Quién es Paul Nuttal, el nuevo líder del partido nacionalista británico UKIP que quiere "hacer grande" al Reino Unido

Paul Nuttall Derechos de autor de la imagen PA
Image caption Paul Nuttal, de 39 años, fue el eurodiputado más joven que ha tenido el UKIP.

Prometió devolver la grandeza a Gran Bretaña ("poner el 'Gran' de vuelta en Gran Bretaña") y ahora está al frente del Partido de la Independencia de Reino Unido (UKIP), el mismo que enarboló la bandera del Brexit, cuando este era solo una idea con pocos apoyos.

Paul Nuttal fue elegido este lunes como sucesor de Nigel Farage, pero le corresponderá dirigir el partido en una etapa distinta.

Ahora que el Brexit, su objetivo fundacional, va camino a hacerse realidad, el UKIP debe dejar de ser "un grupo de presión sobre un único asunto", explicó Nuttal.

Este eurodiputado británico de 39 años fue una de las principales voces de la campaña para abandonar la Unión Europea (UE), pero ahora sueña con otros objetivos: desplazar al Partido Laborista y convertir al UKIP en la organización preferida de las clases trabajadoras.

Entre Trump y el Brexit

Nuttal es muy crítico con los políticos de los partidos tradicionales, a los que acusa de creer que tienen el monopolio de la verdad, y asegura que los millones de electores que han rechazado la visión del establishment tienen razón al sentirse engañados.

Derechos de autor de la imagen PA
Image caption El UKIP logró convertirse en la tercera fuerza política en Reino Unido.

Aunque no formó parte de los dirigentes del UKIP que, encabezados por Farage, estuvieron en Estados Unidos dando apoyo a la candidatura de Donald Trump, Nuttal encuentra vínculos entre la victoria del magnate y el Brexit.

"Ni la victoria de Trump ni el Brexit fueron provocados por la emoción, sino por la verdad. Se produjeron porque la gente se dio cuenta de que el establishment no estaba actuando para defender los mejores intereses (de los votantes)", dijo.

En su discurso de aceptación de su nuevo rol como líder del partido, Nutall apuntó que si logran convertir al UKIP en una fuerza electoral, entonces podrán hacer presión sobre el gobierno de la primera ministra conservadora, Theresa May, "para tener un verdadero Brexit".

El partido de los trabajadores

Su estrategia para aumentar el apoyo de los electores al UKIP es clara.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Nuttal criticó al líder laborista Jeremy Corbyn y quiere atraer a sus votantes.

"Quiero sustituir al Partido Laborista y hacer del UKIP la voz patriótica de la gente trabajadora", dijo Nuttal durante ese primer discurso.

"Nos enfocaremos en los temas que realmente le importan a la gente de clase trabajadora: la inmigración, la delincuencia, la defensa, la ayuda al extranjero y asegurar que los ciudadanos británicos sean ubicados al inicio de la cola en el mercado laboral", afirmó en una entrevista con la BBC en la que prometió meterse en los lugares del país que considera han sido olvidados por los laboristas.

De la historia a la política

Nuttal ha tenido una exitosa y relativamente corta carrera política.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El líder electo del UKIP, Paul Nuttal, junto al jefe saliente, Nigel Farage.

Este exprofesor de Historia se unió en 2004 al UKIP y en 2009 se convirtió en el eurodiputado más joven de dicho partido.

Cuando Farage renunció al liderazgo del partido tras el triunfo del Brexit, Nuttal lucía como uno de los dirigentes con más opciones para sucederle.

Sin embargo, Nuttal declinó la oportunidad de competir por la jefatura del partido.

"He estado al frente de la campaña para abandonar la Unión Europea durante una década y creo que puedo dar un paso al lado habiendo alcanzado mi objetivo y manteniendo mi cabeza en alto", dijo entonces.

Derechos de autor de la imagen PA
Image caption Nuttal no quiso competir por el liderazgo del UKIP el pasado verano.

Los militantes escogieron entonces a Diane James, la primera mujer en dirigir el UKIP, quien renunció a los 18 días de ser nombrada, por lo que hubo que hacer esta nueva elección en la que resultó ganador Nuttal.

Pena de muerte y cambio climático

La polémica también ha estado presente en la campaña de Nuttal.

El nuevo líder del UKIP es conocido por su escepticismo sobre el cambio climático.

En 2010 dijo que su partido prohibiría la proyección en las escuelas británicas del documental "Una verdad inconveniente", del ex vicepresidente estadounidense Al Gore, al que calificó como "una descarada pieza propagandística".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El gobierno de Rusia ha sido señalado como responsable de parte de la destrucción que ha sufrido Siria.

También ha dicho que respaldaría un referéndum sobre la aplicación de la pena capital para los asesinos de niños, "en caso de que un número suficiente de personas pensaran que ese castigo está justificado".

En un discurso ante el Parlamento Europeo en 2015, dijo que las políticas migratorias de la Unión Europea daban "libertad de movimiento a la yihad".

El año pasado, en un artículo publicado en un blog, llamó a hacer la guerra contra los "marxistas culturales": "Han hecho que cosas claramente insensatas sean aceptables y que cuestiones de sentido común sean consideradas inaceptables o políticamente incorrectas".

Recientemente fue objeto de críticas por afirmar que las políticas sobre Medio Oriente de Vladimir Putin eran "correctas, en general, en muchas áreas". No obstante, señaló que el mandatario ruso es "un hombre repugnante".

Tarea difícil

Aunque el UKIP ha logrado convertirse en la tercera fuerza política de Reino Unido y logró su cometido principal de impulsar la salida de la Unión Europea, el objetivo que se ha fijado Nuttal de desplazar al laborismo no es tan fácil.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Una de las promesas de Nuttal es presionar al gobierno de May para que ejecute un Brexit "real".

Para empezar, el UKIP vivió este año un verano tormentoso marcado por muchas peleas internas y por la salida de algunas figuras claves.

La estrategia de Nuttal de buscar apoyo entre los electores laboristas desencantados marcará una importante diferencia con la que aplicaba Nigel Farage, quien concentraba sus esfuerzos en intentar cautivar a los votantes del Partido Conservador británico.

"Derrotar al laborismo en el norte de Inglaterra será una tarea monumental -y queda por ver cómo esa estrategia atraerá al ala libertaria del partido- aunque no es imposible, como lo demostró el Partido Nacionalista de Escocia", señaló Norman Smith, sub editor de Política de la BBC.

Al mismo tiempo, las oportunidades de que el UKIP bajo su liderazgo pueda seguir obteniendo apoyos de los votantes conservadores no puede ser descartada.

Según señaló Rowena Mason, subeditora de política del diario británico The Guardian, la amenaza que supone el UKIP para May no debería ser subestimada.

"Mientras Nuttal se concentra principalmente en lograr el apoyo de los exvotantes del laborismo en el norte, él puede con poco esfuerzo ser capaz de conseguir el respaldo de los partidarios del Brexit que terminen sintiéndose traicionados por los esfuerzos de May para sacar a Reino Unido fuera de la Unión Europea", destacó Mason.

Temas relacionados

Contenido relacionado