Betsy DeVos, la millonaria y "enemiga" de las escuelas públicas que es la nueva secretaria de Educación en Estados Unidos

Betsy DeVos, secretaria de educación de EE.UU. Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption DeVos ha dicho que cree más en que "los padres puedan elegir las escuelas para sus hijos" que en el sistema de educación pública.

Betsy DeVos, una multimillonaria sin experiencia en educación pública, es la nueva secretaria de Educación de Estados Unidos.

A pesar de todas las maniobras realizadas por la minoría demócrata en el Senado para obstaculizar su proceso de confirmación, DeVos fue confirmada por el menor de los márgenes: 1 voto.

Por primera vez en la historia y tras un empate de 50-50 entre republicanos y demócratas, el vicepresidente Mike Pence usó su facultad de presidente del Senado para emitir su sufragio, el cual rompió las tablas.

La nominación de la nueva secretaria de Educación había sido criticada por los demócratas, que la acusaban de tener escasa experiencia en el manejo de la educación.

El líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, dijo que DeVos es "una de las peores nominadas en ser jamás considerada para el puesto".

Pero, ¿por qué es tan poco popular DeVos?

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption DeVos es muy controvertida entre los maestros. Algunos protestaron en su contra en California.

Privatizar la educación

Multimillonaria y conservadora, DeVos fue presidenta del Partido Republicano en su nativo Michigan.

Su esposo, Dick, es heredero de la fortuna de Amway, una empresa de ventas directas o márquetin multinivel.

Su hermano, Erik Prince, fue fundador de la controvertida firma de seguridad Blackwater (ahora llamada Academi), involucrada en la muerte de 17 civiles iraquíes en 2007 y por las que cuatro de sus empleados fueron condenados a prisión.

DeVos ha sido una férrea defensora durante décadas de desvincular al gobierno en la educación de los niños.

Por ese y otros motivos, se enfrentó a las críticas y cuestionamientos del comité del Senado que realizó su audiencia de confirmación hace unos días.

Algunos senadores manifestaron su preocupación por el hecho de que DeVos nunca ha asistido, trabajado ni enseñado en una institución de educación pública.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Su esposo Dick es el heredero de la fortuna de Amway, una empresa de ventas directas.

Otros cuestionaron las recaudaciones de millones de dólares que ha hecho en el estado de Michigan para aumentar el número de escuelas administradas por compañías privadas.

También surgieron dudas sobre un posible conflicto de interés, ya que su familia ha donado decenas de millones al Partido Republicano, según admitió la misma DeVos.

Entre los momentos más controvertidos de la audiencia estuvo uno en el que, discutiendo sobre si se deberían permitir el uso de armas de fuego en las escuelas, dijo que en algunos centros del estado de Wyoming podrían necesitarlas para "defenderse de los osos".

Pero quienes la apoyan sostienen que es la persona indicada para reformar un sistema educativo que consideran hoy en día "carece de buena calidad".

El mismo presidente Trump la describió como una "apasionada activista de la educación" que "acabará con la burocracia (de Washington) que está reteniendo a nuestros hijos".

¿Qué decisiones podría tomar Betsy DeVos como secretaria de Educación?

Dos métodos alternativos de enseñanza

Desde Michigan, la republicana de 59 años ha defendido privatizar la educación mediante el esquema de cupones, a través de los cuales el gobierno les paga a las familias de forma individual para que inscriban a sus hijos en escuelas de gestión privadas.

También ha sido activista de las escuelas "charter", que reciben fondos públicos pero son establecidas por maestros, padres o grupos comunitarios fuera del sistema público educativo estatal y en algunos casos tienen dueños privados.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Betsy DeVos ha sido cercana al expresidente George W. Bush y a su esposa, Barbara. De hecho, en las primarias republicanas apoyó a Jeb Bush y dijo que Trump era un "intruso" que no representaba al Partido Republicano.

En su discurso ante el Senado, dijo que la respuesta a una mejor enseñanza escolar "es el control local y escuchar a los padres, estudiantes y maestros".

DeVos y su esposo han tenido un rol clave en el hecho de que Michigan cuente con un 80% de escuelas "charter" administradas por compañías privadas, según reportó el portal especializado en educación Chalkbeat.

Para los críticos de DeVos, estas escuelas a menudo no están bien reguladas y en ocasiones tienen ganancias excesivas.

La Asociación Nacional de Educación, el sindicato de maestros más grande del país, dijo en un comunicado que DeVos "ha impulsado constantemente una agenda corporativa para privatizar y desprofesionalizar la educación pública".

Por su parte, la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) aseguró que el trabajo de DeVos en Michigan consistió en promocionar las escuelas privadas sin tener en cuenta el daño hecho a las escuelas tradicionales pese a las "numerosas pruebas" que las primeras no son más exitosas que estas últimas.

DeVos y su familia también han hecho campaña a favor de un menor control de las escuelas "charter" de Michigan. Sus críticos aseguran que ese menor control les permite sacar adelante una agenda creacionista y evangélica.

Según el New York Times, DeVos dijo en un encuentro con donantes cristianos en 2001 que la reforma de la educación es una manera de "avanzar el reino de Dios".

Y es que las propuestas de la republicana encajan con la ideología del presidente Trump así como con la de otros conservadores.

¿Un sistema fallido?

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Aunque los sindicatos de maestros del país se oponen a las escuelas "charter", hay educadores que apoyan esta estructura.

En el pasado, varios congresistas republicanos han cuestionado los programas de gasto del gobierno federal, bajo el argumento de que más inversión no es necesariamente la mejor forma de lograr una mejor educación.

También consideran que el gobierno debe utilizar fondos provenientes de los impuestos a familias de bajos recursos para que estas puedan inscribir a sus hijos en escuelas privadas, como una mejor alternativa a los centros públicos.

Inclusive el propio expresidente demócrata Barack Obama propuso como una opción crear escuelas "charter" en el marco de un programa federal que destinó fondos extra por valor de US$7.000 millones para aquellos estados con escuelas que registraron peor desempeño.

Dicho programa no produjo los resultados que se esperaban, según señaló un informe del Departamento de Educación de enero de este año.

Ese "fracaso" educativo de Obama, como lo han llamado algunos, ha hecho que muchos vean de forma crítica las propuestas de DeVos, que de momento cuentan con un rotundo "no" de la mayoría de los maestros agrupados en sindicatos en el país.

Temas relacionados

Contenido relacionado