Condenan a soldado israelí a 18 meses de cárcel por matar a un atacante palestino herido e inmóvil

El soldado israelí Elor Azaria con su familia Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption La corte descartó el argumento del sargento Elor Azaria de que pensaba que la víctima seguía presentando una amenaza.

Un soldado israelí que mató a un atacante palestino herido y que yacía inmóvil en el suelo, fue condenado a 18 meses en prisión.

El sargento Elor Azaria fue declarado culpable de homicidio en un caso que ha dividido a la opinión pública de Israel por el uso de las fuerza de los cuerpos de seguridad.

Azaria mató a tiros a Abdul Fatah al Sharif, de 21 años, en Hebrón, Cisjordania, en marzo pasado.

El soldado le dijo a un colega que Sharif, que había apuñalado a otro soldado, "merecía morir".

Las autoridades militares condenaron sus acciones, pero otros lo han elogiado.

El caso ha desatado un debate en Israel sobre cuándo y cómo los soldados están autorizados a usar la fuerza letal contra los atacantes.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El caso ha dividido a la opinión pública de Israel.

El tiroteo ocurrió en medio de una ola de ataques perpetrados por palestinos que resultaron en 29 israelíes muertos durante los cinco meses anteriores.

El crimen conlleva una sentencia de hasta 20 años en prisión, pero la fiscalía había pedido que Azaria fuera encarcelado por entre tres y cinco años.

"Una broma"

El padre de Sharif, Yusri, expresó indignación por la sentencia.

"Un año y medio es una broma, se están riendo en nuestra cara", le dijo al website de noticias israelí, YNet.

"Mi hijo no es un animal. Si lanzas una piedra te sentencian a dos años, pero el soldado asesinó y sólo recibió un año y medio", agregó.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Elor Azaria fue condenado a 18 meses en prisión y también fue degradado de sargento a soldado raso.

Azaria, que también será degradado, estaba sentado sonriendo abiertamente, abrazado por su madre, cuando la sentencia fue anunciada, informa el corresponsal de la BBC Jonny Dymond, quien estuvo en el juicio.

La jueza, Maya Heller, indicó que el crimen fue mitigado por el hecho de que ésta era la primera condena del soldado, porque había ocurrido en un escenario militar activo y porque no hubo órdenes claras sobre cómo se suponía que debía actuar.

La jueza subrayó que Azaria no había mostrado ningún remordimiento por lo que había hecho.

Decenas de manifestantes de derecha se reunieron frente a la sede del ministerio de Defensa, en Tel Aviv, donde se llevó a cabo la audiencia de la corte militar.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La escena, tomada de un video, muestra a Azaria apuntando el arma contra Abdul Fatah al Sharif.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, declaró que apoyaría cualquier decisión para perdonar a Azaria.

El asesinato recibió extensa cobertura en el país después de que un video del hecho, filmado en un teléfono móvil, fue mostrado en noticieros israelíes.

En éste se ve a Azaria apuntando su arma y disparando a la cabeza de Sharif, quien yace en el suelo aparentemente incapacitado después de que se le disparó tras el ataque con un cuchillo.

La corte que condenó a Azaria descartó su argumento de que había actuado con temor de que Sharif llevara un chaleco con explosivos.

Después del incidente, las autoridades militares y el primer ministro fueron condenados por grupos de derecha, incluidos miembros del gabinete de Netanyahu, por criticar las acciones de Azaria.

Posteriormente Netanyahu telefoneó al padre de Azaria para ofrecerle apoyo.

Contenido relacionado