro con Trump la semana pasada y en una conferencia de prensa, este lunes, dijo que el nuevo presidente había "expresado un gran interés en mantener nuestras relaciones estratégicas básicas", incluyendo "las robustas y sólidas asociaciones de la OTAN".

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Obama dijo que aún tiene preocupaciones sobre la presidencia de de Trump.

Durante la campaña electoral, Trump había criticado abiertamente a miembros de la OTAN que él consideraba que no estaban aportando lo suficiente a la organización y se habían recostado demasiado en Estados Unidos.

Obama también dijo este lunes que espera que el presidente electo "mire los hechos" del acuerdo nuclear con Irán, un pacto al que Trump se ha opuesto hasta el momento.

El presidente estadounidense dijo que tenía preocupaciones acerca de una presidencia de Trump y que existen "ciertos elementos del temperamento (de Trump) que no le servirán a menos que los reconozca".

Pero dijo que había una "enorme continuidad" en la presidencia de Estados Unidos y creía que el país seguirá siendo "un pilar de fortaleza y un faro de esperanza para los pueblos de todo el mundo".

Contenido relacionado