Obamacare, Día del Patriotismo y designaciones: las primeras órdenes de Donald Trump como presidente de Estados Unidos

El presidente estadounidense Donald Trump en la Sala Oval, en Washington, Estados Unidos. Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El momento en el que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firma una de sus primeras órdenes ejecutivas.

Juró, dio varios discursos, desfiló e incluso bailó.

Pero además de las celebraciones y actos protocolarios, el flamante presidente Donald Trump ya firmó sus primeras órdenes.

Y una de las primeras fue nada menos que comenzar a desmantelar uno de los legados más simbólicos e importantes que dejó el ya exmandatario, el demócrata Barack Obama, a su país: el programa de sanidad pública conocido como Obamacare.

Trump anunció que estaba ansioso por comenzar a gobernar y, por lo menos en su primer día, lo demostró.

La orden ejecutiva para congelar Obamacare

Una de las primeras órdenes ejecutivas firmadas por el presidente estadounidense apunta nada menos que a "derogar y sustituir" la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible, el famoso Obamacare que el predecesor de Trump defendió a capa y espada.

El vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer, afirmó que se trata de una instrucción para que los departamentos y agencias federales de salud "alivien las cargas del Obamacare", aunque no precisó más detalles.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Trump en sus primeros minutos como el titular de la Sala Oval.

El portavoz añadió que se trata de un paso temporal mientras el Congreso analiza las fórmulas para desinstalar el programa de salud pública vigente.

Trump prometió durante su campaña presidencial, y también durante los meses de transición, que una de sus primeras medidas comomandatario sería derogar y sustituir la reforma sanitaria de Obama, considerada por algunos el mayor logro del expresidente en política interna.

El Congreso ya ha hecho su parte para comenzar a derogar la ley de salud, a través de un procedimiento presupuestario que le permitirá comenzar con su eliminación legislativa.

"Ha sido un gran día", dijo Trump después de poner la firma que muy probablemente signifique el fin de Obamacare.

Día Nacional del Patriotismo

Otra de las órdenes ejecutivas de Trump fue la creación del Día Nacional del Patriotismo en todo el territorio de EE.UU.

Así lo informó el vocero Spicer, desde la red social Twitter, junto a una fotografía del presidente firmando documentos en la Sala Oval.

Ni Spicer ni la Casa Blanca informaron todavía en qué fecha se conmemorará este nuevo día nacional estadounidense.

La primera firma de órdenes ejecutivas en la era Trump sucedió alrededor de las 13:30 hora local (18:30 GMT).

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption En la noche, Trump bailó con la primera dama en dos eventos.

Las nominaciones

Finalmente, el flamante presidente firmó dos documentos más.

El primero fue para oficializar la selección de los 15 miembros de su gabinete, cuyos nombres ya eran conocidos, y de los cuales algunos ya recibieron la aprobación indispensable del Senado para asumir sus cargos.

Y uno especial para el flamante secretario de Defensa, el general retirado James "Perro Rabioso" Mattis, quien es uno de los que ya recibió la venia de la Cámara Alta.

Para ser aprobado por el Senado, Mattis requería una exención especial, pues incumplía el requisito de haberse retirado de las Fuerzas Armadas estadounidenses al menos siete años antes de asumir un cargo en el gabinete.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption En su último discurso público, Donald Trump se dirigió a los miembros del Ejército.

Mattis será el jefe del Pentágono, mientras que otro militar, el general en retiro John Kelly, será el director de Seguridad Nacional.

Se estima que es muy probable que el resto de los nominados por Trump también serán aprobados pues el Senado es controlado por el Partido Republicano, al que pertenecen 52 de 100 congresistas.

El gabinete de Trump está caracterizado por tener una abrumadora mayoría (12) de hombres blancos, un afroestadounidense y dos mujeres.

Es el primer equipo de confianza de un mandatario estadounidense sin la presencia de un latino desde 1988.

Contenido relacionado