Donald Trump "no impulsará una investigación" contra Hillary Clinton por sus correos electrónicos

Donald Trump, presidente electo de EE.UU. y Hillary Clinton Derechos de autor de la imagen AP
Image caption "Deberías ir a la cárcel": Trump le dijo a Hillary Clinton en uno de los debates presidenciales.

Kellyanne Conway, una de las principales asesoras del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que este martes que el magnate no impulsará una nueva investigación sobre el uso, por parte de la excandidata demócrata, Hillary Clinton, de un servidor privado de sus correos electrónicos cuando se desempeñaba como secretaria de Estado durante la primera presidencia de Barack Obama.

La declaración la ofreció Conway al canal de televisión estadounidense MSNBC y añadió que el mandatario quería ayudar a su excontrincante electoral a "sanar", pues, de acuerdo con la asesora, Clinton todavía tiene que lidiar con el hecho de que la mayoría de estadounidenses no la percibe como una persona honesta o confiable.

"Deberías ir a la cárcel", le llegó a decir Trump a Clinton en uno de los momentos más calientes del segundo debate presidencial en Estados Unidos que se celebró en octubre.

El candidato republicano prometió que si llegaba a la presidencia crearía una fiscalía especial para examinar el escándalo de los correos electrónicos de Clinton.

El Departamento de Estado de Estados Unidos había informado en su momento que 22 correos electrónicos, enviados a través de la cuenta privada de Hillary Clinton, contenían secretos de Estado.

6 preguntas para entender la polémica por los emails de Hillary Clinton

Y las reglas del gobierno estadounidense establecen que los correos electrónicos con información de Estado deben enviarse desde una cuenta gubernamental.

Un tema electoral

Durante toda la campaña, Clinton estuvo enfrentando las revelaciones sobre su uso de un servidor de correo electrónico privado cuando se desempeñaba como secretaria de Estado durante la primera presidencia de Barack Obama.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Aunque favorita en las encuestas Hillary Clinton perdió frente a Trump.

El hecho fue revelado por primera vez en 2015. Y, a pocos días de que se celebraran las elecciones presidenciales en Estados Unidos, el Buró de Investigaciones Federales (FBI, por sus siglas en inglés) dijo que reabriría su investigación sobre el sistema que usó Clinton para comunicarse.

El 7 de noviembre, el FBI no halló evidencias de criminalidad en el nuevo lote de correos electrónicos de Clinton que investigaba.

En una carta enviada a los miembros del Congreso este domingo, el director del FBI James Comey dijo que la agencia concluyó su revisión y no encontró nada para cambiar su posición.

Sin embargo, según expertos, el mero anuncio de una nueva investigación del FBI consiguió afectar las elecciones de Estados Unidos.

La propia Clinton llegó a culpar al FBI de su derrota en conversaciones con contribuyentes a su campaña.

Contenido relacionado