"¿Preferirías que tu hija fuera feminista o tuviera cáncer?": el polémico periodismo que ayudó al ascenso del sitio Breitbart... y a Donald Trump

Breitbart News Derechos de autor de la imagen Breitbart News

En sus inicios era un sitio web "alternativo", hoy Breitbart es una publicación conservadora que se expande rápidamente, que ha sido acusada de misógina y racista y que tiene fuertes vínculos con el presidente electo Donald Trump.

¿Cómo logró Breitbart este meteórico ascenso?

La Casa Blanca probablemente era un sueño lejano cuando el empresario conservador Andrew Breitbart lanzó Breitbart.tv en 2007.

Lo basó en el trabajo que había hecho antes para sitios en internet como el conservador Druge Report y el liberal Huffington Post, y en un intento anterior para crear un website con su nombre que recogiera vínculos a sitios de noticias.

Al inicio el sitio adquirió su reputación con videos que atacaban a grupos y políticos liberales.

En 2011, logró una importante primicia cuando expuso el escándalo de envío de mensajes sexuales del congresista demócrata Anthony Wiener.

En 2012, Andrew Breitbart murió de fallo cardíaco. Y Stephen Bannon -que ahora será el principal estratega de Trump en la Casa Blanca- se convirtió en presidente del website.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Andrew Breitbart en 2009

"El sitio solía ser una publicación conservadora franca y sin limitaciones que pedía cuentas a los liberales y se resistía a la corrección política", dice Jesse Singal, colaborador de New York Magazine que se ha visto como blanco de Breitbart en el pasado.

"Desde que Andrew Breitbart murió se ha vuelto mucho más extremo".

El sitio comenzó con una base en California pero se ha expandido y tiene oficinas en Texas, Jerusalén y en 2014 inauguró su operación en Londres.

"Vemos a Londres y a Texas como dos frentes de nuestra guerra cultural y política", dijo entonces Bannon.

Elecciones

Durante la campaña electoral en Estados Unidos, el sitio inicialmente parecía apoyar al senador de Texas Ted Cruz.

Pero en marzo ocurrió un cambio clave cuando la reportera de Breitbart, Michelle Fields, fue agredida por el entonces gerente de campaña de Trump, Corey Lewandoski.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Steve Bannon se convirtió en presidente de Breitbart cuando Andrew Breitbart murió en 2012.

Se presentaron cargos pero posteriormente se retiraron. Fields fue criticada y Lewandoski defendido por algunos de los colegas de la reportera en Breitbart. Hubo varias renuncias en el sitio web.

En agosto, Bannon fue seleccionado para dirigir la campaña de Trump. Fue un signo de la influencia del sitio de internet.

Patrick Howley, exreportero de Breitbart encargado de cubrir la campaña de Hillary Clinton, dice que el sitio no pretende equilibrar todas las partes cuando se informa de un asunto.

"La ética de la objetividad, como está formulada tradicionalmente, aquí no se practica", dice. Y defiende esa visión sesgada asegurando que el sitio es franco en este respecto.

"Nunca he fingido u ocultado el hecho de que no quería a Hillary Clinton como presidenta", dice.

Expansión

Los planes de expansión del sitio incluyen Francia y Alemania.

"Su modelo es identificar áreas en las que existen dos ingredientes: el potencial para explotar o inflamar las ansiedades raciales y los sentimientos anti islam y antifeminismo", afirma Angelo Carusone, vicepresidente ejecutivo del centro de estudios de izquierda Media Matters.

Carusone predice que el sitio apoyará al Frente Nacional en Francia. "El segundo ingrediente es una fuerza de oposición política con la que ellos puedan alinearse para obtener legitimidad".

Desde el nombramiento de Bannon ha habido mucha cobertura en los medios sobre el contenido más provocativo del website, incluida una selección de los titulares más polémicos.

Derechos de autor de la imagen Breitbart
Image caption Los titulares de Breitbart: "El control natal hace a las mujeres feas y chifladas". "¿Preferirías que tu hija fuera feminista o tuviera cáncer?". "No hay prejuicios para contratar a las mujeres en los empleos tecnológicos. Ellas simplemente son inútiles en las entrevistas".

Estos temas, sin embargo, son sólo una porción de la producción de Breitbart, que es una mezcla de noticias reales provenientes de agencias de noticias, artículos de opinión provocadores diseñados para indignar a los liberales y alborotar a los conservadores, elogios para Trump y las ideas de derechas y piezas de ataque contra celebridades, periodistas y otros "enemigos".

La compañía produce videos, películas, programas de radio y podcasts y tiene una enorme presencia en redes sociales.

Y todo está presentado al estilo de tabloide. El sitio no tiene delimitaciones claras entre lo que es noticia, análisis, comentario y opinión.

En una entrevista con el programa Newsnight de la BBC, el editor de la oficina de Breitbart News en Londres, Raheem Kassam, describió así el estilo del sitio: "¿Es feo? Sí. ¿Está barnizado? No. Pero ¿es veraz? Totalmente".

Howley asegura que el enfoque del sitio es directo: "Somos honestos", dice. "Si suspendes la objetividad puedes establecer fuentes importantes y crear una audiencia, y la información será la misma".

El exreportero de Breitbart afirma que no hay un código escrito sobre ética o guías para los periodistas del sitio. Argumenta que éste ha alcanzado "el lado populista del movimiento conservador que no estaba realmente representado en la prensa".

Howley renunció a Breitbart el día de las elecciones alegando que la compañía había crecido y cambiado sustancialmente en su época allí y que ahora estaba interesado en otros proyectos periodísticos.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Raheem Kassam es el editor de la oficina de Londres de Breitbart, que fue creada en 2014.

El editor especial del sitio, Joel Pollak, niega que éste sea racista o sexista. Tal como le dijo al programa Today de la BBC, el personal está formado por "guerreros felices".

"Andrew Breitbart lo fundó para desafiar a los medios tradicionales, para desafiar a la izquierda institucional y para desafiar los marcos establecidos del Partido Republicano. El website tiene un trasfondo populista que no es enojo".

La fortuna de Breitbart durante los últimos 18 meses se ha incrementado paralelamente con el éxito de Trump.

Según la firma de análisis de internet Comscore, el sitio ha adquirido millones de lectores estadounidenses desde que Trump comenzó su carrera hacia la presidencia.

Su audiencia nacional ahora es de más de 19 millones, lo que lo pone en la delantera de muchos sitios de noticias tradicionales.

Derechos de autor de la imagen Breitbart News
Image caption No se sabe cómo se financia Breitbart News, pero vende artículos como estas tazas de café "electorales".

Las fuentes de financiamiento de Breitbart son algo oscuras. Como compañía privada, se ha rehusado a revelar quiénes son sus inversores o cómo obtiene dinero.

En 2014, antes de su expansión en el extranjero, Bannon dijo que el sitio no era muy productivo. Hay anuncios en el website y también vende artículos como tazas de café de las elecciones.

Ha habido informes de que la compañía está financiada por Robert Mercer, el inversionista fundador de Cambridge Analytica, la firma de estadísticas que trabajó tanto para Leave.EU, la campaña para la salida de Reino Unido de la Unión Europea, como la candidatura de Trump para la Casa Blanca.

La hija de Mercer, Rebekah, forma parte del equipo de transición de Trump.

El rol de Breitbart

En Washington, la gran pregunta que muchos se hacen sobre Stephen Bannon es qué rol tendrá en la administración de Trump, y qué papel jugará Breitbart una vez que él esté allí.

Antes de la elección, Bannon declaró que regresaría a la compañía pero eso fue antes de la victoria de Trump y de su nombramiento en la Casa Blanca.

Bajo las regulaciones éticas, Bannon tiene 30 días desde el momento en que ocupe su cargo en enero para declarar sus vínculos financieros a Breitbart.

Kurt Bardella, exportavoz de Breitbart que renunció después del incidente de Fields, dice que en su opinión, la función del sitio no cambiará cuando Trump sea presidente.

"Será el brazo de propaganda de la administración", dice.

"Su mandato es crear conflicto, controversia y división, además de apoyar al presidente Trump", afirma.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Raheem Kassam llevó a Nigel Farage, exlíder del Partido UKIP británico y uno de los promotores de la salida de Reino Unido de la Unión Europea, a visitar a Donald Trump a la Torre Trump Tower en New York.

Pero la periodista conservadora Cathy Young, quien se enfrentó con Breitbart después de denunciar lo que veía como encubrimiento del movimiento extremista de la derecha alternativa, o alt-right en inglés, argumenta que es probable que surja un estilo político más pragmático.

"Pienso que Bannon no será el campeón del movimiento alt-right sino un guardaespaldas político que utilizará cualquier arma a su disposición para perseguir la victoria de la persona que está promoviendo".

Breitbart no respondió a los pedidos de la BBC para una entrevista, y varios reporteros y personal del sitio tampoco respondieron a las preguntas que les planteamos.

Carusone, de Media Matters, cree que llamar a Breitbart "propaganda", describe erróneamente su papel y afirma que su verdadera función en una Casa Blanca con Trump, será apuntalar el apoyo para la extrema derecha.

"Hay un consenso en algunos medios de que Trump está suavizando algunas de sus políticas", afirma.

"Parte del papel de Breitbart será dar a entender a los más fervientes simpatizantes de Trump que (el presidente) sigue estando de su lado".

Contenido relacionado