El misterio de la familia que desapareció en Francia dejando como único rastro manchas de sangre

La familia Troadec Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Imágenes de Pascal, Brigitte, Sebastien y Charlotte.

¿Puede una familia entera desparecer dejando como único rastro manchas de sangre?

Esto se preguntan por estas horas los agentes de la policía francesa que han abierto una investigación por la misteriosa desaparición de los Troadec: padre, madre, hijo e hija.

Desde mediados de febrero nada se sabe de Pascal y Brigitte Troadec, ambos por los 50 años, ni de sus hijos Sebastien, de 21, y Charlotte, de 18.

No se han registrado actividades bancarias ni llamados de teléfono desde sus celulares.

La última vez que se los vio fue el 16 de febrero.

La hermana de Brigitte informó a la policía sobre su desaparición.

La única pista son manchas de sangre en la casa familiar, ubicada cerca de Nantes, cuyo ADN coincide con tres de ellos.

Lo otros son rumores, informes sobre la depresión que sufrió una vez el padre y problemas psicológicos del hijo.

Casa paralizada

El fiscal del caso, Pierre Sennes, informó que los investigadores encontraron las manchas de sangre en el teléfono de Sebastien y en el reloj de Brigitte.

También en las escaleras de la casa de dos pisos.

Según Sennes, parecía que como si alguien hubiese intentado borrarlos de la faz de la Tierra.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La casa de la familia Troadec quedó congelada en el tiempo.

Las camas estaban sin sábanas, algunas de ellas yacían en el secador y en la lavadora aún había ropa húmeda.

Restos de comida se echaban a perder en el refrigerador.

"Es como si la casa se hubiese congelado en el tiempo", concluyó Sennes.

Sebastien

Los dos autos de la familia seguían en el estacionamiento en frente de la casa pero los investigadores no encuentran aún el carro de Sebastien.

El hijo había sido condenado a realizar trabajo comunitario en 2013, cuando aún era menor, por escribir amenazas de muerte en su blog, informó la Fiscalía.

El diario francés Le Monde publicó que en el pasado Sebastien había subido las siguientes frases a un foro de internet de videojuegos: "¿Qué odio más? Mi reflejo" y "¿Qué me pone triste? Mi vida".

En Twitter uno de sus post decía "Si alguien realmente supiera qué hay en mi mente, pensaría que estoy loco y no tengo moral".

La investigación abierta por las autoridades explora diferentes delitos, desde secuestro, confinamiento ilegal hasta asesinato.

Contenido relacionado