"¡Permanece fuerte, Israel. El 20 de enero se acerca rápidamente!": el contundente mensaje de apoyo de Donald Trump al Estado israelí

  • 28 diciembre 2016
Donald Trump en Florida Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El mandatario electo de Estados Unidos ya lanzó varias señales sobre su probable política exterior en el conflicto entre palestinos e israelíes.

Fiel a su estilo, Donald Trump publicó este miércoles varios comentarios sobre la política exterior estadounidense desde su cuenta en Twitter.

Esta vez. el presidente electo de Estados Unidos se refirió al impasse que su país atraviesa con Israel y que ha llevado en los últimos días a un duro intercambio de reproches entre la administración de Barack Obama y la de Benjamin Netanyahu.

"No podemos seguir permitiendo que Israel sea tratado con ese total desdén y falta de respeto", escribió el millonario.

Trump, como anteriores ocasiones, aprovechó para criticar la política exterior del presidente Obama.

"Ellos (Israel) solían tener un gran amigo en Estados Unidos, pero ya no", dijo el mandatario electo.

"¡Permanece fuerte, Israel. El 20 de enero se acerca rápidamente!", añadió Trump refiriéndose a la fecha en la que tomará posesión del cargo de presidente de Estados Unidos.

"¡Y ahora la ONU!"

El republicano afirmó que todo comenzó con el "horrible" acuerdo sobre el programa nuclear iraní respaldado por varias potencias, incluida Estados Unidos.

Israel calificó ese pacto de julio de 2015 como un "error histórico" y una "amenaza"

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption El Consejo de Seguridad de la ONU, con la abstención de Estados Unidos, aprobó una resolución contra los asentamientos de Israel.

"¡Y ahora la ONU!", añadió el presidente electo en Twitter, refiriéndose a la resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas del viernes pasado en la que se pidió a Israel que detenga su política de asentamientos en territorios palestinos.

La resolución fue aprobada con 14 votos a favor y la histórica abstención de Estados Unidos.

Barack Obama está en contra de la construcción de asentamientos israelíes en territorios palestinos, pero en el pasado había protegido a Israel de resoluciones parecidas a la aprobada el viernes.

Las señales del futuro gobierno

Cuando se conoció que se iba a llevar al Consejo de Seguridad la resolución sobre los asentamientos israelíes, Trump pidió que Estados Unidos ejerciera su derecho a veto, lo cual no ocurrió.

El magnate ha dado señales de que su política hacia Oriente Medio será muy distinta a la de Obama.

Por ejemplo, designó como futuro embajador ante Israel a un abogado próximo a la derecha política de ese país, David Friedman.

Friedman es hijo de un rabino ortodoxo que ha expresado en el pasado su apoyo a los asentamientos.

Cruce de palabras entre Kerry y Netanyahu

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Kerry afirmó que la "solución de dos estados" corre peligro.

Este miércoles John Kerry, secretario de Estado de EE.UU., afirmó que la decisión de las Naciones Unidas de condenar los asentamientos judíos en tierras ocupadas coincide con los valores de su país.

Desde Washington, Kerry afirmó en un apasionado discurso que la resolución de la ONU busca preservar la posibilidad de la denominada "solución de dos estados" defendida por Barack Obama.

El secretario de Estado explicó que israelíes y palestinos deben asentarse en el territorio que cada uno poseía antes de la Guerra de los Seis Días de 1967.

Kerry añadió que la "solución de dos estados" se encuentra en peligro y aseguró que el gobierno israelí está controlado por elementos de derecha extrema.

Pocos minutos después, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, contestó al secretario de Estado estadounidense en un discurso transmitido por televisión.

Netanyahu afirmó que Estados Unidos votó "en contra de su propia política exterior" al abstenerse en el Consejo de Seguridad de la ONU, el 23 de diciembre.

El líder israelí añadió que su país "desea trabajar pronto" con el gobierno de Donald Trump para "mitigar los daños que la resolución (de la ONU) provocó".

Netanyahu calificó el discurso de Kerry como "una gran decepción".

Contenido relacionado