Estados Unidos: el vicepresidente Mike Pence rompe el empate en una histórica votación para confirmar a Betsy DeVos como secretaria de Educación de Donald Trump

Betsy DeVos Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption DeVos tiene 59 años y en el pasado ha sido presidenta del Partido Republicano en el estado de Michigan.

Con un voto de diferencia, el Senado de EE.UU. confirmó este martes a Betsy DeVos como secretaria de Educación del gobierno de Donald Trump, en una de las votaciones más cerradas de la historia reciente para aprobar a un miembro del gabinete presidencial.

El vicepresidente Mike Pence usó su facultad de presidente del Senado para emitir su sufragio, el cual rompió el empate a 50 que había entre aquellos que votaron a favor y en contra de la multimillonaria.

Los 48 senadores demócratas se habían pronunciado en contra de la nominación de DeVos, a los que se habían sumado dos legisladores republicanos.

Esta ha sido la primera vez en la historia que un vicepresidente ha debido hacer uso de su voto para acabar con un empate y confirmar a un miembro del gabinete en su cargo.

"Aprecio la diligencia del Senado y me siento honrada de servir como secretaria de Educación. Vamos a mejorar las opciones y resultados para todos los estudiantes de Estados Unidos", dijo DeVos tras su confirmación.

Detractores y defensores

Multimillonaria y conservadora, DeVos fue presidenta del Partido Republicano en su nativo Michigan.

Su esposo, Dick, es heredero de la fortuna de Amway, una empresa de ventas directas o márketing multinivel.

Su hermano, Erik Prince, fue fundador de la controvertida firma de seguridad Blackwater (ahora llamada Academi), involucrada en la muerte de 17 civiles iraquíes en 2007 y por las que cuatro de sus empleados fueron condenados a prisión.

DeVos ha sido una férrea defensora durante décadas de desvincular al gobierno en la educación de los niños.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption El vicepresidente Michael Pence usó su voto como presidente del Senado, la primera vez que ocurre para confirmar a un secretario del gobierno federal.

Por ese y otros motivos, se enfrentó a las críticas y cuestionamientos del comité del Senado que realizó su audiencia de confirmación hace unos días.

Algunos senadores manifestaron su preocupación por el hecho de que DeVos nunca ha asistido, trabajado ni enseñado en una institución de educación pública.

Otros cuestionaron las recaudaciones de millones de dólares que ha hecho en el estado de Michigan para aumentar el número de escuelas administradas por compañías privadas.

También surgieron dudas sobre un posible conflicto de interés, ya que su familia ha donado decenas de millones al Partido Republicano, según admitió la misma DeVos.

Pero quienes la apoyan sostienen que es la persona indicada para reformar un sistema educativo que consideran hoy en día "carece de buena calidad".

El mismo presidente Trump la describió como una "apasionada activista de la educación" que "acabará con la burocracia (de Washington) que está reteniendo a nuestros hijos".

Escuelas "charter"

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Trump describió a DeVos como una "apasionada activista de la educación".

Desde Michigan, la republicana de 59 años ha defendido privatizar la educación mediante el esquema de cupones, a través de los cuales el gobierno les paga a las familias de forma individual para que inscriban a sus hijos en escuelas de gestión privadas.

También ha sido activista de las escuelas "charter", que reciben fondos públicos pero son establecidas por maestros, padres o grupos comunitarios fuera del sistema público educativo estatal y en algunos casos tienen dueños privados.

En su discurso ante el Senado, dijo que la respuesta a una mejor enseñanza escolar "es el control local y escuchar a los padres, estudiantes y maestros".

DeVos y su esposo han tenido un rol clave en el hecho de que Michigan cuente con un 80% de escuelas "charter" administradas por compañías privadas, según reportó el portal especializado en educación Chalkbeat.

Para los críticos de DeVos, estas escuelas a menudo no están bien reguladas y en ocasiones tienen ganancias excesivas.

Contenido relacionado