Quién es Jared Kushner, el yerno y mano derecha del presidente de Estados Unidos, Donald Trump

Jared Kushner y Donald Trump Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Jared Kusher, más que un yerno para Trump.

Para muchos, Jared Kushner es en estos momentos el treintañero más poderoso del mundo: un millonario de 36 años y voz suave que es descrito como la mano derecha del presidente de Estados Unidos.

Es el marido de Ivanka, la hija más conocida de Donald Trump, y tuvo una gran influencia en la campaña de su suegro, incluidas la estrategia digital y la contratación de personas para puestos importantes.

Y a pesar de no tener experiencia previa en el gobierno, ha acumulado un importante número de responsabilidades bajo la administración Trump, empezando por el cargo de "asesor principal" (senior adviser) del mandatario.

Asimismo, aunque no tiene experiencia diplomática, a Kushner se le ha encargado nada menos que la resolución del conflicto entre Israel y los palestinos, y se desempeña además como el principal asesor presidencial para las relaciones con Canadá, México y China.

Y el joven, que hasta hace unos meses manejaba la firma de bienes raíces de su padre, ahora también tiene a su cargo la gigantesca oficina de la Casa Blanca, con todas las responsabilidades -y poder- que eso conllevaba.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Jared Kushner sonríe a la cámara tras la victoria de su suegro, Donald Trump, en las elecciones presidenciales del 8 de noviembre en EE.UU.

No todo, sin embargo, es color de rosa para Kushner, quien esta semana tendrá que comparecer ante los comités de la Cámara de Representantes y el Senado de EE.UU. que están investigando la posible interferencia rusa en las elecciones de noviembre pasado.

Los vínculos con Rusia ya le costaron el puesto a dos importantes asesores de Trump: su jefe de campaña, Paul Manafort, quien tuvo que renunciar en agosto del 2016, y su primer asesor de seguridad nacional, Michael Flynn, quien hizo lo mismo en febrero pasado.

Aunque Kushner, quien niega haberse coludido con los rusos, parece mucho más difícil de desplazar, tanto por su importancia para el presidente como por su relación con su hija Ivanka.

Tímido, pero decidido

Trump ha dicho públicamente que su yerno es "muy bueno en política" y parece valorar muchísimo su opinión, además de confiar plenamente en él.

Y desde que entró en el mundillo de la política, Kushner ciertamente se ha demostrado bastante más hábil que sus adversarios.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Jared Kushner paseó por los jardines de la Casa Balanca con el jefe de plantilla del presidente saliente Barack Obama, Denis McDonough

Cuando el controvertido director de campaña Corey Lewandowski fue retirado del equipo en junio, se dijo que una de las causas de su despido fue un enfrentamiento con Kushner.

Y, según reportes, una vez en la Casa Blanca también logró relegar a un segundo plano Steve Bannon, otro de los principales asesores de Trump, quien también habría chocado con Kushner.

Feliz de moverse detrás de las cámaras, el adinerado desarrollador inmobiliario también tiene experiencia como editor, pues en 2006, con sólo 25 años, compró el otrora venerable periódico New York Observer.

Y ahí también demostró su caracter decidido, pues después de chocar con Peter Kaplan -respetado editor del periódico por 15 años, quien renunció tres años después de que Kushner asumiera el control- pasó por seis editores en siete años.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Kushner, un judío ortodoxo, tiene a su cargo la resolución del conflicto entre Israel y os palestinos.

Judío ortodoxo cuyos abuelos sobrevivieron al Holocausto, Kushner utilizó el New York Observer -del que se desligó después de las eleciones- para defender a Trump de las acusaciones de antisemitismo durante la campaña.

Lo hizo con un editorial después de que Trump difundiera en Twitter una composición gráfica de su rival Hillary Clinton con una estrella de seis puntas que los críticos dijeron que evocaba la estrella de David, una bolsa de dinero y las palabras "la candidata más corrupta de la historia".

"Las personas ven en él lo que quieren ver", escribió Kushner en aquella ocasión sobre el hombre que se se convirtió en su suegro en 2009.

"Si les disgusta su política, pueden percibir como racismo otras cosas que no les gustan de él. Si les gusta su política, pueden pensar que están oyendo mensajes en clave. Trump toca temas que los políticos intentan eludir. Esa es en parte la razón por la que atrae a tanta gente".

Una vasta herencia, teñida de escándalo

Jared Kushner nació y creció en Livingston, Nueva Jersey, con dos hermanas y un hermano. Sus abuelos escaparon de Polonia durante la Segunda Guerra Mundial y llegaron a Estados Unidos en 1949, y su padre Charles hizo su fortuna como magnate de bienes raíces en Nueva Jersey.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El padre de Jared Kushner, Charles, fue a prisión por una serie de delitos como evasión de impuestos.

El joven Jared consiguió plaza en la Universidad de Harvard "pese a sus malas calificaciones", según Daniel Golden, autor de "El precio de las admisiones: cómo la clase dirigente de EE.UU. se compra el pase a universidades de élite".

El año de la admisión de Kushner, de acuerdo al libro de Golden, su padre donó US$2,5 millones a la universidad junto con donaciones similares a Cornell y Princeton.

Y su padre, Charles Kushner, ha estado rodeado de controversia.

En 2008 fue a prisión por evasión de impuestos, contribuciones ilegales a campañas y soborno de testigos.

Admitió haberle tendido una trampa con una prostituta a su propio cuñado: grabó en secreto el encuentro y envió el video a su hermana en un intento de disuadirlos de testificar contra él.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption El yerno de Donald Trump tiene un carácter tranquilo y compuesto, muy diferente del de su suegro.

El hombre que procesó a Charles Kushner fue el exfiscal general de Nueva Jersey y aspirante a la nominación republicana este año, Chris Christie.

Se dice que Jared Kushner le aconsejó a su suegro que eligiera al vicepresidente electo Mike Pence como su compañero de fórmula por encima de Christie.

Similitudes entre Jared y Donald

Tanto Kushner como Trump heredaron grandes imperios inmobiliarios de sus padres siendo relativamente jóvenes.

Su aparente buena conexión se puede basar, en parte, en experiencias de vida similares: el padre de Trump también fue a juicio, en su caso por supuesta discriminación racial a la hora de otorgar viviendas.

Trump padre, que fue defendido de forma vehemente por su hijo Donald en su momento, llegó a un acuerdo por fuera de la corte sin admitir culpabilidad.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Jared Kushner y su esposa Ivanka votaron juntos por Trump.

Kushner y Trump comparten además también una total falta de experiencia política.

En su editorial del New York Observer, Kushner adoptó un enfoque empresarial de la política bastante similar al defendido por el presidente.

"El gobierno está sustentado en muchas capas para evitar cometer errores", escribió en esa oportunidad.

"El problema con esto es que cuesta mucho dinero y se hacen pocas cosas. En el mundo de la empresa, le damos poder a personas inteligentes para que hagan el trabajo y les damos libertad para que alcancen sus objetivos", dijo entonces.

Y otro punto de coincidencia ahora parecen ser las acusaciones de conflicto de interés que persiguen a los dos hombres, así como la sombra de la supuesta interferencia de Rusia en las elecciones.

Trump, sin embargo, niega cualquier tipo de colusión con los rusos.

Y Kushner también insiste en que nunca tuvo contactos impropios con agentes rusos durante la campaña, ni ha utilizado fondos rusos para financiar sus actividades empresariales.

* Este artículo fue publicado originalmente el 16 de noviembre de 2016, luego de la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, y actualizado el 24 de julio de 2017 en vísperas de las comparecencias de Jared Kuchner ante los comités parlamentarios que investigan la posibe interferencia rusa en los comicios.

Contenido relacionado