Departamento de Justicia revela que Jeff Sessions, el nuevo fiscal general de Estados Unidos, mantuvo conversaciones con el embajador de Rusia durante la campaña

Jeff Sessions. Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Sessions mantuvo dos encuentros con el embajador de Rusia.

Las relaciones con Rusia siguen causando ruido en el nuevo gobierno de Estados Unidos, presidido por Donald Trump.

El departamento de Justicia confirmó este miércoles que el nuevo fiscal general, Jeff Sessions, mantuvo conversaciones con el embajador de Rusia en Washington, Sergey Kislyak, durante la pasada campaña presidencial.

Y el fiscal general respondió a la noticia afirmando: "Nunca me reuní con ningún funcionario ruso para discutir asuntos de la campaña".

De acuerdo con la información, Sessions se reunió en dos ocasiones con el funcionario ruso, en julio y septiembre.

El primer encuentro se produjo en el marco de un encuentro en el que participaban varios embajadores. En el segundo participó en su condición de miembro del comité de Servicios Armados del Senado.

No lo mencionó en el Senado

The Washington Post informó que este último fue una reunión privada ocurrida en la oficina de Sessions en el Senado en septiembre, cuando según funcionarios de inteligencia de Estados Unidos la supuesta campaña de hackeo de Rusia contra las elecciones estadounidenses estaba en su momento más intenso.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Sessions dijo ante el Senado que no tuvo comunicación con los rusos durante la campaña.

Sessions no habló de los encuentros cuando fue interrogado por el Senado antes de su confirmación como fiscal general, pese a que en una audiencia le preguntaron sobre lo que haría si supiera de alguna evidencia de que alguien de la campaña de Trump se comunicó con el gobierno de Rusia durante la campaña.

"No tengo conocimiento de ninguna de esas actividades", dijo Sessions.

"He sido llamado como sustituto en una o dos ocasiones en esa campaña y no tuve comunicación con los rusos", agregó.

Sara Isgur Flores, portavoz del Departamento de Justicia, "no hubo absolutamente nada engañoso en sus respuestas".

Sin embargo, la líder del Partido Demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, pidió la renuncia de Sessions, tras hacerse pública la noticia de que él no había notificado al Senado sobre sus reuniones con el embajador ruso.

Pelosi lo acusó de haber mentido al Congreso estando bajo juramento y de no cumplir con las condiciones para servir como funcionario judicial.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Michael Flynn (segundo a la izquierda) fue fotografiado cenando con Vladimir Putin (segundo a la derecha) en diciembre de 2015.

La revelación sobre las conversaciones entre Sessions y Kislyak se produce luego de que el mes pasado el consejero de Seguridad Nacional, Michael Flynn, fue despedido por no haber informado de forma adecuada a la Casa Blanca acerca de sus conversaciones con el funcionario ruso durante la etapa de transición.

El FBI y el comité de Inteligencia del senado indagan sobre las acusaciones sobre la supuesta interferencia de Rusia en las elecciones estadounidenses.

Por su parte, el panel de Inteligencia de la Cámara de Representantes anunció que indagará sobre los contactos entre la campaña presidencial de Trump y Moscú.

Dudas pendientes

La CIA y otras agencias de inteligencia han señalado que el gobierno del presidente de Rusia, Vladimir Putin, realizó un esfuerzo concertado con miras a favorecer la elección de Trump y desacreditar a su rival demócrata, Hillary Clinton.

Sin embargo, queda sin responder una pregunta clave: cuánto sabía la campaña de Trump sobre esto.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Las dudas sobre los posibles vínculos con el gobierno de Putin han perseguido al equipo de Trump.

El actual mandatario estadounidense y su equipo han negado reiteradamente haber tenido conocimiento de que algún miembro de la campaña haya tenido contacto con funcionarios rusos.

Este miércoles, el comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes anunció que ampliará su investigación sobre el tema.

El jefe de ese comité, el republicano Devin Nunes, y el congresista demócrata Adam Schiff acordaron la investigación para buscar respuesta a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles ciberactividades de Rusia y qué otro tipo de medidas fueron dirigidas contra de Estados Unidos y sus aliados?
  • ¿Incluían las actividades rusas la existencia de vínculos entre Moscú e individuos asociados con campañas políticas o con personajes estadounidenses?
  • ¿Cuál fue la respuesta del gobierno de EE.UU. a estas actividades por parte de Rusia y qué debe hacer Estados Unidos para protegerse y proteger a sus aliados en el futuro?
  • ¿Qué posibles filtraciones de información clasificada ocurrió en relación con la evaluación de la comunidad de inteligencia sobre estos asuntos?

Hasta ahora, los congresistas republicanos se habían negado a acceder a las propuestas de los demócratas para realizar esta investigación.

Las cosas parecen estar cambiando.

Según informó la agencia AP, los abogados de la Casa Blanca ordenaron al equipo del presidente Trump a conservar materiales que podrían estar relacionados con la interferencia de Rusia en la elección presidencial de noviembre.

Temas relacionados

Contenido relacionado