Estados Unidos: quién es Stephen Bannon, el controversial asesor de Trump cercano a los grupos de ultraderecha despedido de la Casa Blanca

Stephen Bannon. Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Stephen Bannon, de 63 años, sirvió en la Armada, fue un exitoso banquero, produjo películas y estuvo a la cabeza del sitio de derecha Breitbart News.

No era una cara conocida dentro del círculo de confianza del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Sin embargo, Stephen Bannon fue durante los últimos siete meses uno de los hombres clave de la Casa Blanca, donde desde su posición de jefe de estrategia y asesor presidencial llegó a competir por influencia con actores más moderados del gobierno, incluyendo a algunos miembros de la familia Trump.

Ya no más. Un comunicado oficial anunció que el jefe de gabinete de Trump, John Kelly, y Bannon "acordaron mutuamente" que este viernes sería el "último día" de Bannon en su puesto.

Así, se convierte en el séptimo funcionario de alto rango que sale del gobierno de Trump en el mismo número de meses.

Entre los elementos que precipitaron su salida se menciona la polémica por los choques violentos entre supremacistas blancos, neonazis y otros ultranacionalistas con grupos antifascistas ocurridos el fin de semana pasado en Charlottesville, Virginia, en los que perdió la vida una mujer y hubo decenas de heridos.

Ante estos sucesos, Trump optó por culpar a "ambos bandos", una respuesta con la que evitaba condenar a los grupos de ultraderecha que le apoyan y que son muy próximos a Bannon pero que le generó un aluvión de críticas al mandatario.

Otro elemento de discordia fue una entrevista concedida por Bannon en la que desestimó la idea de una solución militar en Corea del Norte, socavando las famosas amenazas de "fuego y furia" de Trump.

De Breitbart a Breitbart

Stephen Bannon fue un hombre clave ayudando a dar forma al mensaje de "Estados Unidos primero" que ayudó a Trump a ganar la elección presidencial de 2016.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Bannon se convirtió en uno de los hombres de confianza de Trump.

Este nacionalista de derecha, de 63 años de edad, demostró desde 2015 su entusiasmo por la candidatura del magnate inmobiliario desde las páginas de Breitbart News, el portal de noticias de la extrema derecha anti-establishment en Estados Unidos.

Luego, en agosto de 2016, se convirtió en jefe ejecutivo de la campaña de Trump, cargo desde el cual se catapultó para convertirse en jefe de estrategia de la Casa Blanca.

Su paso por el gobierno tuvo altas y bajas.

En febrero pasado, fue nombrado como miembro del Consejo de Seguridad Nacional del gobierno de EE.UU., el órgano en el que se toman importantes decisiones de seguridad interior y exterior, incluida la estrategia contra el terrorismo.

Su designación causó controversia por ser este un órgano que tradicionalmente era mantenido al margen de la diatriba política, por lo que no se entendía cómo podía encajar allí un hombre tan polémico como Bannon.

En abril pasado, Bannon fue excluido del Consejo de Seguridad Nacional y, meses más tarde, la prensa estadounidense publicó informaciones sobre sus posiciones encontradas con Jared Kushner, el esposo de Ivanka Trump y asesor personal del presidente.

Tras su salida de la Casa Blanca, Bannon regresará al mando de Breitbart News.

¿Cómo piensa?

Bajo el liderazgo de Bannon, Breitbart dejó de ser un simple sitio de noticias y opiniones conservadoras.

Derechos de autor de la imagen Breitbart
Image caption "¿Qué preferirías: que tu hijo sea feminista o tenga cáncer?", preguntaban en un video de Breitbart News.

El portal se posicionó como uno de los medios favoritos de los conservadores, con visiones populistas y belicistas, cargado de teorías conspirativas y un marcado tono de desilusión hacia los políticos tradicionales.

Sus críticos incluso van un paso más allá y dicen que es un medio transmisor de las ideas misóginas, racistas, antisemitas y homófobas de la ultraderecha, algo que desde Breitbart niegan.

A lo largo de estos años, Breitbart ha generado controversia por llamar "judío renegado" a un comentarista conservador o comparar el trabajo de la organización de derechos reproductivos Planned Parenthood con el Holocausto.

También han publicado titulares como "La pastilla anticonceptiva las vuelve feas y locas" o videos en los que se preguntaba a la gente si preferían que sus hijos fuesen feministas o tuvieran cáncer.

También han llegado a asegurar que la mejor forma de terminar con el acoso machista en internet es que las mujeres se desconecten de la red.

Derechos de autor de la imagen Breitbart
Image caption Un titular de Breitbart en donde se compara el trabajo de la organización de derechos reproductivos Planned Parenthood con el Holocausto.

En declaraciones citadas por la revista The Atlantic, Bannon aseguraba: "El enojo es algo bueno. Este país está en crisis. Y si estás peleando para salvar y recuperar al país, no puedes ser un patriota optimista. Hay que estar dispuesto a pelear".

En distintas oportunidades ha dicho que en Breitbart se llaman a sí mismos "El club de la lucha", en referencia a la novela de Chuck Palahniuk que luego fue adaptada al cine y protagonizada por Brad Pitt y Edward Norton, sobre un grupo de hombres violentos que buscan destruir el sistema.

"Somos virulentamente anti-establishment, en particular estamos en contra de la clase política permanente", dijo Bannon al diario The Washington Post.

¿Quién es?

Nacido en Virginia en 1953, Bannon sirvió cuatro años en el ejército estadounidense antes de completar un máster en administración de empresas en la Universidad de Harvard.

Trabajó en el área de inversiones en la compañía financiera Goldman Sachs pero, a pesar de su éxito y dinero, se retiró del rubro para ingresar en uno diferente: producir películas.

Luego de estar un tiempo en Hollywood e invertir en filmes como Titus con Anthony Hopkins y series como Seinfeld, Bannon comenzó a producir documentales políticos independientes con una clara visión conservadora.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Bannon asumió como jefe de ejecutivo de la campaña de Trump en agosto de 2016.

Financió documentales sobre el expresidente republicano Ronald Reagan y la exgobernadora de Alaska Sarah Palin, así como sobre el movimiento ultraconservador Tea Party.

Fue durante estos años que Bannon conoció a Andrew Breitbart, un conservador incondicional y emprendedor de medios que quería crear un sitio de noticias online que desafiara lo que consideraba era un ambiente mediático dominado por las ideas liberales.

Con ese espíritu combativo nació Breitbart News, del cual Bannon se hizo cargo tras la muerte de su fundador.

¿Qué opinan de él?

La designación de Bannon en cargos de poder en la Casa Blancafue duramente criticada por los demócratas y por algunos republicanos.

"Es fácil ver por qué el Ku Klux Klan ve a Trump como su candidato cuando Trump nombra a uno de los difusores de los temas y retórica de los supremacistas blancos como su principal consejero", dijo en la campaña Adam Jentleson, vocero del senador demócrata Harry Reid.

También se pronunciaron en su contra distintas organizaciones de derechos civiles, como la Liga Anti Difamación (ADL, por sus siglas en inglés), que se opone al antisemitismo, y el Centro Legal para la Pobreza del Sur (SPLC, por sus siglas en inglés), que trabaja para terminar con los crímenes de odio.

SPLC llamó a Breitbart un "cabo suelto de ideologías de ultra derecha" con la "identidad blanca" como el centro de su mensaje.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Trump fue criticado duramente por su respuesta a los sucesos en Charlottesville.

El jefe ejecutivo de la ADL, Jonathan Greenblatt, describió a Bannon como "un hombre que presidió un sitio de ultraderecha" lleno de "desvergonzados nacionalistas blancos, antisemitas y racistas".

Los defensores de Bannon niegan que este sea racista o antisemita, y señalan que desde Breitbart News simplemente se han dedicado a informar del surgimiento de movimientos como el ultraderechista Alt-right, que sí tiene posiciones de ese tipo.

Según dicen, que informen sobre ello no significa que defiendan esas ideas.

Según Anthony Zurcher, corresponsal de la BBC en Washington, la salida de Bannon de la Casa Blanca no obedece a ninguna diferencia ideológica importante entre él y Trump.

Sin embargo, algunos analistas consideran que sin Bannon en el gobierno podría erosionarse el apoyo del mandatario en la extrema derecha.

Mientras tanto, en Breitbart celebraron el retorno de su antiguo jefe como un paso hacia adelante.

"El ritmo de expansión global de Breitbart se acelerará con Steve de vuelta", dijo en un declaración Larry Solov, director ejecutivo de la publicación.

"El cielo es el límite" agregó.

*Esta nota fue publicada originalmente el 15 de noviembre de 2016 y actualizada el18 de agosto de 2017 luego de que se informó sobre la salida de Bannon de la Casa Blanca.

Contenido relacionado